Portada :: Mentiras y medios :: Proyecto Censurado 2009/10
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-09-2010

Las 25 historias periodsticas ignoradas por los medios (II)
El Pentgono es el principal contaminador del planeta

Sara Flounders/Mickey Z/Julian Aguon y otros
International Action Center/Planet Green/Democracy Now!


El militarismo de Estados Unidos es responsable de la contaminacin ms notoria y extensa del planeta, pero esta informacin y la documentacin disponible han sido completamente ocultadas. A pesar de las pruebas, las organizaciones ambientales pasan largamente por alto el impacto al medio ambiente de la actividad militar de Estados Unidos, que tampoco fue foco en ninguna de las discusiones o restricciones propuestas en la reciente Conferencia de la ONU sobre el Cambio de Clima, en Copenhague. Este impacto incluye el uso desinhibido de combustibles fsiles, creacin masiva de gases de efecto invernadero y una gigantesca diseminacin de contaminantes radiactivos y qumicos en el aire, agua y suelo.

Las extensas operaciones militares globales de Estados Unidos (guerras, intervenciones y operaciones secretas, ms de 1.000 bases en todo el mundo y 6.000 instalaciones en Estados Unidos) estn exentas de lmites contra gases de efecto invernadero. En International Action Center, Sara Flounders escribi: En cualquier medida, el Pentgono es el usuario institucional ms grande de productos petrolferos y de energa en general. Pese a todo esto, el Pentgono tiene una exencin combinada en todos los acuerdos internacionales sobre el clima.

Mientras los informes oficiales de Estados Unidos reportan el uso militar de 320.000 barriles diarios de petrleo (50,9 millones de litros), sa cantidad no incluye el combustible consumido por los contratistas, o en instalaciones arrendadas o privadas, o en la produccin de armas. El aparato militar de Estados Unidos es el principal generador de dixido de carbono, un gas de efecto invernadero que la mayora de los cientficos creen culpable del cambio de clima. Steve Kretzmann, director de Cambio Internacional del Petrleo, inform que la guerra de Iraq fue responsable de por lo menos al equivalente a 141 millones de toneladas mtricas de dixido de carbono (MMTCO2e) desde marzo de 2003 a diciembre de 2007. () Esa guerra emiti ms del 60% que todos los pases. () Esta informacin no se encuentra fcilmente porque las emisiones militares en el extranjero estn exentas de los requisitos de informacin nacionales dispuestos por la ley de Estados Unidos y el Convenio Base de la ONU sobre Cambio de Clima.

Segn Barry Sanders, autor del libro The Green Zone; the Environmental Costs of Militarism (La zona verde, costos ambientales del militarismo), el asalto ms grande al ambiente, entre todos nosotros alrededor del globo, proviene de una sola agencia, las fuerzas armadas de Estados Unidos.

A travs de una larga historia de preparativos militares, acciones y guerras, el militarismo de Estados Unidos no ha sido sealado como responsable de los efectos de sus actividades sobre el ambiente, la gente o los animales. Durante las negociaciones de los Acuerdos de Kyoto, en diciembre de 1997, Estados Unidos exigi como condicin para su firma la exencin de lmites o reducciones para cualesquiera y todas sus operaciones militares por todo el mundo, incluyendo acciones con participacin de la ONU y la OTAN. Despus de lograr esta concesin, la administracin Bush rechaz firmar los acuerdos y el Congreso de Estados Unidos aprob una disposicin explcita que garantizaba al uso militar de Estados Unidos la exencin de cualquier reduccin o lmite de energa.

Los informes de la periodista ambiental Johanna Peace divulgaron que las actividades militares continuarn estando exentas por efecto de un decreto firmado por el presidente Barack Obama que pide reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero antes de 2020 a otras agencias federales. Peace asegur que los militares explican ms del 80% de la demanda energtica del gobierno federal. Tal como estn las cosas, el departamento de Defensa es el contaminador ms grande del mundo, produciendo desechos ms peligrosos que las cinco ms grandes compaas qumicas de Estados Unidos combinadas. Uranio empobrecido, petrleo, combustibles, pesticidas, agentes defoliantes como el Agent Orange, plomo y vastas cantidades de radiacin de armamento producido, probado y utilizado, son apenas algunos de los agentes contaminadores que el militarismo de Estados Unidos est introduciendo en el ambiente.

Algunos ejemplos clave:

- Uranio empobrecido: Decenas de millares de kilgramos de micro partculas radiactivas y de basura altamente txica contaminan el Oriente Medio, Asia Central y los Balcanes.

- Minas y bombas de dispersin fabricadas por Estados Unidos, regadas por extensas reas de frica, Asia, Amrica Latina y Oriente Medio, continan causando muerte y destruccin incluso mucho despus que han cesado las guerras.

- 35 aos despus de la guerra de Vietnam, la contaminacin de dioxina es 300 a 400 veces superior a los niveles seguros, dando por resultado defectos severos de nacimiento y cnceres en la tercera generacin.

- Las polticas militares y las guerras de Estados Unidos en Iraq han causado la desertificacin severa del 90% de la tierra, transformando a Iraq de exportador de alimentos a un pas que importa el 80% de su comida.

- En Estados Unidos, las bases militares coronan la lista de lugares ms contaminados, donde el perclorato y el tricloroetileno se filtraron al agua potable, acuferos y suelos.

- Las armas nucleares probadas en el sur-oeste de Estados Unidos y las Islas del Pacfico Sur han contaminado con radiacin millones de hectreas de tierra y agua, mientras tizones de uranio profanan las reservaciones de los indios Navajo.

- El Pentgono abandon criminalmente en sus bases alrededor del mundo barriles herrumbrados repletos de sustancias qumicas, solventes y millones de rondas de municin.

- Estados Unidos planea un enorme rearme militar, por 15 mil millones de dlares, en la isla Guam, en el Pacfico. El proyecto, que transformara a la isla de 50 km de largo en un eje importante para las operaciones militares de Estados Unidos en el Pacfico, se ha descrito como el rearme militar ms grande de la historia reciente y podra llevar tanta gente como 50.000 personas a esa minscula porcin de tierra. El abogado de derechos civiles Julian Aguon, de la etnia chamoru nativa de Guam, entrevistado por Democracy Now!, advirti que esta operacin militar traer a la isla consecuencias sociales y ambientales irreversibles. Como un territorio no incorporado, o colonia de Estados Unidos, la gente no tiene derecho a la autodeterminacin, ni posee ningn medio gubernamental como para oponerse a una ocupacin impopular y destructiva. Entre 1946 y 1958, Estados Unidos arroj ms de 60 armas nucleares sobre Islas Marshall. La cercana poblacin chamoru de Guam, que adems est en la direccin del viento, todava experimenta alarmantes tasas altas de cncer relacionado.

En la Colina del Capitolio [Congreso], la conversacin se ha restringido a si los esperados trabajos en la construccin militar deben otorgarse a estadounidenses del continente, a trabajadores extranjeros o a residentes de Guam. Pero raramente omos voces y preocupaciones sobre los indgenas de Guam (la etnia chamoru), que constituyen ms de un tercio de la poblacin de la isla. Entretanto, como si el mundo ya no estuviera bastante contaminado por el militarismo de Estados Unidos, un nuevo plan estratgico de cinco aos de la marina de guerra delinea la militarizacin del rtico para defender la seguridad nacional, riquezas submarinas potenciales y otros intereses martimos, anticipndose a que el ocano congelado se derrita y abra sus aguas hacia 2030. Este es un plan estratgico para las operaciones de ampliacin de la flota, desarrollo de recursos, investigacin, turismo, y posiblemente podra reformular de nuevo el transporte global. Mientras el plan propone asociaciones fuertes con otras naciones (Canad, Noruega, Dinamarca y Rusia, que tambin han hecho inversiones sustanciales en armamento militar apto para el rtico), es muy evidente que Estados Unidos planea aumentar su presencia militar y capacidad naval de combate. Adems del rearme naval previsto, Estados Unidos estacion en Anchorage, Alaska, 36 aviones de combate F-22 Raptor, que es el 20% de su flota de esos aparatos. Algunos tems de Accin del documento Mapa Itinerario rtico de la marina norteamericana incluyen:

- Evaluacin de la corriente y de la capacidad requerida para ejecutar guerra submarina, guerra expedicionaria, guerra relmpago y cooperacin de seguridad regional estratgica en el nivel del mar elevado.

- Determinar amenazas actuales y previstas ms peligrosas y ms probables en la regin rtica en 2010, 2015 y 2025.
- Focos de amenazas para la seguridad nacional de Estados Unidos, aunque tambin pueden considerarse las amenazas para la seguridad martima. Detrs de la apariencia pblica que ofrece la cooperacin rtica internacional, Rob Heubert, director adjunto del Centro de Estudios Militares y Estratgicos de la Universidad de Calgary, seal: Si ustedes leyeron cuidadosamente el documento observarn un lenguaje dual, uno que est diciendo tenemos que comenzar a trabajar juntos y (entonces) comienza a decir tenemos que conseguir nueva instrumentacin para nuestros oficiales de combate Estamos entendiendo claramente que el futuro no es tan agradable como dicen todas las declaraciones de carcter pblico.

Ms all de las preocupaciones por los conflictos humanos en el rtico y aquellos ofrecidos por el expediente de devastacin ambiental elaborado por el militarismo de Estados Unidos, no se estn considerando las consecuencias del impacto de la militarizacin en el ambiente rtico.

Actualizacin de Mickey Z Mientras me siento a mecanografiar esta actualizacin, los aviones a control remoto abejones depredadores (llamados drones en ingls) todava estn volando sobre Afganistn, Iraq y Paquistn, el derrame de petrleo todava est fluyendo con excesiva efusin en el Golfo de Mxico y 53,3% de nuestro dinero pagado en impuestos todava est destinndose a los militares de Estados Unidos. Simplemente esperen y el cambio no se sentir diferente al shock y al temor pero los grandes medios continuarn propagando mentiras bipartitas. El vnculo con los movimientos pacifistas y ambientales sigue siendo un paso muy necesario. Como recientemente me dijo Cindy Sheehan, pienso que una de las mejores cosas que podemos hacer es mirar la conversin econmica de la industria de defensa en industria verde, trabajando en formas de energa sustentable y renovable, y/o conectndose con los indgenas que estn intentando reclamar por la contaminacin del complejo militar-industrial en sus tierras. La mejor cosa por hacer sera comenzar a reclamar por un planeta sano para la vida lo mismo que en el nivel local.

Bajemos a reconocer las conexiones, reconociendo cmo nos manipulan a favor de las guerras y cmo esas guerras estn matando a nuestro ecosistema. Tambin debemos reconocer nuestra conexin al mundo natural. Si viramos todas las cosas vivas, incluyndonos a nosotros mismos, como parte de un alma colectiva, cmo podramos no defender lo que necesita el alma colectiva?

Estamos al borde del hundimiento econmico, social y ambiental. En otras palabras, sta es la mejor poca de nunca para ser un activista.

Actualizacin de Julian Aguon

En 2010, el pueblo de Guam arrostramos por nosotros mismos una ronda cataclsmica de militarizacin virtualmente sin paralelo en la historia reciente. El sistema, que comenzar formalmente este ao, es un rearme militar que viene en los talones de la decisin de Estados Unidos de agrandar su presencia militar en la regin del Pacfico asitico. El centro del esquema militar de realineacin de Estados Unidos es el acuerdo todava caliente negociado entre Washington y Japn para re-localizar de Okinawa a Guam a miles de infantes de marina estadounidenses. Este desarrollo ominoso, ligado a la percepcin estadounidense de China como amenaza a su seguridad, presagia grandes daos a la poblacin y al ambiente de Guam, pero contina siendo virtualmente desconocido para los ciudadanos de Estados Unidos y el resto de la comunidad internacional.

Lo qu est sucediendo en Guam es intrnsecamente interesante porque, mientras Estados Unidos toma decisiones que para nosotros tienen costos etnocidas, prepara sus soldados y pregona a sus ciudadanos que la guerra es una extensin de la democracia. En su propio patio trasero proverbial hay una civilizacin entera supuestamente norteamericana aguardando con la respiracin entrecortada cmo vendrn millares de personas lejanas, de miles de kilmetros de distancia. Aunque este rearme militar signifique el cambio demogrfico ms voltil de la historia reciente de Guam, la poblacin de la isla nunca ha tenido una oportunidad de participacin significativa en ninguna discusin sobre esta concentracin de armamentos. Hasta la fecha, la escasa cobertura periodstica del rearme militar se ha centrado casi exclusivamente alrededor de Estados Unidos y Japn, ignorando la oposicin de los habitantes de Guam. De hecho, el reportaje de Democracy Now! Residentes de Guam se organizan contra planes de rearme militar por 15 mil millones de dlares en la isla del Pacfico fue el primer informe de los medios estadounidenses de buena fe sobre el rearme militar considerado desde 2005.

El corazn de esta historia no est tanto en los detalles ms finos del rearme militar, sino que est en el contexto poltico ms grande del colonialismo del siglo XXI en la vida real. Bajo la ley domstica de Estados Unidos, Guam es un territorio no incorporado. Por qu razn esta isla Guam es un territorio que pertenece a Estados Unidos pero no forma parte de este pas? Por qu la Constitucin de Estados Unidos no se aplica -necesaria o automticamente- en Guam si es un territorio no incorporado? En cambio, el Congreso de Estados Unidos tiene poderes amplios sobre los territorios no incorporados, incluyendo el poder de elegir qu porciones de la Constitucin se aplican a stos. En realidad, Guam est sometido a las reglas de la Oficina de Asuntos Insulares del ministerio del Interior de Estados Unidos. Bajo el derecho internacional, Guam es un territorio sin gobierno propio, o colonia reconocida por la ONU, cuya poblacin todava tiene el derecho fundamental a ejercer la autodeterminacin. El artculo 73 de la Carta de Naciones Unidas, que establece los derechos de las poblaciones de territorios no autnomos, los estados que comandan su administracin reconocen el principio de que los intereses de los habitantes son supremos. Estos poderes de administracin aceptan como creencia sagrada la obligacin de desarrollar el gobierno autnomo en los territorios, hacindose cargo de la deuda vencida de las aspiraciones polticas de la gente. Como indican los tratados internacionales y las leyes habituales, la poblacin colonizada de Guam tiene derecho a la autodeterminacin bajo el derecho internacional que Estados Unidos reconoce, por lo menos en teora.

El rearme militar, sin embargo, revela el fracaso de Estados Unidos en cumplir su mandato legal internacional. Esto es particularmente preocupante ante la luz del hecho de que este mismo ao 2010 marca el trmino formal del plazo no de una, sino de dos dcadas establecido internacionalmente por la ONU para erradicar el colonialismo. En 1990, la Asamblea General de la ONU proclam 1990-2000 como la dcada internacional para la erradicacin definitiva del colonialismo. Hacia el fin de ese plazo, la Asamblea General adopt un plan de accin detallado para acelerar el fin de todas las formas de colonialismo. En 2001, arguyendo falta de progreso real durante la primera dcada, la Asamblea proclam una segunda dcada para alcanzar la misma meta. Y esta dcada est terminando, y slo Timor Oriental ha logrado alcanzar la independencia de Indonesia en 2002.

En noviembre de 2009 un mes despus de la aparicin del reportaje Residentes de Guam se organizan contra planes de rearme militar por 15 mil millones de dlares en la isla del Pacfico, el departamento de Defensa de Estados Unidos lanz una Declaracin de Impacto Ambiental (DEIS, por su sigla en ingls) sin precedentes, detallando por primera vez en 11.000 pginas la verdadera enormidad de la militarizacin contemplada para Guam. En su culminacin, el rearme militar traer ms de 80.000 nuevos residentes a Guam, incluyendo ms de 8.600 infantes de marina de Estados Unidos y a sus 9.000 dependientes, a 7.000 supuestos empleados en trnsito de la marina de guerra de Estados Unidos, 600 a 1.000 tropas del ejrcito y a unos 20.000 trabajadores extranjeros contratados para las construcciones militares. Este tsunami humano, como se le est llamando, representa un grueso aumento del 47% de la poblacin total de Guam en un perodo de cuatro a seis aos. Hoy, la poblacin total de Guam asciende a 178.000 personas, donde la gente indgena chamoru integra solamente el 37%. Estamos previendo un cambio demogrfico voltil, y virtualmente nocturno, en el maquillaje de la isla. Incluso los militares de Estados Unidos admiten que dar lugar al despojo poltico de la etnia chamoru. Para entender el contexto de este etnocidio, apenas antes de la Segunda Guerra Mundial, la gente chamoru integraba ms del 90% de la poblacin de Guam.

Para el centro de rearme se proponen tres acciones importantes: 1) construccin de instalaciones permanentes y de infraestructura para apoyar el espectro completo del entrenamiento de guerra de miles de infantes de marina relocalizados; 2) construccin de un nuevo muelle profundo en el nico puerto de la isla para atender el paso de portaaviones de propulsin nuclear; y 3) construccin de un Grupo de Tarea de Defensa Misilstica del ejrcito para ejercicios de intercepcin de misiles balsticos intercontinentales, que fue modelado en la base de pruebas de msiles balsticos Ronald Reagan de Islas Marshall.

En trminos del impacto adverso, estas construcciones significarn, entre otras cosas: conversin de bosques enteros en piedra caliza, la profanacin de sepultura de unos 3.500 aos; restriccin del acceso a reas ricas en plantas indispensables para el ejercicio medicinal indgena; negacin del acceso a lugares de culto y zonas de pesca tradicionales; destruccin de unas 28 hectreas de prspero arrecife de coral, que hoy sirven de hbitat crtico para varias especies en peligro; y exaccin de las reservas de agua de Guam al incluir la perforacin de 22 pozos adicionales. Adems, aumentar enormemente la probabilidad de accidentes derivados de la actividad militar. Ya ocurrieron 7 cadas de aviones durante el entrenamiento militar de agosto de 2007 a julio de 2008, donde el ms reciente involucr el desplome de un bombardero B-52 que mat a un equipo entero. La presencia creciente de fuerzas militares de Estados Unidos en Guam tambin aumenta la visibilidad de la isla como blanco de enemigos de Estados Unidos.

Finalmente, atiz un poco la discusin ms aguda de Guam un aviso del departamento de Defensa de que, en caso necesario, condenar severamente otras 890 hectreas de tierra de Guam para la eventual construccin de nuevas instalaciones militares. Este potencial gancho depredador de nuevas tierras ha sido enfrentado con protestas organizadas por los residentes de la isla, principalmente debido al que ya los militares de Estados Unidos poseen cerca de 1/3 de la pequea isla, que en su mayora fue ocupada ilegalmente despus de la Segunda Guerra Mundial.

En febrero de 2010, tras estudiar el DEIS, la Agencia de Proteccin Ambiental de Estados Unidos (EPA, por su sigla en ingls) lo valor como escaso y ambientalmente insatisfactorio, otorgndole el grado ms bajo posible para un DEIS. Entre otras cosas, los resultados de la EPA sugieren que la existencia de agua en Guam no pueda sustentar el auge de la poblacin y que nuestros recursos hdricos frescos estarn en alto riesgo de contaminacin. La EPA de Estados Unidos predice que sin mejorar la infraestructura de nuestro circuito de agua, la poblacin ajena a las bases experimentar un dficit de agua de 49,6 millones de litros diarios en 2014. La agencia indic que los planes masivos de rearme del Pentgono en Guam no deben proceder segn lo propuesto. A la poblacin de Guam se le dieron apenas 90 das para leer el voluminoso documento de 11.000 pgina y hacer sus comentarios sobre su contenido. El perodo de 90 das para objeciones expir el 17 de febrero de 2010. El lanzamiento final del DEIS estaba programado para agosto de 2010, con una orden de ejecutarlo de raz.

La respuesta a esta historia en los grandes medios de Estados Unidos ha sido un silencio ensordecedor. Pasaron ms de tres aos desde el primer anuncio de rearme militar (2005) sin que ningn medio de comunicacin de Estados Unidos se hiciera cargo de la noticia. En efecto, en octubre de 2009 la entrevista de Democracy Now! fue la primera cobertura informativa, sustantiva y nacional, del rearme militar.

Para ms informacin sobre el rearme militar, ver We Are Guahan: Grey Papers, http://www.weareguahan.com, Draft Environmental Impact Study Guam & CNMI Military Relocation, http://www.guambuildupeis.us/ Center for Biological Diversity Response to DEIS, http://www.biologicaldiversity.org/news/center/articles/2010/los-angeles-times-02-24-2010.html EPA Response to Guam DEIS, http://www.stripes.com/article.asp?section=104&article=68298

Para ms informacin sobre el movimiento de resistencia en Guam a la militarizacin y al colonialismo no resuelto, ver: The Guahn Coalition for Peace and Justice: Lisa Linda Natividad; Hope Cristobal; Julian Aguon; Michael Lujan Bevacqua; Victoria-Lola Leon Guerrero, We Are GuahanWe Are Guahan Public Forum Facebook;
http://www.weareguahan.com FamoksaiyanMartha Duenas; http://famoksaiyanwc.wordpress.com

Estudiantes investigadores: Dimitrina Semova, Joan Pedro, Luis Lujn, Universidad Complutense de Madrid (Espaa); Ashley Jackson-Lesti, Ryan Stevens, Chris Marten y Kristy Nelson, Universidad Sonoma State; Christopher Lue, Indian River State College; y Cassie Barthel, Universidad St. Cloud State.

Evaludadores acadmicos: Ana I. Segovia, Universidad Complutense de Madrid; Julie Flohr y Mryna Goodman, Universidad Sonoma State; Elliot D. Cohen, Indian River State College; y Julie Andrzejewski, Universidad St. Cloud State.

Fuentes:
Sara Flounders, Add Climate Havoc to War Crimes: Pentagon's Role in Global Catastrophe, International Action Center, December 18, 2009, http://www.iacenter.org/o/world/climatesummit_pentagon121809/
Mickey Z., Can You Identify the Worst Polluter on the Planet? Heres a Hint: Shock and Awe Planet Green, August 11, 2009, http://planetgreen.discovery.com/tech-transport/identify-worst-polluter-planet.html
Julian Aguon, Guam Residents Organize Against US Plans for $15 billion Military Buildup on Pacific Island, Democracy Now!, October 9, 2009, http://www.democracynow.org/2009/10/9/guam_residents_organize_against_us_plans
Ian Macleod, U.S. Plots Arctic Push, The Ottawa Citizen (Canada), November 28, 2009, http://www.ottawacitizen.com/technology/navy+plots+Arctic+push/2278324/story.html
Nick Turse, Vietnam Still in Shambles after American War, In These Times, May 2009, http://www.inthesetimes.com/article/4363/casualties_continue_in_vietnam/
Jalal Ghazi, Cancer-The Deadly Legacy of the Invasion of Iraq, One World. New America Media, January 6, 2010, http://news.newamericamedia.org/news/view_article.html?article_id=80e260b3839daf2084fdeb0965ad31ab

Traduccin: Ernesto Carmona (especial para ARGENPRESS.info)

Fuente original: http://www.argenpress.info/2010/09/proyecto-censurado-2011-02-el-pentagono.html


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter