Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-10-2010

Zapatero cambia de gobierno
La rectificacin realmente existente

Miguel Romero
Rebelin


CC OO y UGT reclamaron el 29-S una rectificacin al presidente del gobierno. Pues aqu la tienen. Los bailes de carteras y los fichajes (antes de entrar en la parte seria, permtaseme una mencin a la notable carrera poltica que est haciendo Rosa Aguilar: un modelo, un ejemplo, o un seuelo, para las nutridas filas de seguidores de la real-politik), estos bailes y fichajes, digo, son toda la rectificacin que quiere hacer el presidente del Gobierno, y no afectarn en nada significativo a su poltica econmica y social. No estn los tiempos para metforas taurinas, pero en este momento no se me ocurre otra: se trata de que veteranos del capotazo -como Rubalcaba o Juregui, con la colaboracin de Valeriano Gmez, que fue nada menos que coordinador del dilogo social en los tiempos del ministro Caldera- metan al 29-S en los corrales.

Porque ese 29-S sobre cuyo fracaso cuentan y no acaban, encuestas, editoriales, tertulianos, en buena compaa con los portavoces de la CEOE... ha obligado a Zapatero a disear un gobierno que intente desactivarlo. sta es la base del nuevo gobierno. Aadamos que el ascenso de Rubalcaba y la popularidad de su curriculum antiterrorista busca ganarle la partida al PP en el electorado de centro. Los dems cambios son marginales: ya sabamos que las carteras de Exteriores o Sanidad se las dan a cualquiera.

Si relacionamos la llegada de la triada Rubalcaba+Jauregui+Gmez con el prximo relevo en la presidencia de la CEOE est claro que el dilogo social ha resucitado. El desafo es de talla. Porque para Zapatero no se trata de cambiar de poltica, sino de permitir su aplicacin. Y la primera condicin para ello es bloquear el nuevo ciclo de movilizacin social que el 29-S puede haber iniciado y que es la posibilidad, la nica y esperanzadora posibilidad que tenemos quienes hicimos y apoyamos la huelga: la poblacin trabajadora, los sindicatos, los movimientos sociales, la izquierda social y poltica... para hacer fracasar las poltica de ajuste del gobierno, desde la reforma laboral hasta las amenazas prximas de reforma de las pensiones, de la negociacin colectiva, etc.

Sin duda, algo cambiar en la accin del gobierno, adems de las caras, las formas, y otras modalidades de la poltica espectculo,... Quizs los tiempos de aplicacin de tal o cual medida; quizs aquella o esa otra compensacin; quizs algn nmero se redondee a la alta o a la baja por aqu o por all... Pero nadie en la izquierda social y poltica que sepa de qu va esto puede creerse que Zapatero vaya a cambiar una coma en los fundamentos de una poltica para la que ha peregrinado a pedir la bendicin en todas las baslicas de los mercados. Y por cierto, adems de hablar de los que vienen y los que se van, no conviene olvidar a los que se quedan: Salgado y su equipo, lo que tambin lleva incorporado un mensaje, claro como el agua clara.

As que el desafo tiene una componente inmediata, simple y fundamental: hay que mantener el programa de reivindicaciones compartidas el 29-S, o sea, retirada de la reforma laboral y de los planes del gobierno sobre la reforma de las pensiones. Retirada significa retirada, no negociacin. Primero, la retirada; despus, ya veremos. Hay ms razones que nunca para se confirmen las acciones anunciadas para diciembre, en sintona con la ola de protestas que est recorriendo Europa.

Pero tiene tambin una componente decisiva a medio plazo: mantener activa la voluntad de resistencia social que se expres el 29-S y realizarla en acciones y movilizaciones que se propongan derrotar a la economa poltica de los mercados y poner en marcha, junto con toda la multitud que la est rechazando en Europa, un proyecto de economa solidaria cuyo fundamento sea el derecho a vivir dignamente. Esa poltica necesita otra izquierda, una izquierda de izquierdas, que debe hacerse bien visible ya.

Miguel Romero es editor de VIENTO SUR

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter