Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-09-2010

Otro aniversario del diario mexicano La Jornada
26 aos

Editorial de La Jornada
La Jornada


El 19 de septiembre de 1984 circularon los primeros ejemplares de La Jornada. Para bien y para mal, de entonces a la fecha han cambiado muchas cosas en Mxico y en el mundo. Este proyecto editorial surgi para incidir, desde el quehacer periodstico, en una realidad nacional cerrada, inercial, excluyente y sofocante en la que ya se prefiguraban, como peligros, lo que hoy son tragedias para el pas y sus habitantes: la prdida de soberana nacional, la profundizacin de las desigualdades sociales, la descomposicin institucional, la dislocacin econmica, social y demogrfica del agro, el divorcio entre la sociedad y sus representaciones polticas formales y la abdicacin del Estado a algunas de sus responsabilidades constitucionales ms bsicas. En tal circunstancia, un grupo plural compuesto por informadores, acadmicos, artistas y dirigentes polticos y sociales convoc a la ciudadana a participar en la construccin de un diario que diera cuenta de los aspectos del acontecer nacional que no aparecan en el conjunto de los medios, que informara con puntualidad y veracidad, sin buscar propsitos polticos inconfesables o de lucro, y que diera voz a quienes carecan de ella.

La conviccin de los convocantes, la solidaridad de diversos sectores sociales y de la comunidad artstica, encabezada por Rufino Tamayo y Francisco Toledo, as como el entusiasmo de los trabajadores, hizo posible un suceso inslito: la fundacin y la sobrevivencia de una institucin que prcticamente no tena capital, ni crdito, ni imprenta, ni local propios, ni mercado publicitario. A las duras condiciones en las que apareci el primer nmero de La Jornada se agreg la animadversin del poder pblico, de las cpulas empresariales y de las corporaciones sectoriales, por entonces todopoderosas.

Desde entonces, y a lo largo de nueve mil 375 ediciones, incluida la presente, este diario se ha consolidado como una opcin informativa fundamental para comprender los acontecimientos y los fenmenos que tienen lugar en Mxico, y como punto de referencia del pas para los lectores del extranjero. La Jornada ha buscado cubrir la evolucin poltica, econmica y social que ha tenido lugar en ese tiempo sin rehuir el posicionamiento editorial pero sin contaminar la informacin, ha procurado presentar los acontecimientos con la contextualizacin y el anlisis y, sobre todo, se ha mantenido fiel a la lnea establecida desde su fundacin, lo que significa, en ltima instancia, fidelidad a sus lectores y a la sociedad a la cual se debe.

La robusta y opresiva normalidad institucional que viva Mxico en 1984 se ha convertido, en 2010, en una delgada cscara que amenaza con fracturarse en cualquier momento. Impulsada por los postulados neoliberales mxima rentabilidad, supervivencia de los ms fuertes, sustitucin de la solidaridad por la competencia desenfrenada, transferencia masiva de propiedades y atribuciones de la autoridad pblica a instancias privadas, depauperacin programada del grueso de la poblacin en beneficio de unos cuantos, la barbarie avanza en forma perceptible en detrimento de la civilizacin y de la convivencia.

Ante semejante involucin, los valores fundacionales de este diario no slo no resultan desfasados sino que son ms actuales y necesarios que nunca: pugnar por una informacin independiente de los poderes polticos y econmicos; preconizar el respeto a la legalidad vigente respeto al cual tendran que atenerse, en primer lugar, las propias autoridades; abogar por la restitucin de los filones de soberana perdidos soberana poltica y diplomtica, energtica, econmica, monetaria, alimentaria y militar; preservar los principios de separacin de poderes, Estado laico, federalismo, municipio libre y certidumbre de los procesos electorales; demandar una poltica econmica que no est al servicio de las corporaciones financieras e industriales sino, en primer lugar, de los intereses y necesidades de la poblacin; reclamar la observancia de los derechos humanos por las autoridades de todos los niveles y el combate a la impunidad; buscar la expansin, y no la contraccin, de las garantas individuales y de los derechos colectivos; propugnar la proteccin de sectores desprotegidos, agraviados o minoritarios: asalariados y campesinos, mujeres, indgenas, minoras sexuales y religiosas.

En la perspectiva oficial, enunciar la realidad suele tomarse como pecado de enorme pesimismo. En la lgica de la lnea editorial de La Jornada, en cambio, el reconocimiento y el recuento de las circunstancias adversas constituye un paso indispensable para salir de ellas, no para alentar la zozobra y la desesperanza. Este diario apost desde un principio por la inteligencia, el civismo y el sentido crtico de sus lectoras y lectores; ha comprobado, a lo largo de 26 aos, que tal clculo era correcto, y se congratula de haber conformado, con base en la confianza mutua, un acuerdo de largo plazo que hoy refrenda y agradece.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2010/09/19/index.php?section=edito



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter