Portada :: frica :: 50 aos de las independencias? africanas
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-10-2010

Cuba pone su humanismo en funcin del futuro de sus hermanos del otro lado del Atlntico
Una lucha continental

Jorge Luis Rodrguez Gonzlez
frica Ma


2010 es un ao especial para frica, pues marca el cincuentenario de su proceso de descolonizacin. Aunque entre 1952 y 1956 Egipto, Libia, Tnez y Marruecos obtuvieron su independencia, y desde 1954 los argelinos peleaban contra la metrpoli francesa, 1960 fue reconocido por la ONU como el Ao de la Descolonizacin de frica, pues a partir de entonces se insuflaron con mucha ms pujanza los movimientos nacionalistas.

En medio de la tensa guerra fra, un total de 17 pases de los 54 del continente alcanzaron su independencia ese ao. Atrs comenz a quedar el ignominioso pasado colonial, que se inici con la Conferencia de Berln, celebrada en la capital alemana entre noviembre de 1884 y febrero de 1885, cuando las potencias imperialistas definieron sus zonas de influencia y se repartieron esa gran regin, tan rica en recursos naturales y humanos.

No obstante, desde su llegada a esas tierras, el colonizador blanco encontr a un pueblo resistente que luch por no doblegarse ante el yugo, como ocurri, por ejemplo, en Argelia, Sierra Leona, Sudn Occidental, Sudfrica y Tanganica, entre otros.

Con el debilitamiento del sistema colonial tras la Segunda Guerra Mundial, el referente del socialismo de la extinta URSS, y el cada vez mayor expolio de los recursos naturales, los movimientos independistas africanos comenzaron a ganar en organizacin. As, los primeros pases que obtuvieron su independencia fueron del Norte, y lo hicieron entre 1952 y 1956: Egipto, Libia, Tnez y Marruecos. En 1954 comenz la revolucin argelina, uno de los ms violentos procesos emancipatorios en el continente, que quebrant a una poderosa Francia.

No fue hasta 1957 que un pas del frica Subsahariana, Ghana, logr su independencia, convirtindose en la voz del nacionalismo africano. Tambin, en 1958, el Partido Democrtico Guineano, de Skou Tour, se neg a integrarse a la Comunidad francesa una especie de autonoma propuesta por Pars a sus colonias y declar la independencia de Guinea.

La idea de la liberacin comenz a estallar en toda la regin como plvora, y partir de 1960, Congo Belga (Repblica Democrtica del Congo), Camern, Togo, Mal, Senegal, Madagascar, Somalia, Dahomey (Benin), Nger, Alto Volta (Burkina Faso), Costa de Marfil, Chad, Repblica Centroafricana, Congo-Brazaville (Repblica del Congo), Gabn, Nigeria y Mauritania rompieron sus cadenas con las metrpolis.

La reacia oposicin de las autoridades coloniales a la idea de la libertad solo tuvo como respuesta la rebelda de los movimientos nacionalistas, por lo que algunas potencias prefirieron ceder a los pedidos de sus enclaves coloniales, pues calcularon de manera muy inteligente, que de esa forma mantendran cierta influencia poltica y econmica sobre los nuevos estados.

Pero en aquellos pases donde la negociacin poltica no funcion, la solucin fue la lucha armada, como ocurri en los casos de las colonias portuguesas Angola, Cabo Verde, Guinea Bissau y Mozambique, que se independizaron entre 1974 y 1975, luego de varios aos de violenta guerra.

Gran parte del xito de las gestas africanas se debe a la emergencia de lderes que dotaron a sus movimientos de un programa poltico y una autoridad moral, que les ganaron el apoyo de las masas. Entre ellos debe recordarse a Gamal Abner Nasser (Egipto); Kwame Nkrumah (Ghana); Skou Tour (Guinea), Amlcar Cabral (Guinea Bissau), Patricio Lumumba (Congo Belga) y Julius K. Nyerere (Tanzania).

La Conferencia de Bandung, celebrada en 1955, fue un gran impulso al proceso de descolonizacin. En esa reunin los estados asiticos y africanos participantes buscaron favorecer la cooperacin econmica entre ambos continentes, as como el apoyo al resto de las naciones que luchaban contra el colonialismo y el neocolonialismo de las antiguas metrpolis y de Estados Unidos una nacin que aunque no tuvo enclaves coloniales en frica, siempre se opuso a su emancipacin del continente y apoy la creacin de gobierno tteres, como el del Zaire. En la Conferencia tambin hubo una unnime condena al sistema racista del apartheid.

Los lderes antiimperialistas del continente comprendieron rpidamente que la lucha no acababa con la independencia dentro de las fronteras. El propio Lumumba estaba convencido de que la liberacin del Congo marcaba un paso decisivo hacia la liberacin de todo el continente africano.

Tambin exista la conviccin sobre la necesidad de llevar a cabo una revolucin social e impulsar la unin de todos los estados africanos. Una vez que su nacin fue independiente, el ghans Kwame Nkrumah, uno de los principales exponentes de esta lnea de pensamiento, se plante entre las necesidades ms urgentes la abolicin de la pobreza, el analfabetismo y la mejora del sistema de salud, entre otros males sociales que haban aquejado histricamente a frica y otros pases subdesarrollados. Y lleg mucho ms lejos cuando plante como nica va para cumplir con el compromiso contrado con el pueblo, la puesta en prctica de la experiencia socialista, pues la propiedad pblica sobre los medios de produccin y el control sobre la tierra y los recursos, permitiran fiscalizar los ingresos y ponerlos en funcin de la satisfaccin de las necesidades de su pueblo, reconoca.

Por su parte, el guineano Ahmed Skou Tour estaba claro de la naturaleza de su movimiento, cuando estableci la interdependencia entre dignidad y libertad. En funcin de una revolucin que irradiara en todo el continente, este lder ofreci su retaguardia para el movimiento guerrillero en Guinea Bissau.

En su capital, Conakry, Amlcar Cabral y otros importantes lderes del Partido Africano para la Independencia de Guinea Bissau y Cabo Verde (PAIGC) el movimiento independentista ms fuerte de las colonias portuguesas y uno de los ms hbiles para garantizar la unidad nacionalista y establecer estructuras polticas en zonas liberadas, encontraron lo que pudiera considerarse su cuartel general. Fue precisamente en esa urbe donde Cabral se reuni con el Che, y estableci su primer vnculo con la Revolucin Cubana, que garantiz el inicio de la ayuda de la Mayor de las Antillas a la contienda del PAIGC.

Este movimiento haba iniciado la lucha armada en 1963 despus de tres aos de intenso trabajo poltico del pas, y dos aos despus controlaban la tercera parte de Guinea Bissau, representando un fuerte desafo para los 20 000 soldados portugueses. Amlcar Cabral, fue un gran comandante de guerra, lo cual no solo le gan el respeto de los independistas, sino tambin de los efectivos de la metrpoli.

A medida que las naciones africanas fueron conquistando su independencia emergieron como Estados con voz y voto en los diferentes foros internacionales y multilaterales, donde han patentizado su anticolonialismo y su condena a la injerencia de Occidente en los asuntos internos de los pases del Sur.

La mano amiga de Cuba

Aunque Cuba no particip en estos procesos emancipatorios, desde los primeros das de su Revolucin brind respaldo poltico a todo pas del continente que luchara por su independencia o por la conservacin de esta.

La voz de la Mayor de las Antillas retumb en las Cumbres de Pases No Alineados, la ONU, y otros foros internacionales para condenar el colonialismo y el rgimen del Apartheid en Sudfrica y sus ansias hegemnicas en la regin austral del continente, especialmente en Rhodesia (hoy Zimbabwe) y Namibia.

A pesar de las presiones y el cerco econmico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos desde 1959, nuestro pas no ha abandonado a frica. A partir de 1960 comenzaron a llegar a la Isla becarios de la Repblica de Guinea, para estudiar en la Universidad o institutos tcnicos, sin gasto alguno para ellos. Luego arribaron del Congo Brazzaville (actualmente Repblica del Congo) y Mali.

A fines de 1961 Cuba envi su primera ayuda militar a frica. Desde el puerto de La Habana, zarp el buque Baha de Nipe, con unos 1 500 rifles, ms de 30 ametralladoras, cuatro morteros, entre otros aditamentos blicos, destinados al Frente de Liberacin Nacional de Argelia, sin costo alguno.

Un ao despus el propio Fidel, al inaugurar el Instituto de Ciencias Bsicas y Preclnicas Victoria de Girn, donde se formaran los nuevos profesionales de la salud bajo una concepcin social y humana de la medicina que tanto necesitaba Cuba, hizo un llamado a brindar ayuda mdica a Argelia libre del colonialismo francs. La mayora de sus mdicos eran franceses y haban emigrado a Europa luego de la independencia. El 23 de mayo de 1963, el primer contingente de 55 profesionales de la salud, conformado por 29 mdicos, tres odontlogos, 15 enfermeros, y ocho tcnicos medios, sali hacia ese pas del Norte de frica, donde ocuparon sus puestos en seis ciudades, incluidas la capital, Argel.

En ese ao, Marruecos, intent apoderarse de zonas de esa nacin recin liberada, con el apoyo escurridizo de Estados Unidos, que brindaba armamentos y dlares al rey Hassan, con el objetivo de convertir a la monarqua alaui en un fortn contra la revolucin argelina y el presidente Ben Bella, cuyo pensamiento era progresista y en plena Asamblea de constitucin de la Organizacin de la Unin Africana (OUA) electriz a los presentes en Addis Abeba con su llamado a la lucha de liberacin de todo el continente. Ante la amenaza marroqu Cuba no vacil para enviar una ayuda militar compuesta bsicamente de tanques, antiareas y soldados. Tambin aqu recibieron entrenamiento militar miembros del Partido Nacionalista de Zanzbar que participaron en la revolucin de ese pas.

Tambin, despus del asesinato del primer ministro del Congo Belga (hoy Repblica Democrtica del Congo), Patricio Lumumba, por orden de la CIA y el gobierno estadounidense, un pequeo grupo de combatientes cubanos, dirigidos por el Che, lleg a ese pas de frica Central, con el objetivo de instruir y fortalecer el movimiento de liberacin y lograr un frente nico contra el tro Kasavubu-Tshombe-Mobutu. La idea del Guerrillero Heroico no era solo la de lanzar una lucha dentro de las fronteras congolesas, sino propagar la llama de la emancipacin hacia todo el continente, hacer una guerra contra el amo comn, omnipresente tanto en Mozambique, como en Malawi, Rhodesia, Sudfrica, Congo o Angola.

El Partido Africano de Independencia de Guinea Bissau y Cabo Verde (PAIGC), catalogado como el movimiento guerrillero ms fuerte de las colonias portuguesas, tambin cont con la mano solidaria de Cuba. El vnculo de este movimiento con la Isla lleg a travs del encuentro del Che con Amlcar Cabral, jefe de ese grupo en enero de 1965, en Guinea, pas que sirvi de retaguardia para esa revolucin.

Posteriormente Cabral sostuvo un encuentro con Fidel en La Habana, en el cual qued ratificado el compromiso de nuestro pas con el PAIGC. Estudiantes caboverdianos vinieron a estudiar a Cuba, y les enviamos especialistas en artilleras y mdicos. Nuestros hombres fueron los nicos extranjeros que combatieron junto al PAIGC.

La rpida respuesta de Cuba y su victoria en Angola impidieron que esa hermana nacin cayera en manos de un gobierno ttere del imperialismo y del apartheid, encabezado por el FNLA o la UNITA. Pero la guerra sucia y no declarada contra el gobierno de Agostinho Neto impidi a las fuerzas internacionalistas volver a casa, por lo que retrasaron su regreso para preservar la integridad territorial de Angola ante las agresiones del exterior, y darle instruccin a las FAPLA.

De esa guerra an estn vivos los tristes recuerdos de las barbaries y masacres cometidas por las tropas racistas. Lo que en la maana del 4 de febrero de 1978 era una comunidad de ms de 3 068 personas, qued en cenizas y escombros luego de los indiscriminados bombardeos de las fuerzas de Pretoria sobre el campamento de refugiados namibios en Cassinga. Casi la mitad de los 600 nios que haba all fueron exterminados por la metralla y los bayonetazos.

Los soldados cubanos, emplazados en Chamutete (15 kilmetros al sur), desafiaron los campos minados y la potente aviacin sudafricana, para aproximarse al campamento, ante lo cual los racistas decidieron retirarse. As, nuestros efectivos pudieron salvar la vida de muchos heridos. La mayora de los infantes sobrevivientes fueron trados a Cuba para estudiar en una escuela para la SWAPO que se fund en la Isla de la Juventud.

La batalla de Cuito Cuanavale (15 de noviembre de 1987 - 23 de marzo de 1988), planificada por Fidel desde La Habana, dio un vuelco a la historia de frica, pues desarticul el poder de la dictadura blanca en la regin austral. Las fuerzas del apartheid tuvieron que abandonar el territorio angoleo, permitiendo la liberacin definitiva y el disfrute de la paz, e impuls la independencia de Namibia, y el fin del rgimen segregacionista en Sudfrica.

Sin condicionamientos

La presencia militar cubana en frica estuvo acompaada por programas de asistencia tcnica. Miles de nuestros internacionalistas, principalmente mdicos, maestros y tcnicos e ingenieros de la construccin prestaron sus servicios en naciones como Argelia, Angola, Mozambique, Cabo Verde, Guinea Bissau, Etiopa, Tanzania, Burkina Fasso y Benin, entro otros. Nuestros mdicos llegaron hasta los campos de refugiados saharauis en Tindouf (suroeste de Argelia).

En toda la historia de la cooperacin de Cuba en frica ha estado basada en la paz y la bsqueda de la prosperidad, y sin nimos de lucro y desvinculada de cualquier condicionamiento poltico e ideolgico. Entre las reas prioritarias se encuentran la atencin integral de la salud en los niveles primario y secundario, la asistencia tcnica, la formacin de recursos humanos, el desarrollo de los programas de salud y la gerencia de los de medicamentos.

La Mayor de las Antillas es uno de los Estados que ms sensibilidad ha mostrado en la lucha para que frica alcance las Metas del Milenio. Entre estos objetivos se encuentran el logro de la enseanza primaria universal, reducir la mortalidad de los nios menores de cinco aos, mejorar la salud materna, y combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades.

Segn algunos reportes recogidos en la pgina web de la Cancillera cubana, hasta este ao se contabilizan 252 mdicos sudafricanos graduados en Cuba. Tambin hoy estudian aqu 433 angolanos, y para el prximo curso escolar se prev entregar 190 becas de diferentes especialidades, cien de ellas para Ciencias Mdicas y 40 para carreras pedaggicas. Desde 1961 y hasta la fecha hemos formado 8 148 jvenes de ese Estado, 1 833 de nivel superior.

En cuanto a la educacin, Guinea Bissau prev eliminar el analfabetismo que afecta a ms de la mitad de los 1,5 millones de sus habitantes en 2015, con la aplicacin del programa cubano Yo, s puedo, que funciona en tres regiones de ese pas con una matrcula de 1 646 y un acumulado de 1 943 alfabetizados.

En Mali, la construccin del Centro Oftalmolgico Ernesto Che Guevara, que comenz en 2008 ya est prcticamente a un 97 por ciento de su ejecucin. Desde septiembre de 2009 hasta la fecha han sido diagnosticados ms de 12 000 pacientes, de ellos 3 000 requieren de tratamiento quirrgico por padecer de la enfermedad de catarata.

Son solo algunos ejemplos del amor cubano que hoy echa races en cada rincn de las tierras africanas.

La celebracin del XVII Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes en Sudfrica, a fines de este ao, ser un espaldarazo a este continente que hoy busca consolidar su verdadera independencia y una satisfaccin para la pequea Isla que no deja de apostar al bienestar de sus hermanos al otro lado del Atlntico.

Fuente: http://hablemosdeafrica.blogspot.com/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter