Portada :: Europa :: Europa lucha contra la revolucin neoliberal
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-10-2010

El despertar de Francia

Serge Halimi
Le Monde diplomatique

Traducido para Rebelin por Caty R.


Francia no ha conocido manifestaciones de esta magnitud desde hace cuarenta aos. La personalidad de Nicolas Sarkozy, su arrogancia, su deseo de aplastar al adversario, han conseguido que un gran frente se agrupe contra l. Pero la oleada y las multitudes no se han originado por los caprichos de un hombre. Responden a la eleccin de una civilizacin injusta llevada a cabo, con la excusa de la crisis financiera,por los gobiernos europeos cuyo abanico de partidos va desdela derecha sin complejos hasta la izquierda que capitul. En Italia Berlusconi no hace ni ms ni menos que los socialistas Georges Papandreu en Grecia o Jos Luis Rodrguez Zapatero en Espaa. Todos ponen en peligro los servicios pblicos y la seguridad social. Todos, para complacer a las agencias de calificacin, pretenden hacer que paguen los trabajadores lo que cost al pas el saqueo perpetrado por los bancos. Los cuales continan ganando preservados de cualquier obligacin de mostrarse valientes y solidarios con las generaciones futuras.

No es la calle que se agita, es el pueblo francs que sale a escena. Ninguna legitimidad de los gobiernos puede oponerse a su protesta. La Asamblea Nacional se eligi tras una campaa presidencial durante la que Nicolas Sarkozy escondi sus intenciones relativas a una reforma de las pensiones presentada despus como la marca de su quinquenio. El derecho a la jubilacin a los 60 aos debe permanecer, proclam cuatro meses antes de su eleccin. Un ao despus, refirindose a un eventual aplazamiento de ese derecho, el nuevo presidente de la Repblica insista No lo har (). Me compromet con los franceses. No tengo potestad para hacerlo. Y esto es importante para m.

Gobernados ya por un tratado constitucional europeo rechazado masivamente por referndum y que los elegidos de derecha (respaldados por algunos socialistas) impusieron por va parlamentaria, los franceses se manifiestan tambin contra el autoritarismo despectivo del poder. Los jvenes se han dado cuenta de lo que les espera. A medida que el capitalismo encadena las crisis, endurece su lgica. Para mantenerse, primero tiene que hundirse la sociedad: evaluaciones permanentes, competencia entre los trabajadores, desgaste del trabajo. La ltima entrega del informe Attali ya recomienda la congelacin del sueldo de los funcionarios hasta 2013, la transferencia a los pacientes de una parte de la carga econmica de las enfermedades de larga duracin (cncer, diabetes), aumento del IVA, todo, por supuesto, manteniendo el escudo fiscal. Tenemos ante nosotros diez aos de rigor, ha vaticinado con glotonera el ex consejero especial de Franois Miterrand, que ha hecho hincapi sobre el rigor del ahorro.

El pasado 7 de octubre un manifestante estudiante de secundaria explicaba el sentido de su lucha: Primero es la enseanza, la escuela. Despus el trabajo, lo ms duro. Y despus la jubilacin, la recompensa. Si nos roban la recompensa, qu nos queda? Los liberales ironizan sobre esos jvenes extraamente preocupados por su jubilacin. No se dan cuenta de esa ansiedad acusadora de las polticas que han llevado a cabo desde hace treinta aos y que estn desembocando en un futuro sin esperanza.

Las manifestaciones y las huelgas son el mejor modo de revertir ese destino.

Fuente: http://www.monde-diplomatique.fr/2010/11/HALIMI/19827



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter