Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-09-2010

Querido Labordeta, todo lo hecho queda con nosotros
An llueve por ti, Abuelo, bajo el sol de septiembre en Zrgz

Julio Castro
La Repblica Cultural


Llova mucho el viernes en Vic, de hecho caa una manta de agua que no par. Por la tarde recib un mensaje de mi amiga Carmen, en el que me deca El Abuelo hospitalizado. El final. Aguant un rato donde estaba, pero no tena la cabeza donde deba, as que al rato sal para centrarme en una sola cosa. Ha pasado por mucho en la vida, as que, Jos Antonio Labordeta ha cumplido con una etapa ms en este discurrir de nuestra biologa humana/animal, que en su caso, como no poda ser de otra manera, como tampoco fue fcil decidi afrontarla con su espritu de lucha caracterstico.

Sobre todo es eso, en conjunto se ha marchado un gran luchador, y el ltimo poltico decente que quedaba, el ltimo heredero de aquellos que ya murieron o fueron asesinados en su momento en este pas. Y se ha ido una gran persona que nadie podr reemplazar en nuestra sociedad. Porque el resto no se ha ido: no se ha ido el magnfico escritor de relatos, el viajero, el cantautor, ese gran poeta que, aorante y admirador de su hermano Miguel, nunca pudo ni quiso asumir su grandeza tambin en ello.

Grandeza de corazn, grandeza de sentimientos, grandeza personal

Me entero de la noticia del final volviendo a Madrid. En un rato, segn escribo esto, entrar en tierras maas y acabar de escribirle y recordarle en su Aragonia ser un trocito de homenaje a este Abuelo querido, que no sustituye al mo pero es uno adicional, al que admir desde pequeo y con el que pude compartir distintos momentos de mayor: viajes, conciertos, algunas charlas, alguna entrevista: y un gran aprendizaje siempre.

Veo por Internet que una de las fotos que le hice (y que la CHA puso en su pgina cuando se public hace unos aos con la entrevista correspondiente en el congreso de los diputados) es la que acompaa ahora muchas noticias que le recuerdan, as que es como inmortalizar un poquito ms a quien ahora nos deja en el recuerdo y la aoranza. Cuando la cosa se comenz a poner fea con ese cncer de prstata que se extenda, su desafo fue el de siempre: no me voy a dejar vencer. Y as ha sido, porque hasta el ltimo minuto ha estado en activo, en todos los frentes: el literario, el potico y el poltico. As que ha ido publicando libros con textos suyos, homenajes a Miguel, presentaciones, intervenciones de opinin en los medios. Cantar qued relegado ya en los ltimos tiempos, porque con la bombona de oxgeno es ms complicado: y me permito esta gracia, porque el humor peculiar de este hombre nunca falt. Recuerdo uno de los ltimos conciertos, en la sala Clamores, en que alguien le dijo que desde lejos, con los focos se le vea como con pelo, luego l explicaba que con el tratamiento le estaba saliendo donde antes haba desaparecido, y se rea enormemente de la situacin.

Nada en Labordeta ha sido trgico ni tremendista, en ocasiones nostlgico, pero casi todo ha sido bello y amigable.

No se dej doblegar jams en sus opiniones, en su trabajo, en su encomio por la transmisin de los valores humanos de una izquierda poltica desaparecida, que ahora se limita a algunos entornos del pueblo. Pero quiso comprender, como buen maestro, que la nica herramienta posible era la de la enseanza, la de transmitir conceptos con los correspondientes contenidos, con los smiles que hoy da, a travs de la televisin u otros medios, no llegan jams. Se empe en una labor a favor de la cultura, y con muchos consigui entroncar. El otro da me rea para mis adentros en Vic pensando en un joven grupo que, sin tener nada que ver, acometa la escena musical con el toque de golfera y reivindicacin que conjutaba al Abuelo con La Bullonera, todo esto antes de saber que Jos Antonio Labordeta ya no estaba, pero con esa satisfaccin de pensar que quienes ahora enfrentan unos espacios similares tienen una herencia grande que asumir, pero ser complicado que abarquen una gran parte de aquello que l alcanz.

A la pacotilla que queda al frente de las instituciones (y no me refiero a los fascistas, que esos como tales seguirn haciendo muy bien su despreciable papel), decirles que se marchen ya A la mierda! y que sirva de revulsivo para que nazca una nueva generacin de jvenes a los que la poltica les apasione por el mero hecho de la lucha por la igualdad y la defensa de los dems, que para lucrarse de por vida ya lo hacen muy bien otros sinvergenzas (banqueros, especuladores, grandes empresarios y otra gente de mal vivir), y no queremos ms de lo mismo.

Rojo como quedan pocos, republicano hasta la mdula, maestro de maestros, bueno porque s y mao porque de otra manera todo lo anterior junto sera difcil con conviccin y con razones. Fue un placer el viajecito contigo, Abuelo, las pocas charlas cercanas, la msica, la poesa, la literatura, desde siempre que puedo recordarte, con tu canto a la tierra en todas las formas posibles, hasta volver a ese tremendo poema que no repetir aqu, pero que ahora me es cercano: Te escribo Juan, hermano. Llovi el viernes sobre m en Vic, pero ahora, entrando en Zaragoza, an me llueve bajo el sol de septiembre.

Fuente: http://www.larepublicacultural.com/

rJV



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter