Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-08-2010

El crecimiento no lo es todo

Juan Francisco Martn Seco
Pblico


Ha sido recientemente noticia que el Producto Interior Bruto (PIB) de China ha sobrepasado al de Japn, arrebatndole de ese modo el ttulo de segunda potencia econmica mundial. Regirse exclusivamente por el crecimiento del PIB para medir la prosperidad econmica de un pas es cometer un craso error. Se suele dar por supuesto que el crecimiento siempre es bueno y que, adems, repercutir en mayor o menor medida en todos los ciudadanos.

La crisis que en estos momentos est atravesando Espaa es un buen ejemplo de lo contrario. Aproximadamente durante 12 aos, nuestro pas ha presentado altas tasas de crecimiento, de manera que se hablaba del milagro espaol; pues bien, ese milagro est deviniendo en catstrofe. En primer lugar, esas tasas de crecimiento se lograron con un fuerte incremento de la poblacin, con lo que la renta media, an cuando creci, no lo hizo al mismo ritmo que el PIB; a lo que hay que aadir que la distribucin de la renta evolucion a favor del excedente empresarial y en contra de los salarios, de tal forma que estos apenas han mantenido el poder adquisitivo. Pero es que, adems, el crecimiento de estos aos se ha conseguido a base de generar enormes desequilibrios que se estn pagando muy caros desde 2007. Aquel crecimiento, al que se dedicaban entusiastas parabienes, ha ocasionado graves daos a la mayora de la poblacin, ya que no se beneficiaron de l en su momento y les est generando considerables perjuicios en la actualidad.

China puede haberse convertido en la segunda potencia econmica mundial; pero cuando ponemos en relacin su PIB con la poblacin, nos encontramos con que la renta per cpita es diez veces inferior a la de Japn, que ocupa el puesto 103 en la clasificacin internacional entre Angola y El Salvador y, lo que es peor, que ser uno de los pases en los que la que desigualdad sea mayor y las condiciones laborales y sociales ms penosas. Todo ello con un rgimen comunista que mantiene en lo poltico una dictadura de hierro. Por otra parte, su crecimiento, basado en aumentar las exportaciones mediante un tipo de cambio irreal, unas condiciones laborales infrahumanas y en limitar las importaciones y el consumo, no puede perdurar indefinidamente. Cul es el motivo de que se hable de China con tanta admiracin? No ser que es el modelo econmico al que quieren que converjamos?

Fuente: http://blogs.publico.es/delconsejoeditorial/749/el-crecimiento-no-lo-es-todo/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter