Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-09-2010

El Defensor del Pueblo aprecia ausencia generalizada de servicios de asistencia social.
Determinan vulneracin de derechos bsicos en crceles para inmigrantes en Espaa

Librenet


En una carta emitida el pasado mes de julio, el Defensor del Pueblo afirma haber realizado varias visitas a los distintos Centros de Internamiento para Extranjeros (CIEs) que existen en el Estado espaol.

Los CIEs, que se encuentran en Madrid, Barcelona, Valencia, Mlaga, Algeciras, Tenerife, Fuerteventura, Murcia y Gran Canaria, son crceles donde se mantiene privados de libertad a inmigrantes por no poseer el permiso de trabajo y residencia.

La Ley de Extranjera espaola contempla como infraccin grave el hecho de estar indocumentado dentro de territorio espaol. Por ello, segn esta ley, un inmigrante que no dispone de los papeles en regla puede ser encarcelado en un CIE y posteriormente expulsado del pas.

Asociaciones de inmigrantes, vecinos y movimientos sociales llevan denunciando desde hace tiempo el carcter racista y discriminatorio de la Ley de Extranjera, al considerar que se trata de un documento elaborado especficamente para perseguir y castigar a un determinado colectivo de la sociedad.

Paralelamente, las denuncias tambin se centran en la vulneracin de los derechos bsicos de las personas presas en los CIEs.

Tras la visita a los respectivos centros de internamiento del Estado espaol, el Defensor del Pueblo, extrae una serie de conclusiones.

Se determina que en dichos centros existe un excesivo control policial que incluso priva a los internos de un tiempo determinado para poder deambular con libertad por el mismo recinto.

En algunos centros, se afirma, es frecuente la sobreocupacin de internos. Este hecho empeora las condiciones sanitarias de los internos.

El Defensor advierte tambin que no existen mecanismos efectivos de control de la actuacin policial dentro de los centros y se comprueban carencias en el sistema de video-vigilancia.

Otra de las carencias que se aprecia es la ausencia generalizada de servicios de asistencia social.

Finalmente, el informe concluye afirmando que no existen criterios uniformes que determinen el ingreso en el centro y tampoco se establecen los lmites de la privacin de libertad, que en la mayora de casos se encuentran sujetos al criterio personal del director del CIE.

Fuente: http://www.librered.net/wordpress/?p=4421



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter