Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-09-2010

Medio millar de nios belgas fueron violados por curas

Daniel Basteiro
Pblico

Un informe revela que 13 de las vctimas se suicidaron. Todos los crmenes quedan impunes


No fueron casos aislados. Tampoco era una campaa de desprestigio en Blgica contra la Iglesia catlica -que, adems, estaba al corriente-. La comisin de investigacin nombrada por los obispos belgas para aliviar el sufrimiento de las vctimas de abusos sexuales por parte de sacerdotes present ayer unas conclusiones que han sacudido al pas. Un total de 507 casos de abusos han sido documentados a travs de testimonios voluntarios y en primera persona que relatan extensamente "sexo anal, oral, vaginal y otras barbaridades" entre la dcada de 1960 y la de 1980, segn el informe de la comisin (pdf), dirigida por el psiquiatra Peter Adriaenssens.

Para 13 de las vctimas, el sufrimiento desemboc en suicidio. Otros seis lo intentaron. La mayora de "los supervivientes", como los llama Adriaenssens, carga an con las consecuencias de unos crmenes que quedarn sin castigo, ya que los delitos han prescrito, adems de que la mitad de los culpables ha muerto.

El perfil tipo de los abusados era el de un nio de entre 10 y 15 aos, pero tambin aparecen un centenar de nias -que solan sufrir los abusos ms tarde- y vctimas de slo dos aos. A menudo, los abusos se producan en internados o en las residencias de los religiosos. Los chicos no se lo contaban a sus padres "por el enorme poder de los sacerdotes y la libertad de la que gozaban".

El detonante de las denuncias

Los casos recogidos por la comisin se multiplican en torno a dos meses, de abril a junio de este ao. La mitad de las denuncias se recibieron en la semana de abril, cuando el obispo de Brujas, Roger Vangheluwe, fue depuesto tras reconocer que haba abusado de su sobrino.

"No era una nia, tena 17 aos cuando los abusos comenzaron", recuerda una de las denunciantes. "Confi en l y no lo vi venir. Las caricias se convirtieron en un acto sexual el da 30 de junio", relata. "Me deca que era preferible aprender dulcemente con l. A veces me dejaba hacer, otras no. Entonces se enfadaba", asegura.

"Cuatro aos en psicoterapia me han enseado que todo lo que nos callamos nos mata. Tuve enormes depresiones y una tentativa de suicidio . Desde hace tres semanas me pregunto lo mismo: Tengo derecho a quejarme...?'. No pido nada. Quiero simplemente que ustedes lo sepan", cuenta otro testimonio.

Para Adriaenssens estos casos son slo un aperitivo. Los trabajos de su grupo de expertos se vieron interrumpidos cuando la Justicia belga requis en junio todo su material, que incluye cientos de direcciones, nombres y apellidos. De hecho, los testimonios son muchas veces incompletos, se cien al norte del pas, donde estall la polmica del obispo de Brujas, y slo relatan abusos producidos hace ms de 20 aos. "Todas las escuelas, sobre todo internados, conocieron los abusos en algn momento dado, todos los obispados tuvieron que lidiar con este problema", aade.

Los obispos, escandalizados

La publicacin del informe ha escandalizado a los propios obispos, que en la mayora de los casos se desvinculan de los hechos por su antigedad, al tiempo que exigen transparencia y la actuacin de la Justicia. Sin embargo, los testimonios de las vctimas confirman que, ante los abusos revelados, los obispos responsables miraron para otro lado.

"Consult con X y me aconsej hablar con el obispo. Tengo un problema con uno de sus sacerdotes'. Respondi: Deja de mirarlo y te dejar tranquila'. No tuve ni ocasin de explicar mi problema", relata una vctima en el informe, plagado de equis que ocultan el nombre de sacerdotes que nunca pagarn por sus pecados.

Fuente: http://www.publico.es/internacional/336012/iglesia/belga/acusada/violaciones/ninos



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter