Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-02-2005

Lo que queda de 60 aos de peronismo

Osvaldo Bayer
Brecha


El peronismo nos estuvo golpeando la puerta toda la vida. En mi caso, que siempre me encontr en la oposicin, se meti en mi profesin, en mi estudio, en mi vida familiar, en mis sueos, una y otra vez, hasta ahora, en la puerta de cumplir los 80 aos.

Hay que decir que la niez y la primera adolescencia las pas bajo la llamada dcada infame, aquella del "fraude patritico". Palabra del genio argentino.

Hoy, despus de 60 aos de peronismo, uno quisiera debatir lo vivido. Imposible. Los intelectuales peronistas son absolutos estalinistas que descargan la palabra "gorila" a todo aquel que exprese la menor duda sobre el lder. Y ya no se puede volver a la discusin, ni siquiera a la conversacin poltica.

La matanza de Ezeiza cometida por la derecha peronista contra la izquierda peronista no puede ser objeto de interpretacin porque fue un crimen basado en la traicin. Est all para siempre el rostro de los jvenes peronistas de izquierda asesinados por la derecha peronista que no quera ninguna revolucin; es ms, quera mantener el poder al lado del general, que acababa de volver de la Espaa de Franco. Pern no inici ninguna investigacin sobre la matanza de esa izquierda, y esa izquierda no hizo ningn reproche al general, prefiri interpretar que a Pern lo haban rodeado y le mentan. Es decir, Pern era inclume a las traiciones o a las preferencias o las tendencias. Pern segua siendo la revolucin.

Sin embargo Pern sigui su lnea: pas a retiro a Cmpora y nombr presidente de la nacin al yerno de Lpez Rega, Lastiri, un hombre sin ninguna cualidad ni capacidad poltica. (Se estableci una severa censura en libros y cine. A este presidente le debo el decreto de prohibicin de mi primer libro: el Severino di Giovanni). Ms tarde Pern, ya en la presidencia, formar un gabinete de derecha con Lpez Rega como ministro. Est todo dicho. Poco despus vendra la expulsin de Montoneros de la Plaza de Mayo. La temprana muerte de Pern llevar al gobierno peronista a gobernar con la extrema derecha y con un plan econmico (el Rodrigazo, que nada tendr que ver con ningn aspecto del socialismo, todo lo contrario) y una represin de tipo nazi con las tres A, la Alianza Anticomunista Argentina, dirigida por Lpez Rega. (Ah fueron prohibidos el filme La Patagonia rebelde, basado en mi investigacin, y mi libro Los anarquistas expropiadores, valga slo como detalle al margen de un fresco pintado por todos, que iba a ensangrentar la Repblica.)

Todo esto ser la debacle del peronismo oficial que terminar con la dictadura militar de Videla, contra la cual el peronismo gobernante no ensay ninguna defensa ni resistencia. (De la misma manera que, en aquel setiembre, Pern no dispuso ninguna defensa contra el golpe gorila donde estaban los tenebrosos Aramburu -el de la Operacin Masacre- y el almirante Rojas.)

Despus de los aos de la desaparicin de personas y del gobierno de Alfonsn, surgir nuevamente el peronismo, esta vez con Menem, que ser la anttesis de todo lo que proclam el peronismo en su historia. Un liberalismo econmico absoluto que llevar a la destruccin de la industria nacional y de las empresas nacionales de servicio. El peronismo, que no fue capaz de desautorizar al menemismo, dej la impresin final de que vala para todo.

Tras un nuevo fracaso del radicalismo, esta vez con De la Ra, la voz de la gente en la calle trajo la nica verdad y el nico futuro del pas: que se vayan todos. Pero entre radicales y peronistas no vale tanto la ideologa como el poder. Unidos eligieron a Duhalde que luego convoc a la nica salida que les quedaba: nuevas elecciones, de las que surgi un desconocido para las masas populares, Nstor Kirchner.

En sntesis, Argentina fue gobernada desde 1916 por slo dos partidos -el radical y el peronista- y por 14 dictaduras militares.

Argentina no tiene ningn Allende. Los dos mximos representantes de esos partidos, Yrigoyen y Pern, huyeron en forma pattica. Los 14 generales que tomaron la Casa Rosada entraron como en su casa.

Bien: ya basta. Los dos partidos polticos tuvieron todas las oportunidades y un fin previsible.

Pero ahora, Kirchner. Otra de las mil formas de presentacin del peronismo? A poco de instalarse el nuevo gobierno escrib: "El presidente Kirchner, para ejercer un gobierno libre e independiente, tendra que irse del peronismo y fundar un nuevo movimiento nacional y popular".

Por qu? Porque tiene que independizarse de las ligas partidarias, para no decir mafias, de los intereses creados, de las clientelas.

A las estadsticas de la pobreza y de la miseria como resultado final se agrega, simblicamente, la estatua ms grande en el centro de la capital: la del genocida Roca, que se qued con las tierras de las amplias pampas argentinas. El radicalismo lo respet, Pern tambin. Y ah quedaron los 50 monumentos en su memoria y las 150 calles Roca en todo el pas. Es la Argentina de hoy.

Que no se parece a la nica democracia real, donde todos pueden comer y tener trabajo en libertad. Y donde no se adora a quien da limosnas.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter