Portada :: Espaa :: 29-S Huelga General en Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-09-2010

Los sindicatos consideran un xito la convocatoria
El 29-S supera las expectativas

Diagonal


Aunque las previsiones no eran demasiado halageas, el seguimiento de la huelga ha superado las expectativas formuladas en los medios de comunicacin. Los sindicatos consideran un xito la convocatoria y creen que el paro ha servido para dar forma a la irritacin de las y los asalariados contra las medidas del Gobierno social-liberal de Rodrguez Zapatero.

Puede ser la huelga del 29-S un punto de inflexin? A pesar de que los editoriales de los principales grupos mediticos vaticinaban una huelga descafeinada y del descrdito de los sindicatos de concertacin, los porcentajes de seguimiento de la huelga han sido ms altos de lo esperado. Por esto, las centrales consultadas por DIAGONAL no dudan en considerar un xito rotundo la huelga, y en hablar de participacin incuestionable y seguimiento masivo al paro.

De este modo, las previsiones de los medios de comunicacin de masas se han visto superadas por la realidad de la huelga: sectores como el metal, la industria, la limpieza o la agricultura han parado casi por completo. Otros puntos clave, como el transporte, han conseguido paralizar en varios momentos la circulacin en las grandes ciudades. El seguimiento ha sido desigual en educacin y el sector energtico mientras que sectores como Administraciones Pblicas, comercio, y comunicaciones ha sido bajo. En sanidad, los servicios mnimos cumplidos han sido tan altos (en algunos casos han llegado a superar los servicios de un da normal) que la huelga ha tenido una repercusin muy limitada.

En ciudades como Barcelona, Jan, Las Palmas, Gijn, Torrelavega, Algeciras y varias capitales gallegas el paro ha sido masivo, y en capitales como Sevilla, Valencia o Madrid se han producido numerosos piquetes y protestas que han dado lugar a diversos incidentes. Comisiones Obreras estima que a lo largo del da de hoy se han superado las cifras de la huelga del 20 de junio de 2002.

En esta jornada, adems, se ha visibilizado la presencia de otros actores que no suelen ser tenidos en cuenta en las agendas de los grandes sindicatos. Pasacalles, ocupaciones de inmuebles, piquetes festivos, bicicletadas, performances o comidas populares han sido nuevas formas de protesta que, en esta huelga, han dado voz a las reivindicaciones de sin papeles, trabajadoras domsticas, precarios, personas desempleadas, y movimientos que han apostado por una huelga ciudadana.

xito rotundo

A falta de conocer la incidencia del paro durante la tarde de hoy y la participacin en las centenares de manifestaciones convocadas en todo el Estado, todas las centrales sindicales coinciden en destacar el importante seguimiento que ha tenido la movilizacin laboral, un hecho que debe obligar al Gobierno de Rodrguez Zapatero a una rectificacin de las polticas que han causado la huelga general, en palabras de Ignacio Fernndez Toxo. En una comparecencia conjunta con Cndido Mndez, el secretario general de CC OO ha afirmado que la huelga, con un seguimiento de ms del 70% de los trabajadores y trabajadoras, est siendo un "xito de participacin incuestionable".

"A estas alturas creo que sern pocos los que pongan en duda el alcance de la huelga, aunque algunos tratarn de manchar esta movilizacin, insistiendo en que su xito se debe a la accin violenta de los piquetes ha aadido Toxo. Y, eso que, para el secretario general de CC OO, "la gente ha tenido que sobreponerse al piquete del miedo de la patronal y a alguna intervencin desproporcionada de la polica".

Por su parte, la Confederacin General del Trabajo (CGT) habla de xito muy importante de la jornada de huelga. Este sindicato destaca la desproporcionada y brutal represin policial hacia los piquetes informativos y contra otras personas que se manifestaban pacficamente, impidiendo as el ejercicio de estos derechos, produciendo detenciones a todas luces irregulares, poniendo de manifiesto la opcin represiva que esta adoptando el sistema contra cualquier movimiento social o sindical alternativo y combativo con este modelo social impuesto. Una constante de la jornada ha sido la presencia de policas secretas en los piquetes informativos, , segn denuncian distintas fuentes y colaboraciones que han participado en el seguimiento de la huelga que a lo largo del da ha hecho DIAGONAL.

En un comunicado hecho pblico a las 14h, la central anarcosindicalista sostiene que el importante seguimiento de la huelga sita el da 29 de septiembre en el punto de partida de la necesaria movilizacin continuada en el tiempo, que se tendr que seguir librando contra las agresivas polticas capitalistas y por la construccin del nuevo modelo social.

Fidel Manrique, secretario general del otro gran sindicato libertario, la Confederacin Nacional del Trabajo (CNT), por su parte, en declaraciones a DIAGONAL, habla tambin de un seguimiento de la huelga por encima de lo esperado. Coincide en esta lnea Xavier Dez, de la Intersindical Alternativa de Catalunya, quien reconoce que la participacin en esta jornada ha superado las previsiones de su sindicato: hace un mes lo veamos muy negro, pero la irritacin de la gente se ha canalizado y ha dado lugar a una protesta amplia. Dez ha hablado con este peridico mientras participaba en la manifestacin que ha convocado a cerca de diez mil personas en el centro de Barcelona.

Gran seguimiento a pesar de los servicios mnimos

Javier Lpez Martn, secretario general de CC OO de Madrid, al situar el paro laboral en la Comunidad Autnoma ha destacado para DIAGONAL que sta es una de las regiones, junto a Valencia, donde ms dura ha sido la huelga general por los servicios mnimos impuestos por Esperanza Aguirre, pero que a pesar de las dificultades los trabajadores y trabajadoras han respondido de manera muy importante, con un seguimiento del 70%. Lgicamente estamos hablando de quines podan ir a la huelga general, es decir, si en un hospital se han decretado servicios mnimos nocturnos del 100% no ha habido nadie que haya podido ir a la huelga y hay que descontarlos a todos ha aclarado esta maana en el marco de un piquete, junto al Banco de Espaa. De quienes han podido ir a la huelga general, tres de cada cuatro trabajadores lo han hecho, y esto debe de hacer reflexionar a este Gobierno y a las patronales sobre la salida de esta crisis, que no puede descargarse sobre la espalda de los trabajadores, como pretenden hacerlo con las medidas de reforma laboral, de reforma de las pensiones, de reforma de las prestaciones por desempleo, o de recortes de gasto pblico en temas esenciales como la sanidad, la educacin o la atencin a la dependencia, ha concluido.

Fuente: http://www.diagonalperiodico.net/El-29-S-supera-las-expectativas.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter