Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-10-2010

Mujeres con VIH fueron esterilizadas a la fuerza

Aprille Muscara y Daniela Estrada
IPS


Cuando Francisca lleg al hospital de Curic, en la central regin chilena de Maule, para dar a luz a su primer hijo, no imagin que se sera el nico que tendra. Cuando se estaba recuperando del parto, entr una enfermera a la sala. "Despus de preguntarme cmo me senta, me dijo que me haban esterilizado y que ya no podra tener ms hijos", recuerda en un informe presentado el jueves por el Centro de Derechos Reproductivos, con sede en Nueva York, y la organizacin no gubernamental chilena Vivo Positivo. Eso ocurri en 2002. Francisca (nombre ficticio) tena entonces 20 aos y, junto con su esposo, quera tener ms hijos.

Pero, segn el informe, el cirujano que la atendi la esteriliz durante la cesrea, sin pedirle permiso, por ser VIH positiva.

"Me trataron como si fuera menos que una persona", dijo la mujer. "No fue mi decisin poner fin a mi fertilidad; me la quitaron".

La historia de Francisca no es un hecho aislado, dijo Suzannah Phillips, una de las autoras del informe, que documenta casos de tratos discriminatorios a madres con VIH (virus de inmunodeficiencia humana, causante del sida).

El informe, titulado "Dignity Denied" (Dignidad negada), seala que la esterilizaciones forzadas a mujeres VIH positivas en Chile eran habituales antes de 2000, cuando se revisaron sus leyes sanitarias para incluir el concepto de "consentimiento informado".

ste consiste en un proceso de comunicacin por el cual los pacientes autorizan voluntariamente un tratamiento luego de haber sido asesorados adecuadamente sobre todas las opciones posibles.

Pero la prctica continu: en un estudio de Vivo Positivo de 2004, 29 por ciento de las participantes --mujeres seropositivas-- dijeron que sus proveedores de servicios de salud las presionaron para esterilizarse, mientras que 12,9 por ciento dijeron haber sido esterilizadas sin mediar su consentimiento.

Vasili Deliyanis, coordinador ejecutivo de Vivo Positivo, dijo a IPS que, por un lado, Chile "es uno de los pases que ms ha bajado la tasa de nacimientos de bebs seropositivos", gracias a la aplicacin de un protocolo sobre transmisin vertical. Pero, por otro, las chilenas con VIH siguen siendo discriminadas en el mbito de la salud sexual y reproductiva, asever.

Para Mara Eugenia Calvin, de la no gubernamental Fundacin Educacin Popular en Salud (EPES), las esterilizaciones sin consentimiento son slo la expresin ms grave de un problema ms profundo.

En Chile "no hay programas especficos dirigidos a las mujeres que viven con VIH en el mbito de los derechos sexuales y reproductivos", plante la asistente social, coautora de varias investigaciones sobre el tema.

Pese a que la normativa de salud en Chile incorpora el enfoque de gnero y de derechos, y que la atencin de las personas viviendo con VIH es buena en el pas, "hay limitaciones en el abordaje" de la realidad particular de estas mujeres, enfatiz Calvin.

Ellas no estn incluidas, por ejemplo, en las orientaciones del Ministerio de Salud sobre atencin humanizada del parto, plante, lo cual se hace necesario debido a las diversas restricciones que sufren en este proceso, como no poder amamantar al recin nacido.

En el marco de un estudio sobre violencia contra las mujeres y feminizacin del VIH/sida, publicado en 2009, EPES entrevist a 102 chilenas viviendo con esta enfermedad.

Algunas de ellas contaron experiencias de esterilizaciones sin consentimiento y de presiones del personal de salud para realizarse el procedimiento, asegur Calvin.

Calvin tambin llam la atencin sobre la falta de programas de prevencin del VIH/sida orientado a las mujeres, sealando que las campaas nacionales contra esta enfermedad an se concentran en los hombres que tienen sexo con hombres.

Aunque el informe "Dignity Denied" se centra en Chile, Phillips dijo a IPS que los 27 casos que incluye son representativos de una tendencia mundial que "probablemente surgi en la ltima dcada".

Desde el estudio de 2004, madres seropositivas a las que esterilizaron por la fuerza presentaron demandas en Repblica Dominicana, Mxico, Namibia, Sudfrica y Venezuela. Phillips dijo a IPS que estas prcticas discriminatorias tambin son comunes en partes de Europa oriental y Asia.

Pero a causa del estigma que rodea al VIH/sida y al temor a represalias, las mujeres suelen ser reticentes a relatar esos maltratos. A consecuencia, "es difcil obtener datos estadsticos para saber realmente cun generalizado es el fenmeno", dijo Phillips.

"Las esterilizaciones forzadas no slo son una violacin fundamental a los derechos reproductivos de una mujer; tienen pocos beneficios en trminos de prevencin del VIH", seala en el reporte Yakin Ertrk, ex relatora especial de las Naciones Unidas sobre la Violencia contra la Mujer.

Durante el primer ao posterior al nacimiento de su hijo, Francisca no dijo nada sobre su esterilizacin forzada, seal Phillips. Slo cuando Vivo Positivo la contact en una clnica donde reciba tratamiento antirretroviral empez a saber ms sobre sus derechos reproductivos y finalmente comparti su experiencia.

Phillips explic a IPS que ella y sus coautores hallaron una "rampante" falta de concientizacin e informacin errnea en Chile, an entre los propios profesionales de la salud, que no cuentan con la formacin necesaria para tratar a pacientes seropositivos.

Casos documentados en el informe revelan que algunos mdicos y enfermeros incluso estaban mal informados sobre las vas de transmisin del VIH.

En cuanto a Francisca, en 2007 demand al hospital de Curic en un tribunal local, con la ayuda de Vivo Positivo. Al verano austral siguiente, la rechazaron sin posibilidad de apelar. Ahora, su caso, presentado contra Chile por el Centro de Derechos Reproductivos y Vivo Positivo, est pendiente ante la Comisin Interamericana de Derechos Humanos.

- Fuente: http://www.ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=96721



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter