Portada :: Ecuador
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-10-2010

La "insurreccin popular" de la Polica ecuatoriana

Dax Toscano Segovia
corrientemarxista.org


Levantamiento popular? Intentona golpista? Autogolpe? Show meditico?

Qu aconteci el 30 de septiembre de 2010 en Ecuador?

Los pronunciamientos han sido diversos y desde distintas posiciones, si bien muchas de ellas coinciden.

Lucio y Gilmar Gutirrez, dirigentes de Sociedad Patritica, han sealado que la responsabilidad de los hechos la tiene Correa por su actitud prepotente y autoritaria. De igual manera han expresado que en el pueblo hay descontento frente a la situacin generada por sus polticas. Ellos, sin embargo, al igual que sus partidarios, han deslindado responsabilidades frente a lo sucedido. No obstante, la presencia de Fidel Araujo (militante de la agrupacin poltica de Gutirrez y asesor del ex-presidente) en el Regimiento Quito No. 1, as como las declaraciones del propio Lucio y de su abogado Pablo Guerrero, quienes manifestaron que se deba disolver la Asamblea Nacional y que Correa deba renunciar, ponen en evidencia las verdaderas intenciones polticas de estos personajes.

Por su parte, el Partido Marxista-Leninista (PCMLE-estalinista), as como las organizaciones vinculadas a esta agrupacin (MPD, FEUE), han expresado que lo que sucedi aquel da en el pas fue una insurreccin popular liderada por policas y un sector minoritario del ejrcito y la aviacin ante las polticas de corte neoliberal llevadas adelante por el rgimen de Correa, que ha conculcado sus legtimos derechos. Dirigentes del MPD, como Luis Villacs, expresaron pblicamente su apoyo a la accin de los policas.

El Movimiento Pachakutik tambin se pronunci en defensa de la protesta policial.

Analistas polticos, acadmicos universitarios como Fernando Villavicencio, tambin han respaldado la accin de los policas. En su artculo Rafael Correa y el Golpe de Estado del Cabo Cotonete, Villavicencio exalta la lucha policial, a la vez que acusa al gobierno de haber tramado una obra teatral, que condujo a los hechos sucedidos el da jueves 30 de septiembre de 2010. Para el analista, Correa no estuvo secuestrado y, como lo han sealado los policas que estuvieron en el hospital de la institucin, el mandatario tuvo la oportunidad de salir tranquilamente de ah, incluso en medio de una calle de honor.

Si esto es real como seala Villavicencio: por qu los policas cercaron el hospital?, por qu se ensaaron contra los manifestantes que, engaados por el propio Correa y sus cercanos colaboradores, segn la versin del articulista, queran arribar a las puertas del institucin de salud para ver al presidente y acompaarlo en su salida?

A nivel internacional, el periodista y destacado luchador social Dick Emanuelsson se hizo eco de los pronunciamientos hechos por Edwin Bedoya, dirigente de la CEDOCUT y de Stalin Vargas, vocero del MPD, quienes han insistido en sealar que en Ecuador hubo una rebelin policial frente a las polticas del rgimen que afectan a los sectores populares.

Contrario a lo expresado por los personajes y agrupaciones sealadas, los presidentes de Venezuela, de Bolivia, as como el gobierno de Cuba, fundamentalmente, condenaron con firmeza lo que calificaron como intentona golpista en Ecuador. De la misma forma emplazaron al gobierno estadounidense a que se pronuncie. No perdieron la oportunidad en sealar que detrs de esta accin estara la mano de la CIA y sus organizaciones.

Militantes, pensadores y analistas de izquierda como Atilio Boron, Percy Alvarado Godoy, Narciso Isa Conde, Eva Golinger, han manifestado que s hubo un intento de golpe de Estado, enfatizando que detrs de ello estuvo la mano de la oligarqua y la derecha ecuatoriana, as como del imperialismo estadounidense.

La Corriente Marxista Internacional ha realizado planteamientos similares, haciendo un llamado para romper con el poder de la oligarqua y fortalecer la organizacin del pueblo, de la clase trabajadora ecuatoriana.

Entre los sectores de la derecha y la denominada izquierda marxista (estalinista) ecuatoriana existe plena coincidencia en sus planteamientos.

Los medios privados ecuatorianos, en general, han rechazado la idea de que hubo un intento de un golpe de Estado. Una y otra vez han sealado como causas de lo que sucedi ese da a las polticas de Correa, as como a sus actuaciones autoritarias y prepotentes. El presidente fue el que provoc, fue un irresponsable al ir al foco de discordia, han sealado.

Diego Oquendo, periodista de Radio Visin, no se ha cansado de indicar que no hubo de golpe de Estado, sino una insurreccin.

De igual manera, aprovechndose de la coyuntura, los representantes de los medios privados no han perdido la oportunidad de reclamar una vez ms el derecho a la libertad de expresin, supuestamente conculcada por el gobierno, frente a la medida de enlazar todas las cadenas a la oficial ECUADORTV. Este pronunciamiento ha sido respaldado por la SIP.

Tras los incidentes, las peticiones de amnista para los policas involucrados en los acontecimientos de ese da se han sucedido unas a otras por parte de los asamblestas opositores al gobierno, principalmente de Sociedad Patritica y del Partido Socialcristiano. Mientras el presidente Correa ha sealado que no habr ni perdn, ni olvido y que se aplicarn las sanciones estipuladas en la Ley para los policas que participaron en esas acciones.

Para continuar con el anlisis de lo sucedido el 30 de septiembre de 2010 en el pas, es necesario tomar en consideracin algunos planteamientos, que tanto los sesudos analistas de derecha e izquierda han obviado para emitir sus posiciones, lo cual les ha llevado a no identificar las causas reales que estaran detrs de esos hechos:

  1. No se puede dejar de lado que en Amrica Latina los sectores de la derecha poltica, las oligarquas vende patrias y el imperialismo tienen como inters fundamental retomar las posiciones que en los ltimos aos perdieron. El golpe de Estado en Honduras constituye un ejemplo de lo dicho, as como los constantes ataques contra los gobiernos de Hugo Chvez y de Evo Morales con el objetivo de desestabilizarlos. Igual ha sucedido con el gobierno de Correa, tal como lo demuestran las campaas llevadas adelante por personajes como Carlos Vera, Jorge Ortiz, Lucio Gutirrez, lvaro Noboa, Jaime Nebot, Csar Montufar, Pablo Guerrero, entre otros. El gobierno de Correa, que dista mucho de ser un gobierno revolucionario, de carcter socialista, pese a esto constituye un estorbo para la poltica de dominacin imperialista en el continente. No obstante el sinnmero de contradicciones del actual gobierno en poltica internacional, los EE.UU. estaran gustosos de deshacerse de un presidente que se ha vinculado al ALBA, que ha propiciado la constitucin del Banco del Sur, que ha jugado un rol fundamental en la OEA y UNASUR para hacerle frente a las polticas imperiales y que ha mantenido buenas relaciones con el presidente Hugo Chvez, Evo Morales y Ral Castro.

  2. Los grupos de poder poltico y econmico se amparan en una poderosa campaa meditica para desprestigiar toda iniciativa, modelo o sistema que se oponga al capitalismo. Hay una satanizacin de lo que es el socialismo y el comunismo, tal como se lo hizo en la dcada de los 80 del siglo pasado en Amrica Latina. Gobiernos progresistas y abiertamente de carcter revolucionario son estigmatizados, acusndoles de querer destruir a sus naciones con la aplicacin de modelos obsoletos. La propiedad privada constituye algo sagrado. Nadie puede ir contra eso, dicen los defensores del capitalismo. El gobierno de Correa, pese a que no ha dado seales concretas de que en el Ecuador su gobierno quiera aplicar medidas que posibiliten la construccin del socialismo, ha sido objeto de estos ataques. La cadena televisiva TELEAMAZONAS es la principal opositora al rgimen del presidente Correa.

  3. La CIA y sus organizaciones: USAID, NED, IRI, SIP, Freedom House, Fundacin Heritage, estn detrs de todas las campaas de desestabilizacin contra los regmenes opuestos a los intereses de las oligarquas latinoamericanas y del imperialismo yanqui. Millones de dlares han sido entregados a organizaciones civiles, incluidos grupos que representan posturas progre. Eva Golinger ha sealado que la USAID ha entregado aportaciones millonarias a Participacin Ciudadana (dirigida anteriormente por Csar Montfar), a la CONAIE, a Pachakutik, a la Corporacin Empresarial Indgena del Ecuador (con la cual tiene vnculos la asamblesta opositora al gobierno de Correa, Lourdes Tibn).

  4. De igual manera, la CIA ha penetrado los aparatos de seguridad del Estado en Ecuador. Altos oficiales de la polica y el ejrcito, que han sido victimizados por los medios, como el Mayor Manuel Silva, ex jefe de la UIES (Unidad de Investigaciones Especiales de la Polica) y el Coronel Mario Pazmio, ex jefe de Inteligencia del Ejrcito, estn estrechamente relacionados con la CIA. Adems, estos oficiales han prestado buenos servicios a la inteligencia colombiana. En 2008 se present un Informe sobre la penetracin de la CIA en las Fuerzas Armadas y la Polica, donde se demuestra los vnculos y la subordinacin de estas instituciones con los aparatos de espionaje gringos, as como con la embajada estadounidense.

  5. La institucin policial, as como las fuerzas armadas en el Ecuador, histricamente se han puesto al servicio de los grupos de poder poltico y econmico. La violacin a los derechos humanos ha sido permanente por parte de estos aparatos represivos. No han estado del lado del pueblo y sus luchas. Por el contrario, han sido enemigos de las mismas. El informe presentado por la Comisin de la Verdad, constituida bajo el gobierno de Correa, pone en evidencia la prctica permanente y sistemtica de la violencia por parte de la polica y las fuerzas armadas sobre la poblacin. Basta recordar la institucionalizacin de la tortura bajo el gobierno de Len Febres Cordero, para silenciar a quienes se les calific como terroristas.

Sin perder de vista lo expuesto, cabe plantear tres interrogantes:

  1. La derecha y el imperialismo estadounidense estn libres de culpa en lo que aconteci el 30 de septiembre de 2010 en Ecuador?

  2. Hubo realmente una insurreccin popular, encabezada por la polica, contra el gobierno de Correa?

  3. La institucin policial actu en defensa de los intereses del pueblo?

El texto de Lenin: El Estado y la revolucin, permite comprender el rol de la fuerza pblica.

El Estado es un aparato de represin de la clase dominante. No es neutral. No representa los intereses de la mayora.

Para llevar a efecto su tarea, el aparato estatal est conformado por fuerzas que ejercen acciones represivas directas contra la poblacin para de esa manera garantizar los intereses de la clase detentadora del poder. El ejrcito y la polica son los instrumentos fundamentales de la fuerza del Poder del Estado, deca Lenin.

Esos destacamentos especiales de hombres y mujeres armados estn conformados, generalmente, por gente del pueblo. Eso es verdad. Pero de ah a deducir que por ello se alinean con los intereses de las masas, hay un gran trecho.

Estas fuerzas del orden tienen como misin defender al sistema y a sus amos que les dan de comer. Slo se levantan, si lo hacen, cuando ven afectados sus intereses econmicos, sus privilegios, como lo demuestra la accin llevada a cabo fundamentalmente por los policas en Ecuador. La protesta se produjo como rechazo a la posibilidad de perder privilegios, canonjas que los policas han tenido. El malestar contina en ese sentido, aunque con la homologacin salarial que el gobierno de Correa ha efectuado, las remuneraciones de los integrantes de las instituciones armadas mejorarn sustancialmente.

Habra que esperar para saber si los policas y militares, ya contentos con sus nuevos salarios, van a luchar por los intereses del resto de la poblacin. De igual manera, habra que ver si es que en un momento determinado en que la poblacin salga a protestar por sus derechos y mejores condiciones de vida, la polica no va a reprimirla.

La izquierda marxista y los sesudos intelectuales progre no han perdido la oportunidad para hablar de la extraccin popular de la tropa. Son el pueblo uniformado, dicen. Lo que no analizan es el rol que tienen esos aparatos represivos en la sociedad, as como la ideologa que terminan asumiendo en los cuarteles donde les inculcan el odio a las ideas socialistas, al comunismo. Asimismo, dejan de lado la personalidad de los individuos que trabajan en esos aparatos represivos, que se caracterizan por ser obedientes, disciplinados, sumisos y serviles frente al orden establecido. Podrn rebelarse frente a un gobierno para defender sus intereses, pero eso no les quita la condicin de ser instrumentos al servicio de la clase que detenta el poder. Son enemigos de las luchas populares.

La actuacin de la tropa policial el da 30 de septiembre de 2010, confirma lo expuesto. Asesinato de un estudiante universitario e incitacin para hacer lo mismo con el presidente Correa, disparos de gases lacrimgenos contra los manifestantes pacficos, utilizacin de gas pimienta, agresiones fsicas, amedrentamiento a la poblacin, robo y destruccin de cmaras y telfonos celulares, destruccin de vehculos es lo que caracteriz a la accin criminal de los policas contra el pueblo. La indiferencia frente a los saqueos que se dieron en varias ciudades, demostraron la falta de preocupacin de la polica por el pueblo. Esto form parte de un plan muy bien estructurado para sembrar el caos en el pas, demostrar que no haba gobierno y propiciar la cada del rgimen de Correa. Pese a todos estos hechos, todava pretenden encasillar la realidad a la torpe idea de que en el pas no hubo una intentona golpista.

Que los golpes no los hacen las tropas, sino los oficiales, dicen los analistas de derecha e izquierda.

Qu estrechez de pensamiento!

Las tropas policiales y militares participaron en el golpe de Estado en Chile en 1973 y ms recientemente en Honduras, en el ao 2009. Los que planifican pueden ser otros, tras bambalinas o en forma abierta. Pero los que ejecutan esas acciones son los individuos que conforman esos aparatos represivos. Si se niegan, no les queda ms que asumir las consecuencias de sus actos: ser fusilados, encarcelados, torturados o, en su defecto, abandonar esos aparatos para pasar a engrosar las filas de las y los combatientes populares.

Solamente cuando la tropa y la oficialidad se conciencian a partir de las condiciones materiales de existencia de la poblacin ms pobre, as como por un adecuado trabajo poltico, la polica y el ejrcito se pondrn del lado del pueblo.

En Ecuador, el da 30 de septiembre de 2010 la polica atac al pueblo. Ese da los policas lucharon por sus intereses particulares, no los de la mayora de la poblacin. En esa jornada, la polica vitore a un enemigo de la lucha popular, el Coronel Lucio Gutirrez. En esa fecha, una vez ms, la polica demostr estar en contra del pueblo.

Estos elementos son los que no deberan perder de vista quienes desde posiciones supuestamente de izquierda, se ponen del lado de los represores histricos del pueblo y de quienes estn detrs de ellos: la oligarqua vende patria y el imperialismo yanqui.

Ojal esa izquierda y sus sesudos analistas e intelectuales, no pidan amnista para estos policas, enarbolando la poltica cnica del perdn y olvido.

Los enemigos de mis enemigos, no son necesariamente mis amigos.

La clase trabajadora ecuatoriana debe organizarse para hacerle frente a la derecha, a la oligarqua y a la intervencin del imperialismo yanqui. De igual manera debe prepararse para exigirle de una vez a este gobierno que d un giro radical a la izquierda y que ponga en prctica medidas que posibiliten la construccin de un sistema poltico-econmico distinto al capitalismo.

Eso, por ahora.


Fuente: http://www.corrientemarxista.org/internacional/8-america-latina/261-la-insurreccion-popular-de-la-policia-ecuatoriana.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter