Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-02-2005

Alemania
Ftbol y algo ms

Osvaldo Bayer
Pgina 12


Estuvimos en Dsseldorf donde los alemanes, despus del partido, se fueron un poco ms animados. Porque venan muy deprimidos. El escndalo de das antes donde un refer haba vendido partidos a la mafia croata (as le llaman los diarios) haba calado muy hondo en los hinchas y en la poblacin misma. Tanto privatizar todo, hasta las camisetas y vender cada seis meses a los jugadores, esto de traer argentinitos de 15 aos para prepararlos para el ftbol profesional, esto de hacer una empresa privada con la seleccin alemana, esto de hacer negocios con... si toda esa moda globalizadora en el ftbol parece ser que la tomaron en serio hasta los jueces de lnea y empezaron a vender las tarjetas rojas, los penales y hasta los foules. (Ser rbitro de ftbol se ha convertido en el primer mundo en la profesin ms peligrosa, los silba toda la hinchada.) Y justo ahora los alemanes, tan deprimidos, tuvieron que jugar un partido con la Argentina a cuyo equipo los diarios (sigan as, muchachos) lo calificaron como el mejor conjunto de ftbol del mundo. Bueno, en algo estamos bien, parece.

Pero no slo eso; horas antes del partido en las arenas de Dsseldorf, se haba producido un hecho que colm la paciencia germana. Un refer, en un partido de cuarta, a los diez minutos empez a mostrar tarjetas rojas para todos lados, cosa que caus una furia ciega en los jugadores, que lo empezaron a perseguir. En su atuendo deportivo, el rbitro comenz una desesperada carrera hasta su auto y dispar a 200 km por hora. A poco de all, por velocidad exagerada, lo detuvo la polica y comprob que el fugado tena un alto porcentaje de alcohol. Luego confesara que para darse coraje antes del partido se haba tomado doce lisos (as los llaman en mi querida ciudad natal, Santa Fe) de cerveza. Adems de corruptos, borrachos, esto colm la copa de la paciencia. Y, bueno, de pronto, el partido internacional. Con el ex jugador Klinsmann, como entrenador. Llamado Klinsi por las chicas ya que es joven, lindo, encantador, hace declaraciones por televisin que parecen palabras de amor. Esto les hace bien a los hombres del csped, basta de disciplinas y gritos militaristas, y ms susurros entre tanto pelotazo.

Y bien, ya lo vieron. La actuacin del equipo alemn casi logr por algunos minutos levantar la depresin germana. Jugaron bien, casi mejor que los argentinos. Pero, como titula un diario de Bonn, en un anlisis post-juego, a los alemanes les falt la piolada que les sobr a los argentinos. Lo de Crespo demostr que viveza no nos falta. (Lo del penal de Burdisso hizo sospechar que este muchacho, en su forma de embutar al jugador Kuranyi en el rea, debe haber hecho algn curso rpido en la Bonaerense).

Bien, dos a dos. El pblico alemn se fue ms consolado. Pero ahora vamos a lo otro. A lo que no se ve en la cancha de ftbol y a lo que origina el verdadero desconsuelo: la tranquilidad del vivir.

Quieran o no quieran, lo que est pasando en Alemania hace que todos nos preguntemos: pero, cmo? La globalizacin no iba a solucionar todos los problemas? Qu pasa en el sistema del liberalismo econmico para que el pas de mejor panorama en Europa, Alemania, haya superado los 5 millones de desocupados? Quin explica esto a los pueblos subdesarrollados? Algo no va. Pero no slo eso sino que desde el 1 de enero se aplica un nuevo plan a los desocupados, que en realidad significa pagarles menos como subsidio que antes. Cmo? No va todo mejor siempre con el capitalismo? (Perdonen que nos repitamos, pero es que la pregunta nace del pecho, con mucha irona y bronca.) Alemania: 5 millones de desocupados y menos dinero para los desocupados. La cosa no para all: los estudiantes universitarios deben pagar a partir del prximo semestre en los Estados donde gobiernan los conservadores demcrata-cristianos la cuota universitaria que es bien cara por cierto: los jvenes de familias pobres pueden sacar un prstamo que luego tendrn que pagar cuando terminan la carrera, con intereses. Qu les parece? De enseanza gratuita a pagar los estudios. Qu pasa con el sistema? Pero sigamos: aumento del horario de trabajo para los empleados estatales. Cmo? Pero, no se deca que el trabajo se iba a reducir cada vez ms en el paraso del capitalismo y que finalmente todos bamos a trabajar slo los domingos? No, hay ms y ms: las declaraciones del presidente del directorio del Banco Alemn (Deutsche Bank), que anunci una ganancia increble el ao pasado, pero que la institucin ha resuelto igual reducir la planta de trabajadores nada menos que en 6900 empleados. Pero, cmo? Estamos todos locos? Se gana ms y se deja sin trabajo a miles de trabajadores en un pas con 5 millones de desocupados? Y la idea cristiana de la solidaridad social, dnde se ha dejado? Vivimos ya en pocas en las que el que no es vivo se jode, como deca el tango de los aos 30? Pasa a formar parte de la gilada? Esto ha causado una reaccin indignada en la opinin pblica. Eso s: se ha aumentado la venta de armas al Estado de Israel. Alemania le vende armas a Israel. Esto ya parece un chiste alemn.

O, mejor dicho, parece un escrito de Discepoln. El seor Ackermann, presidente del Deutsche Bank, sonre y acaba de decir, sin problemas: El banco debe bajar los costos para tener xito en un mercado global de constante dura lucha. Y se acab. El que pague los platos rotos que vaya acostumbrndose al sistema. Los sindicatos han llamado al seor Ackermann inmoral e irresponsable. Pero el ejecutivo sonre. La nica respuesta es: ganar.

 Pero sigamos con las ltimas noticias del sistema: en el Estado alemn del Norte del Rhin y Westfalia el Estado ms grande de Alemania, donde est nada menos que la Cuenca del Ruhr, el ao pasado han cerrado 12.300 empresas. En toda Alemania, el nmero de cierre de empresas fue de 39.600, nmero slo superado por Francia, con ms de 40 mil cierres.

Nada menos que Mercedes-Benz est muy preocupada. En el ao que termin, las ganancias fueron menores en 2 mil millones de euros que el ao anterior, es decir casi la mitad. Para terminar con estos datos, la advertencia de la Iglesia Evanglica: Las vctimas son las familias. Y expresa: En los ltimos cuatro aos, las familias pobres en Alemania han ascendido al 14 por ciento. Cmo? En el primer mundo? Y agrega: La sociedad se empobrece tambin en otro sentido: por cada cien adultos hay slo 63 hijos y 39 nietos. Crece la pobreza, la soledad. El egosmo.

Punto final: los diarios de ayer informan que el entierro en urnas ha subido muchsimo. Morir, ahora, tambin cuesta caro. Bien, podramos seguir describiendo todos estos hechos que hacen sospechar que algo falla en el sistema. Y esto es acompaado por la preocupacin poltica. Que es el aumento de votos para la extrema derecha, los neonazis. La discusin ha comenzado entre socilogos y politlogos. La opinin que ms espacio ha encontrado en los diarios ha sido la comparacin con lo que pas con la Repblica de Weimar: la desocupacin volc al electorado hacia la derecha y de all surgi Hitler, aunque nunca lleg a la mitad de los votos, pero cont con el apoyo de toda la derecha financiera en el Parlamento, para llegar al poder.

Para tratar este problema, el semanario Stern publica esta semana una nota titulada: El ratn pardo juega ahora de gato. Juega con la inseguridad de la gente. Si la democracia cada en todos las soluciones no ticas del capitalismo no reacciona y no encuentra el camino de la libertad y seguridad para sus habitantes, entonces la gente recurrir a los ratones pardos, convertidos por la desconfianza general en las instituciones, en ratas.

Los neonazis son todava una pequea fuerza, pero muy gritona y uniformada. No hay que dejar de vigilarlos, igual que a todos los demagogos de caf que de pronto se convierten en salvadores y empiezan a ser rodeados por el miedo, y tambin por el capital cnico que cuida la suyo y fabrica armas y premia a los alcahuetes consumados de la informacin para disciplinar a la sociedad. Recordemos, de paso, lo que el actual sistema est haciendo con la naturaleza. Aquella de la cual Humboldt deca: hay que cuidarla y protegerla tanto como al ser humano.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter