Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-10-2010

Holanda, como ua y carne

Michael R. Krtke
Sin Permiso


La bofetada de antesdeayer ha quedado definitivamente olvidada. Los holandeses se disponen a dar la bienvenida a un gobierno con una raspada mayora suficiente (76 votos de un total de 150) en el parlamento. Un gobierno tolerado y controlado, si no gobernado, por el Partido de la Libertad (PVV, por sus siglas holandesas) y Geert Wilders, que se comporta a todos los efectos como primer ministro a la sombra. Obviamente, los notablesse preocupan por sus negocios. De regalarse Wilders como cuasi-gobernante con comentarios anti-islamistas lo mismo en casa que en el extranjero, sera en detrimento de los intereses de los escrupulosos mercaderes holandeses, pues la xenofobia no es amiga del negocio. Se ha desprendido finalmente de la fachada el barniz de la por tantos elogiada tolerancia de La Haya, que no fue en todo caso ms que indiferencia. La aversin y la agresin contra los musulmanes como la que practican los partidarios de Wilders se ha normalizado desde hace aos en el pas de los plders.

Se trata oficialmente de un gobierno de coalicin en minora formado por los liberales del VVD (Partido Popular por la Libertad y la Democracia) y los cristiano-demcratas de la CDA (Llamada Democristiana), que deben tolerar a Wilders como vencedor de las elecciones del 9 de junio. El lder del PVV se encuentra ahora en negociaciones, pero pronto presidir el gabinete.

Junto con el acuerdo de coalicin entre el VVD y la CDA se negociar un acuerdo de aquiescencia con el Partido de la Libertad. Esto es, el ejecutivo designado no puede dar un solo paso sin que Wilders lo permita. Y por qu querra oponerse? Los escuadrones populistas de la derecha son con los liberales como ua y carne. Durante ocho largo aos Wilders trabaj escribiendo discursos para Frits Bolkenstein y otros grandes del VVD antes de entrar en el parlamento en 1998. Su partido es una escisin de los liberales y compite con otra escisin por la derecha todava ms abiertamente xenfoba, encabezada por Rita Verdonk [presidenta de Orgullo por Holanda, N.T.]. No es ningn secreto la repulsin de Frits Bolkenstein, como idelogo fantico, hacia quienes se resisten a integrarse. En caso de duda, los dogmas de mercado neoliberales del VVD eran ms sagrados que a sus ojos la anticuada liberalidad poltica.

Wilders representa el neoliberalismo puro. Tambin cuando, en plena campaa electoral, se coloca el antifaz de izquierdista y clama contra un aumento de la edad de jubilacin o contra los privilegios financieros de los ricos. Nada nuevo bajo el sol. Los juegos de cartas favorecen el oportunismo. Para los liberales, que por vez primera en cien aos pueden recuperar la presidencia, no ser difcil sacrificar los principios del estado de derecho y, en lugar de prohibir el burka, favorecer la creacin un impuesto para su uso, una solucin bien holandesa. Por su parte, con su poltica de smbolos, Wilders satisfar los deseos ms profundos de los liberales: se acabaron los impuestos para la construccin de carreteras y los impuestos para los lucrativos privilegios impositivos, como la deduccin de los intereses hipotecarios. Para Wilders ser tambin razonable su plan de ahorro, de la magnitud de 18 a 20 mil millones de euros. Puede que todo este est bien para la acomodada clientela del VVD, pero lo es mucho menos para el ciudadano holands de a pie.

Habr que estar atentos a la reaccin de la Unin Europa. Cuando el FP [Partido de la Libertad de Austria, N.T.] de [Jrg] Haider lleg al gobierno en 1999, se consideraron sanciones contra Austria. Una dcada despus no hace falta que cante ningn gallo en Bruselas para que en La Haya un partido abiertamente racista, anti-liberal y anticonstitucional decida el futuro del pas con subir o bajar el pulgar tan slo.

Michael R. Krtke , miembro del Consejo Editorial de SINPERMISO , es profesor de poltica econmica y derecho fiscal en la Universidad de msterdam, investigador asociado al Instituto Internacional de Historia Social de esa misma ciudad y catedrtico de economa poltica y director del Instituto de Estudios Superiores de la Universidad de Lancaster en el Reino Unido. Es tambin coeditor de la nueva MEGA , el gran proyecto internacional de edicin crtica de las obras completas de Marx y Engels.

Traduccin para www.sinpermiso.info : ngel Ferrero

Fuente:
http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=3616


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter