Portada :: Colombia :: Derechos Humanos en Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-09-2010

La fosa de la Macarena, un testigo que grita en medio de la selva colombiana

Rubn Pascual
Gara

Se difundi a los cuatro vientos que en La Macarena, al sur de Colombia, se encontraba la mayor fosa comn de Amrica Latina. Pareca que podran sacrsele los colores a un Gobierno habituado a la impunidad, pero han pasado las semanas y las portadas de los diarios, y queda lo de siempre: ms muertos y ms amenazas.


Nada ha cambiado, al menos a mejor, para los habitantes de la localidad de La Macarena -departamento del Meta, al sur de Colombia-, desde que a finales de julio presentaran al mundo la mayor fosa comn de Amrica Latina, que alberga los restos de al menos 2.000 personas.

Aunque se haba hablado de ello anteriormente, el pasado 21 de julio -apenas dos semanas antes de que lvaro Uribe dejara la Presidencia-, unas 500 personas, encabezadas por parlamentarios colombianos y europeos, as como organizaciones de derechos humanos y familiares de ejecutados y desaparecidos en la regin, tomaron parte en una audiencia pblica que pretenda dar a conocer la fosa situada junto al cementerio y ofrecer sus testimonios.

Los asistentes trataron de poner palabras al sufrimiento del que vienen siendo vctimas desde que las tropas de lite del Ejrcito colombiano -Fuerza de Tarea Conjunta Omega, FUTCO- entraron a sangre y fuego en esta regin, en aplicacin del Plan Colombia que, con la bendicin y la asesora de EEUU, sigui a la ruptura de las negociaciones con el Gobierno de Andrs Pastrana. Este plan, que buscaba sojuzgar lo que tradicionalmente haba sido bastin de la insurgencia, arreci durante los 8 aos del uribismo.

Fue aberrante, relata a GARA Felipe Cantera, integrante de la Plataforma No Ms Bases que se desplaz hasta el lugar para elaborar un documental sobre La Macarena, con el objetivo de visibilizar y dar difusin a los testimonios de las vctimas. Un hombre cont que el Ejrcito no le dej acceder a su casa y la bombarde con su mujer dentro, a la que luego presentaron como una guerrillera muerta en combate, recuerda.

Es slo un caso. Hay miles. La mayora de testimonios apuntaba como responsables de las desapariciones a la FUTCO: los campesinos sospechaban que sus familiares estaban en La Macarena porque haban sido presentados como guerrilleros cados en combate.

Estas ejecuciones extrajudiciales, apunta Cantera, se dispararon en 2006, a partir de una circular del Ministerio de Defensa -cuyo titular era el actual presidente, Juan Manuel Santos- en la que se decretaba el pago de alguna recompensa econmica o de mritos de cara a un ascenso por cada baja enemiga. Son los mal llamados `falsos positivos', pero no son ms que ejecuciones extrajudiciales, aclara.

Segn narra, este tipo de prcticas se extendi a amplias zonas del pas, pero la punta del iceberg fue esta regin, donde nunca ha habido presencia paramilitar.

Aqu hubo arrasamiento

El senador del Polo Democrtico y fundador del Movimiento de Vctimas de Crmenes de Estado, Ivn Cepeda, denunci, en declaraciones a La Jornada durante la audiencia pblica que La Macarena nos fue presentada como el laboratorio ms exitoso de la [poltica gubernamental de] Seguridad Democrtica, como una zona plenamente recuperada y consolidada por el Estado. Ahora tenemos claro que aqu no hubo recuperacin del territorio sino arrasamiento.

Ante las denuncias de familiares y organizaciones sociales y, a pesar del intento de silenciamiento por parte de los grandes medios de comunicacin en el pas, la Fiscala se vio obligada en agosto a comenzar con las inhumaciones y a investigar esos cadveres. La ONU, por su parte, tambin elabor un informe al respecto, cuyos resultados se dieron a conocer el pasado 7 de setiembre.

En l, pese a que haca serias advertencias sobre la actitud que debera tomar el Estado para evitar este tipo de hechos, se descartaba que en La Macarena haya una fosa comn con 2.000 cadveres. Confirm sin embargo la existencia de 446 cuerpos sin identificar (los conocidos como NN, Nomen Nescio) que fueron reportadas como muertos por la fuerza pblica. La noticia fue aplaudida por el Gobierno, que pareci obviar el resto del informe, en el que se urge a la Fiscala a analizar cuidadosamente las posibilidades a su alcance para atender de manera pronta y efectiva la identificacin de los fallecidos.

A pesar de todo, Cantera alerta de que lo importante no es si hay o no una fosa comn. Lo importante es que hay 2.000 cadveres sin identificar y habr que investigar qu ha pasado con ellos, ya que el Gobierno habla de 446 cuerpos, porque ni siquiera exhumaron todos los cadveres que hay.

Adems, se mostr tremendamente preocupado porque la denuncia del caso de La Macarena no ha sido gratuita. Cantera apunta que Ivn Cepeda ha recibido correos amenazndole por este tema, pero hay otro caso an ms grave. Norma Irene Prez, defensora de los derechos humanos y una de las caras visibles en la denuncia de la fosa comn, desapareci el 7 de agosto, y apareci muerta seis das ms tarde con varios disparos.

Datos preocupantes para un pas que tiene un ndice de impunidad del 98%.

http://www.gara.net/paperezkoa/20100928/223127/es/La-fosa-Macarena-testigo-que-grita-medio-selva-colombiana

rJV



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter