Portada :: Espaa :: 29-S Huelga General en Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-09-2010

Motivos para no ir a la huelga

T. Martn
Rebelin


El 29 de septiembre hay convocada una huelga general. Percibo en mi centro de trabajo una apata de los sindicatos por explicar la necesidad de esta medida tan excepcional de conflicto. As que mis compaeras y compaeros se han informado ms por las grandes corporaciones de la comunicacin (PRISA, PLANETA, MEDIAPRO,), que muy poco o nada han informado sobre las consecuencias de este nuevo marco jurdico laboral que pretende imponer el gobierno. Ms bien se han centrado en dar todo tipo de motivos para no ir a la huelga. Entre ellos:

Hay muchos liberados sindicales y son unos vividores; Los liberados sindicales no trabajan; Los estamos manteniendo el resto de trabajadores; La huelga slo empeora las cosas; Los huelguistas son vagos que no quieren trabajar para sacar el pas adelante; no sirve de nada hacer una huelga, porque estas medidas son inevitables;

Da tras da se repiten las consignas que persiguen crear un clima de opinin contrario a la huelga, y por si esto falla tambin hay empresas que envan cartas a los empleados recordndoles cuanto se les va a descontar de la nmina, hecho que junto al consumismo reinante y las cargas familiares supone un potente estmulo para no ir a la huelga.

Ciertamente hay conductas y actitudes rechazables e indignas en algunos liberados sindicales, incluso podemos considerar que el Estado ha legislado la representacin de los trabajadores para favorecer la aparicin de estas conductas que tanto benefician a las empresas y desmovilizan y perjudican a los trabajadores; y sin duda son un problema que debemos abordar las personas trabajadoras afilindonos y participando en la direccin y organizacin del movimiento sindical, pero esta huelga no se convoc para defender esas errneas conductas de algunos mal llamados representantes de los trabajadores. Esta huelga general es una medida tomada porque la reforma laboral del gobierno cambia profundamente las relaciones laborales, desprotegiendo jurdicamente al trabajador hasta lmites propios del siglo pasado. Por eso es curioso ver como los medios, en lugar de discutir sobre el texto del decreto, de pronto se interesan tanto por denunciar estas conductas. Seguro que nunca los veremos denunciando que los accionistas mayoritarios del BBVA, de REPSOL, o PRISA no trabajan, y viven a costa nuestra con yates en el puerto de Mahn y mansiones con 6 cuartos de bao, y mucho menos se atrevern a llamarles vividores, al contrario harn algn programa de esos diver de la cuatro presentando ese modo de vida como aceptable, tico, deseable y alcanzable por todos.

En cuanto a lo de que la huelga slo empeora las cosas y no sirve para nada, considero que el Real Decreto-ley 10/2010, de 16 de junio, y las modificaciones a su paso por el Congreso, supone ahondar en la misma poltica que origin esta crisis, es decir, que no hacer nada para exigir su derogacin y permitir su implementacin si que empeora las cosas. Esta crisis de capitalismo senil es fruto de la desregulacin poltica de los mercados, que dej en manos de las grandes empresas, especialmente del sector financiero, el control de los mismos, potenciando la voracidad de los especuladores tanto del sector financiero como inmobiliario. Ahora se produce, por lo menos, 4 veces ms que hace 20 aos en la misma unidad de tiempo por el empleo de nuevas tecnologas, que son fruto del esfuerzo colectivo e histrico de las clases trabajadoras, sin embargo los capitalistas traducen el uso de estos medios de produccin en exclusin y paro de millones de personas, hecho que hace descender el consumo, lo que imposibilita la venta de las mercancas. En Canarias, la especulacin en el negocio inmobiliario, potenciado por el desvo de decenas de miles de millones de euros pblicos, va rebaja fiscal (R.I.C.) y las duras condiciones de las hipotecas han desembocado en una crisis sangrante con miles de viviendas vacas y una desocupacin de las camas hoteleras que ronda entre un 40% y 60%.

Mientras millones de personas han perdido sus empleos, y cientos de miles sus viviendas, los bancos, en cambio, han ganado 32.000 millones de euros entre 2008 y 2009, pero quieren aprovechar el rio revuelto para ganar ms, as que pasan su receta al gobierno que la ejecuta sin rechistar: congelacin de las pensiones para engordar el negocio de los planes privados, recortes sociales, mantenimiento de las rebajas fiscales a la gran patronal, y reforma laboral para incrementar la precariedad y el paro con la desproteccin del trabajador. Amplia los supuestos para despidos improcedentes con indemnizaciones de 33 das de salario por ao de servicio, de los que la empresa slo paga 25 y el Estado paga 8. Es decir, cotizaremos para nuestro propio despido. Antes eran 45 das/ao pagados por la empresa. Facilita los despidos por causas econmicas con indemnizacin de 20 das de salario por ao trabajado. Estas medidas facilitan el despido de quien tiene empleo, no crean empleo. Se arrasa con la base del derecho laboral: la negociacin colectiva: la empresa podr imponer modificaciones de horarios o traslados, podr incumplir los acuerdos salariales pactados en convenio. Se extiende la precariedad permitiendo la entrada de las ETT,s en todos los sectores laborales y otorgando a las agencias privadas de colocacin con nimo de lucro competencias propias de los Servicios Pblicos de Empleo.

 

Estas medidas generarn mayor rotacin de trabajadores eventuales, vetados por la banca para obtener crditos hipotecarios, ms miedo del trabajador y sometimiento a condiciones de explotacin mayor. Est reforma empeorara ms la situacin, luchar contra su implementacin si es necesario.

Lo de que no sirve de nada luchar mediante huelgas, manifestaciones, u otras protestas porque las medidas son inevitables es una consigna desmovilizadora que los medios repiten de forma compulsiva buscando la apata y rendicin bajo la asuncin de que no hay otro camino que el ofertado por los capitalistas. Las privatizaciones de las empresas pblicas (UNELCO-ENDESA, IBERIA, TELEFNICA, ) son irreversibles, al igual que las rebajas fiscales, no se puede gravar los movimientos del capital financiero y mucho menos expropiarlo, no se pueden gravar las grandes fortunas y con ello crear empleo pblico en servicios esenciales, no se puede regular los mercados para evitar una economa especulativa y procurar que sea sostenible, social y productiva Mentira!!! Si que se puede y se debe, si queremos salir del agujero negro donde nos han metido. Y lo primero es hacerles saber el rechazo a su camino, motivo suficiente para apoyar la Huelga General.

Cada persona alegar motivos para ir o no a la huelga el 29 S, pero espero que no sean los motivos que generosamente nos ofertan los medios de comunicacin, tambin propiedad de los causantes de esta crisis. Es ms honesto admitir que no se va por miedo. Y Lo de los descuentos y las cargas familiares es un arma de doble filo, pues nuestras hijas e hijos, maana sern trabajadores y trabajadoras sometidos por este marco jurdico.

Tu mismo.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter