Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-09-2010

Imaginando un escenario inverosmil
Sobre las conversaciones de paz

Gilad Atzmon
www.gilad.co.uk

Traducido para Rebelin por LB.


Ni que decir tiene que no abrigo excesivas esperanzas con respecto al resultado de las actuales "conversaciones de paz. Como ya he dicho en numerosas ocasiones, a los israeles no les interesa la paz, ya que no alcanzan a comprender lo que representa o significa ese concepto. Para los israeles, y para la mayora de los judos, Shalom, la palabra hebrea para decir paz, significa seguridad para los judos". Por lo tanto, Shalom no tiene nada que ver con reconciliacin o con convivir con otros. Shalom es un concepto judeocntrico que transmite la idea de esperanza a un solo pueblo. El conflicto palestino-israel nunca podr ser resuelto mediante una iniciativa shalom. La funcin de Shalom es dividir la tierra y separar al pueblo: negar a los palestinos sus derechos elementales, como el derecho al retorno.

Pero supongamos por un segundo que estoy completamente equivocado en mi interpretacin de los israeles y en su comprensin poltica y cultural. Consideremos entonces un escenario imaginario en el cual un primer ministro israel se despierta una soleada maana con la inslita determinacin de alcanzar la paz verdadera. Digamos que en las primeras horas de la madrugada la sabidura se apodera de l o ella. l o ella se da cuenta de que Israel es en realidad Palestina: se extiende sobre la Palestina histrica a expensas del pueblo palestino, de sus medios de vida y de su historia. l o ella comprende que los palestinos son la poblacin indgena del pas y que los cohetes que disparan de vez en cuando no son sino cartas de amor a sus pueblos, huertos, viedos y campos robados.

Nuestro imaginario primer ministro israel se da cuenta de que el llamado conflicto palestino-israel puede resolverse en 25 minutos una vez que los dos pueblos decidan vivir juntos. Siguiendo la tradicin unilateral israel, el mismo da a las 14:00 horas se convoca una rueda de prensa televisada. Imbuido de un espritu de verdadera justicia, el Primer Ministro anuncia al mundo y a su pueblo que "Israel es consciente de sus circunstancias particulares y de su responsabilidad crucial para la paz mundial. Israel hace un llamamiento al pueblo palestino para que regrese a su hogar. El Estado judo se convertir en un Estado de sus ciudadanos en el que todas las personas gozarn de plena igualdad de derechos".

Aunque sorprendidos por la repentina iniciativa israel, los analistas polticos de todo el mundo rpidamente comprenden que, dado que Israel es el representante de la judera mundial, esa sencilla iniciativa pacfica no solamente resolver el conflicto de Oriente Medio sino que tambin pondr fin a dos milenios de mutuos recelos y resentimiento entre cristianos y judos. Algunos acadmicos, idelogos y polticos israeles de derechas se adhieren a la revolucionaria iniciativa y declaran que ese heroico acto unilateral israel podra constituir la nica, total y satisfactoria realizacin global del sueo sionista, ya que no solo los judos habrn regresado a su supuesto hogar histrico, sino que tambin habrn logrado, por fin, amar a sus vecinos y ser amados por ellos.

Por mucho que esta idea sea emocionante y excitante, no hay esperanza de que ocurra, pues Israel es el Estado judo y la judeidad es una ideologa tribal basada en la nocin de exclusividad, excepcionalidad, supremaca racial, y en una profunda inclinacin congnita hacia la segregacin.

Para que Israel y los israeles puedan llegar a ser un pueblo como los dems debe eliminarse previamente todo vestigio de superioridad ideolgica juda. Para que el Estado judo pueda dirigir una iniciativa de paz Israel debe ser de-sionizado, debe dejar de ser el Estado judo. Del mismo modo, para que un imaginario primer ministro israel consiga la paz, previamente l o ella debe ser de-sionizado.

Hoy por hoy, en su actual situacin ideolgica Israel es categricamente incapaz de conducir la regin a la reconciliacin. Le faltan los ingredientes necesarios para pensar en trminos de armona y reconciliacin.

El nico pueblo capaz de lograr la paz es el pueblo palestino, pues Palestina, contra todo pronstico y a pesar del sufrimiento sin fin, de la humillacin y de la opresin total, sigue siendo una sociedad ecumnica regida por principios ticos.

Fuente: http://www.gilad.co.uk/writings/gilad-atzmon-apropos-peace-talks.html

rCR



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter