Portada :: Espaa :: 29-S Huelga General en Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-10-2010

Entrevista a Josep Bel, coordinador de Comisiones de Base (Co.Bas) y activista social
"La huelga del pasado 29-S ha demostrado que la lucha de clases contina vigente"

lex Romaguera
El Triangle

Traducido para Rebelin por Salvador Lpez Arnal


Portavoz de la campaa unitaria 'Que la crisis la paguen los ricos', Bel figura entre los impulsores de la candidatura anticapitalista para los comicios autonmicos Des de Baix, candidatura que rene diversas organizaciones polticas y sociales de la izquierda radical.

Cmo valoris la jornada de huelga del pasado 29 de septiembre?

Fue un xito. Ni las firmas, ni otras iniciativas que para los socilogos son fciles de vehicular porque no cuestan dinero, agrupan tantos trabajadores y gentes de luchas sociales. Por tanto, no solamente se ha demostrado la centralidad de la clase trabajadora, tambin se ha puesto de manifiesto que el conflicto de clases, que la lucha de clases, continua plenamente vigente.

Por qu no se ha podido movilizar todo el tejido social afectado por la precariedad?

En el Estado espaol existen 4 millones de parados, 3,5 millones de autnomos, inmigrantes inmersos en la economa sumergida y jvenes que no tienen a su alcance asambleas, encuentros sociales, donde plantear sus demandas. Justamente por esto, desde algunos sindicatos y colectivos de base, impulsamos asambleas locales para que, de forma horizontal y democrtica, todo el mundo d su opinin. Slo de esta forma podremos cambiar sustantivamente la correlacin de fuerzas actual y recuperar nuestros derechos ms bsicos.

Algunos sindicatos hablan de que la indefensin se ha instalado en las relaciones laborales. Crees que esto puede ocultar el malestar de mucha gente?

Estoy de acuerdo. Si bien lanzar octavillas ahora ya no es delito, como ocurra durante el franquismo, los piquetes patronales funcionan a toda marcga y, ahora, precisamente ahora, hay ms que miedo que nunca. En los servicios y en las pequeas empresas, especialmente aqu, todo esto se ha denunciado.

Es cierto tambin, sin embargo, que mucha gente no secund la huelga por su desencanto con la izquierda.

Los sindicatos mayoritarios son poco exigentes con el Gobierno?

Los sindicatos mayoritarios, UGT y CC.OO, aceptaron que mientras que una parte del dinero pblico iba a sufragar los bancos privados espaoles recayera sobre la ciudadana la reduccin del 5% de la deuda pblica. Adems, se han dedicado a hablar de dilogo social mientras aumentaba el IPC o la revisin salarial no llegaba al umbral esperado. Ahora, con la ltima (contra)reforma, todo se ha precipitado.

Se han visto obligados a convocar la huelga?

S, pero hemos estado dos aos sufriendo su estrategia, contra la cual algunos sindicatos organizamos encuentros y movilizaciones porque sabamos, como despus se ha demostrado, que las crisis les pagamos siempre los trabajadores.

Crees que cambiar ahora de actitud de las grandes fuerzas sindicales?

De momento, continan con la misma dinmica de apelar al dilogo social. Ya han olvidado las proclamas de la huelga de exigir ms impuestos para los ricos y la retirada de los decretos. Vuelven a insistir que negociarn los presupuestos y los convenios. Todo esto, los que hemos trabajado para convencer a la gente que era necesario ir a la hulega ese da, no podemos aceptarlo.

Qu se debe hacer, entonces?

Mantener una protesta permanente hasta que el Gobierno no rectifique. As lo han hecho en Francia. Los sindicatos han continuado las huelgas y movilizaciones para conseguir que el Gobierno retire su propuesta de alargar la edad de jubilacin de los 60 a los 62 aos. Este intento, seguramente, Sarkozy lo pagar muy caro en las elecciones.

Y por qu entonces, en el Estado espaol, no existe la misma presin?

Existen demasiados vnculos entre los sindicatos oficiales y el Gobierno socialista. Debemos ser honestos. Muchos antiguos sindicalistas, o incluso gentes que provienen de Izquierda Unida, estn ahora en el PSOE con un cargo muy bien remunerado. Yo mismo fui testigo en les reuniones de Comisiones Obreras, en la poca del Partido Democrtico de la Nueva Izquierda, con Antonio Gutirrez, el que fuera secretario general de CC.OO, decidi pasarse en bloque al PSOE. El mismo Antonio Gutirrez ahora es diputado, y, si bien ha dado apoyo a la huelga, como responsable de Economa del PSOE, ha votado a favor del recorte del salario de los funcionarios y de la cesin de dineros pblicos a los bancos.

Los vnculos entre los grandes sindicatos y el PSOE son demasiado fuertes, y no solamente por remuneraciones y cargos, tambin por haber compartido trayectorias polticas similares.

Fuente: Entrevistes resum digital del diari paper http://www.eltriangle.eu/cat/notices/2010/10/_la_vaga_ha_demostrat_que_el_conflicte_de_classes_continua_vigent_17362.php



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter