Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-11-2010

Productos que se comen el mundo

Sara Plaza
Diagonal


El modelo alimentario del Norte est esquilmando las tierras del Sur. Os ofrecemos algunos ejemplos de alimentos que acabarn por consumir las tierras de los pases en desarrollo para nutrir las neveras de los pases desarrollados. Las alternativas pasan por recurrir al consumo de alimentos locales y de temporada, obtenidos bajo las pautas de la agricultura y la ganadera tradicional, respetuosas con el medio y con el futuro del planeta.

Aceite de palma

Esta es la historia de cmo un cultivo de subsistencia, inofensivo y autctono, puede llegar a convertirse en un agente exterminador en manos de las personas. La palma es un recurso agrcola de origen africano, procedente del golfo de Guinea. Tal y como explica Amigos de la Tierra en su informe Aceite de palma, usos, orgenes e impactos, el aceite se obtiene de la pulpa del fruto de dicho cultivo.

Este aceite, antes de ser refinado, se considera el alimento con mayor cantidad de vitamina A, de ah su importancia para regiones con carencias nutricionales y su uso en el continente africano. Sin embargo, una vez refinado, pierde dichas propiedades, y se convierte en un componente esencial de la industria agroalimentaria. El aceite de palma se utiliza en multitud de productos como margarinas, platos precocinados, sopas, patatas fritas, helados, galletas Por ello, la palma pas de ser un cultivo tradicional a ser un cultivo industrial orientado a la exportacin (el 72% de la produccin mundial).

Con la aparicin en escena de los agrocombustibles, el aceite de palma se convirti en la estrella porque est considerada una de las alternativas para reducir la demanda de petrleo de los pases industrializados. Esto increment la multiplicacin de los cultivos de palma en el Sur, provocando tanto el desplazamiento de poblaciones indgenas como la desaparicin de bosques autctonos y la consecuente degradacin del medio natural en pases como Indonesia, Mxico o Colombia.

Un caso paradigmtico es el de Indonesia, donde la expansin descontrolada de las plantaciones, que comenz en 1970 y que, segn datos aportados por el Movimiento Mundial por los Bosques tropicales, en agosto de 2009 alcanzaban ya los siete millones de hectreas, ha acabado con bosques y turberas, y ha producido, igualmente, un saqueo de tierras indgenas en Borneo y Sumatra.

Alimentos kilomtricos

Nuestra alimentacin se basa hoy en da en productos obtenidos ms all de nuestras fronteras. As, en el Estado espaol, en los ltimos 10 aos la importacin de alimentos ha crecido un 66% (datos de Aduanas Espaolas, Agencia Estatal de Administracin Tributaria). Cuando se realiza esta afirmacin es fcil pensar en alimentos exticos o tropicales que no se encuentran a nuestra disposicin inmediata, pero nada ms lejos de la realidad. En nuestro pas consumimos productos importados que tambin se producen dentro de nuestras fronteras cada vez con ms frecuencia.

As, como se indica en el informe Petroalimentos Kilomtricos, facilitado por la Universidad Complutense de Madrid, cada da se importan 92.000 kilos de patatas de Israel o 21.000 kilos de carne de pollo de Brasil, por poner dos ejemplos. Pero el rey de las importaciones es sin duda la industria ganadera, ya que en el Estado casi el 80% de los alimentos que se importan se destinan a la alimentacin animal, va piensos. Segn datos de Veterinarios sin Fronteras, solamente para la soja y el maz que consume la ganadera intensiva espaola procedente de Argentina y Brasil, utilizamos 3,5 millones de hectreas de superficie agraria de estas regiones.

Las implicaciones de este modelo importador repercuten directamente en el calentamiento global, ya que, segn datos de Amigos de la Tierra, se calcula que cada kilmetro que recorre una tonelada de producto aporta una emisin de 0,002 kilos de dixido de carbono si viaja en barco, de 0,069 kilos si lo hace en ferrocarril, de 0,11 kilos en camin y de hasta 2 kilos cuando el transporte es areo. Actualmente, muchos de los alimentos, especialmente los frescos, viajan en avin. Para luchar contra los alimentos viajeros, la mejor solucin es consumir productos locales y de temporada, obtenidos bajo las pautas de la agricultura ecolgica.

El salmn

La acuicultura, ese arte que permite al hombre reproducir peces, es, a da de hoy, una de las industrias ms devastadoras. A ella estn asociados impactos como la sobrepesca, ya que el uso de peces para la elaboracin de harina y aceite de pescado para alimentar a muchas de las especies que se cran y engordan en las granjas acucolas no disminuye la presin sobre los caladeros, sino ms bien la empeora (segn denuncia el informe de Greeenpeace La industria acucola y de engorde: un reto de sostenibilidad).

Este es el caso del cultivo del salmn, pues, tal y como afirma el informe El impacto ambiental y sobre la pesca artesanal de la industria salmonera (Hctor Kol, Confederacin Nacional de Pescadores Artesanales de Chile), para obtener un kilo de este pescado son necesarios entre 5 y 10 kilos de pesca silvestre para fabricar los alimentos que requieren las poblaciones de salmones en piscifactoras. Esto es, para obtener un salmn de 4 kilos, son necesarios entre 20 y 40 kilos de pesca silvestre. Segn datos del informe de la Confederacin Nacional de Pescadores Artesanales de Chile, en 2003 el 87% de las 21 millones de toneladas de pesca silvestre destinadas a la fabricacin de harina y aceite de pescado, correspondieron a anchovetas y sardinas, procedentes del Pacfico Sur: Chile, Per y Ecuador.

Por otro lado, el cultivo del salmn tambin produce otros impactos sobre el medio, como son la contaminacin qumica derivada de la utilizacin de frmacos para controlar virus en las piscifactoras o la invasin de especies forneas causada por fugas de especies en un medio del que no son originarias. Para frenar dicha situacin, Greenpeace recomienda a las empresas acucolas utilizar piensos de origen vegetal, minimizar el uso de harinas y aceites de pescado y garantizar la seguridad de las instalaciones para que no se produzcan fugas.

Soja transgnica

A lo largo de las tres ltimas dcadas, el cultivo de semillas oleaginosas ha duplicado su superficie, segn datos recogidos en el informe Soja Transgnica y sus impactos en Uruguay de la Red de Accin en Plaguicidas y sus Alternativas para Amrica Latina. Entre las semillas oleaginosas, destaca la soja sobre el resto, con ms del 57% en cuanto al volumen mundial producido.

La produccin de esta semilla, utilizada para el alimento del ganado, se asocia a un tipo de modelo productivo derivado de la llamada revolucin verde que, tal y como documenta la campaa No te comas el Mundo en el informe Cuando la ganadera espaola se come el mundo, se basa en la utilizacin de semillas modificadas genticamente, un aumento en la intensidad de utilizacin de fertilizantes qumicos y herbicidas, ocupacin de reas mayores de cultivo y menor fuerza de trabajo por hectrea.

De nuevo, los pases del Sur han actuado como suministradores de este cultivo y sus bosques han experimentado un retroceso en pos de la sojizacin del terreno. Es el caso de Argentina, pas que ya en el ao 2000 haba perdido el 46% de su cubierta boscosa original.

El Estado espaol ha incrementado la demanda de soja como consecuencia del modelo ganadero intensivo con una alta necesidad de piensos de soja y derivados fruto de un aumento en la exportacin de carne de cerdo. Los principales pases que nutren nuestra ganadera son Argentina y Brasil, y esto tiene consecuencias nefastas tanto ambientales como sociales para ambos pases, ya que sus sectores agrarios estn dejando de suministrar alimentos para la poblacin local, en pos de la soja.

Es por ello que se recomienda a los consumidores que opten por comprar carne procedente de explotaciones de ganadera extensiva, en donde el animal se alimente de pasto natural, sin necesidad de adulterar su dieta con la soja del Sur.

Langostinos

El langostino, un alimento extico que se ha normalizado en fiestas y celebraciones, se ha abaratado ante los sorprendidos ojos de los consumidores. Esto, que ha convertido a este alimento ocasional en habitual acompaante en nuestras mesas, tiene que ver con un aumento de su produccin en las zonas tropicales. Greenpeace, en su informe La huella del consumo espaol de langostinos de cultivo, alerta: Si los langostinos que has comido recientemente han sido cultivados en granjas camaroneras, su produccin habr supuesto la desaparicin de hectreas y hectreas de uno de los ecosistemas ms productivos y valiosos que existen en el planeta.

Segn esta organizacin, el cultivo de langostinos requiere la destruccin de humedales y bosques tropicales de manglares en zonas pobres para la construccin de piscinas. La desaparicin de estas zonas supone la prdida de uno de los ecosistemas con mayor biodiversidad de las costas y el bloqueo del acceso a algunas de las escasas fuentes de ingresos de la poblacin local, como son la pesca y el marisqueo.

Pases como Tailandia, Ecuador, Indonesia e India han asistido al saqueo de sus costas, con el empleo de una gran cantidad de productos qumicos y piensos para alimentar el cultivo de langostinos, as como la introduccin de grandes volmenes de agua limpia que se devuelve a los estuarios con altas concentraciones de materia orgnica y productos qumicos.

Llama la atencin el caso de Brasil, que ha aumentado su produccin desde las 3.600 toneladas que distribua en 1997, a las 60.000 toneladas que salieron de sus aguas en 2002. Esto supuso que Brasil aumentara las exportaciones al Estado espaol en un 130% en 2003, segn datos de Greenpeace. Por eso, antes de consumir este alimento, es importante fijarse bien en cul es su procedencia y, en lo posible, consumir mariscos locales, capturados con mtodos tradicionales.

Nota:

Informacin elaborada con datos de la campaa No te comas el mundo.

Fuente: http://www.diagonalperiodico.net/Productos-que-se-comen-el-mundo.html


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter