Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-10-2010

Baskonia-Maccabi: una vez ms, cinco segundos para la solidaridad

Koldo Alzola
Rebelin


Por ensima y ltima vez nos han engaado. Hemos vuelto a pecar de ingenuos al pensar que el pasado jueves se iba a respetar la libertad de expresin en la cancha del Baskonia. Hemos dedicado un esfuerzo baldo a intentar negociar los trminos de la protesta ante la presencia en Gasteiz de la delegacin israel del Maccabi de Tel Aviv. Una semana de trabajo institucional tras la que desde la Plataforma de Solidaridad con Palestina de Gasteiz habamos arrancado un compromiso verbal claro: se iba a permitir el reparto de octavillas en los aledaos del estadio a la entrada del partido y se iba a permitir la entrada de banderas palestinas y de pancartas cuyos lemas no fueran ofensivos (un punto muy ambiguo sujeto a la interpretacin... de quien?). Y una vez ms alguno o todos de los eslabones de la cadena (seguridad del pabelln, gerencia del Baskonia, Consejera de Interior...) ha vuelto a faltar a la palabra dada.

Momentos antes del partido, en el exterior del estadio, policas autonmicos de paisano requisaban 10.000 octavillas, la totalidad de pancartas con los lemas de la campaa internacional de BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones) a Israel, y retenan e identificaban a once activistas solidarios con Palestina. Las directrices del protocolo de seguridad desplegado por el Mosad (servicio secreto israel) y acatado e implementado por la Consejera de Interior vasca era claro a juzgar por las conversaciones entre los ertzainas que nos retenan y cuya mayor obsesin era encontrar en los textos las palabras genocidio, apartheid o boicot, como si reclamar el final del apartheid pudiera ofender la sensibilidad de cualquier persona respetuosa con los derechos humanos. El objetivo del dispositivo de seguridad, por su parte, era ms que evidente: intentar erradicar de las gradas de Zurbano cualquier muestra de solidaridad con el pueblo palestino, de denuncia del rgimen sionista o de apoyo a la campaa internacional de BDS. A ese fin contribuyeron tambin, como en ocasiones anteriores, los medios de comunicacin, boicoteando la rueda de prensa anterior al partido a la que no acudi ningn medio y solo uno (el diario Gara) se hizo eco de la misma; y durante el propio encuentro haciendo verdaderos esfuerzos por evitar que las banderas palestinas que jalonaban las gradas aparecieran en las pantallas de televisin.

Todas estas limitaciones al libre ejercicio de la libertad de expresin nos han demostrado que la accin directa no violenta ha sido una vez ms la nica herramienta eficaz para romper con la imagen de normalidad que el estado sionista, con la connivencia de las instituciones locales, pretende pasear por las canchas europeas. Y as lo hemos hecho, saltando al parquet de Zurbano donde ha vuelto a ondear la cuatricolor. Por encima de las restricciones, amenazas, decomisos, acosos... durante cinco segundos les hemos vuelto a sacar los colores!. Nuestro mensaje, pues, es muy claro, tan claro como vuestras directrices: el Maccabi, el mayor valedor pblico de las polticas genocidas de Israel, no es bien recibido en Euskal Herria. Y as se lo haremos saber cada vez que pretendan presentarse en nuestra cancha, con la nica herramienta que nos queda, el legtimo ejercicio de la desobediencia civil.

Ver galera de fotos

Koldo Alzola es activista solidario con Palestina

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter