Portada :: Cuba :: Abu Ghraib acusa a Cuba en Ginebra
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-02-2005

La CDH se reunir en Ginebra
Y George W. Bush quiere sancionar a Cuba

Emilio Marn
La Arena


En Ginebra, Suiza, ya comenzaron las labores preparatorias de los representantes de pases que coordinan las comisiones con vistas a la 61 sesin de la Comisin de Derechos Humanos. La reunin de los 53 pases miembros se iniciar el 14 de marzo prximo y se extender hasta el 22 de abril. Cualquier desprevenido podra pensar que si las deliberaciones van a girar sobre los derechos humanos, se discutir sobre las torturas de soldados norteamericanos contra presos en la crcel de Abu Ghraib y los bombardeos contra Fallujah. Error. Washington quiere condenar a Cuba alegando derechos que George Bush es el primero en desconocer.

LOS PRELIMINARES

La administracin Bush comenz, apenas asumido su segundo mandato, su campaa para tratar de condenar al gobierno de Fidel Castro en la comisin de la ONU que tiene asiento en Suiza. Tal intencin marca una contradiccin pues el texano invadi Irak en marzo de 2003 haciendo caso omiso a las advertencias de la organizacin mundial. Quiere decir que cuando le conviene, la utiliza como trampoln de lanzamiento de sus peores polticas. Y cuando no, la ignora olmpicamente.
Decimos que el operativo de condena comenz temprano porque en su audiencia de confirmacin ante el Senado, el 18 de enero, Condoleezza Rice fustig a la isla socialista como una de las tiranas que deben ser depuestas. La secretaria de Estado hablaba de ese modo por boca de su marido, perdn, del presidente Bush.

Esos preparativos para montar una trampa en la CDH no son algo secreto sino que van dejando huellas en diversas partes del mundo. Uno de los escenarios del crimen es Buenos Aires, donde la derecha meditica especialmente el diario La Nacin- y sectores del gobierno de Nstor Kirchner alimentaron el llamado caso Molina. Una mdica que renunci a su trabajo, cometi irregularidades administrativas, se qued con algunos vueltos, sirvi a la Seccin de Intereses de Norteamrica (SINA) y brind informacin falsa a las mafias de Miami sobre la salud cubana favoreciendo el bloqueo estadounidense contra su pas, tiene una restriccin para salir del mismo.

Discutible o no, esa medida es un asunto interno de Cuba. Pero la horda meditica que tan bien conduce Lino Gutirrez desde la embajada estadounidense en el barrio de Palermo, calific esa restriccin legal como una horrible violacin a los derechos humanos. Obviamente el diario de los Mitre-Saguier no le pregunt al embajador por los derechos de los 600 prisioneros afganos y rabes que EE.UU. tiene secuestrados ilegalmente desde 2001 en la base militar de Guantnamo. Esos presos no tienen abogado, juez ni causa. El secretario de Justicia, Alberto Gonzales, haba justificado que se les torture.
Por eso muchos dirigentes polticos y sociales argentinos ven como insuficiente la abstencin anunciada por el gobierno para el prximo abril. Ellos querran que Argentina vote claramente contra EE.UU. en Ginebra para evitar que la CDH sea desnaturalizada por quienes prohijaron las dictaduras de Augusto Pinochet y Jorge Rafael Videla.

LA PELEA DE FONDO

La pelea de fondo ser entre el 14 de marzo y el 22 de abril. All arreciarn los embates estadounidenses sobre las delegaciones, extorsionando en particular a las ms dbiles econmica y polticamente, para asegurarse votos. Cuando se acaban los argumentos, y stos escasean en la representacin enviada por Washington, empiezan las amenazas y la compra de votos a cambio de supuestos crditos, inversiones o favores. Esta no es ninguna novedad: algunos gobernantes centroamericanos cotizaron en dlares su sufragio para la expulsin de Cuba de la OEA en 1961.

La exasperacin del Departamento de Estado se debe a que las dos ltimas compulsas, en 2003 y 2004, fueron extremadamente parejas. La del ao pasado termin con una victoria prrica para el imperio pues el conteo arroj 22 votos para s y 21 votos para La Habana, con diez abstenciones. Desde el punto de vista del nmero de poblacin de las naciones que sufragaron por la isla, sta gan claramente. Es que la defendieron China, India, Rusia, Egipto, Congo, Ucrania, Zimbabwe, Pakistn y otros socios tercermundistas, frente al Primer Mundo y gobiernos satlites que votaron la mocin de Bush.

Esa enumeracin de los sufragios por uno y otro dej a trasluz las quejas del jefe de la delegacin cubana, Juan Antonio Fernndez, sobre la manipulacin de que era objeto la CDH. La cancillera de Felipe Prez Roque lament que el organismo fuera digitado por un reducido grupo de pases poderosos y actuara como una suerte de tribunal inquisidor no slo en contra suya sino tambin de los pases del Sur

La buena noticia respecto la sesin de este ao es que Cuba fue elegida como miembro del grupo de once naciones latinoamericanas y del Caribe, junto a  Argentina, Brasil, Costa Rica, Repblica Dominicana, Ecuador, Guatemala, Honduras, Mxico, Paraguay y Per. Esto dar al embajador Ivn Mora mayores posibilidades de argumentar que en la mayor de las Antillas se defienden los derechos humanos de los once millones de ciudadanos.

La mala noticia es que el coordinador regional ser Mxico, que en 2004 si bien no patrocin la mocin, dejando el rol de Judas a Honduras- la vot con las dos manos. Vicente Fox es uno de los aliados ms disciplinados de su poderoso vecino pese a que la mayora de los mexicanos mantiene la opinin del refrn: Pobre Mxico, tan lejos de Dios y tan cerca de EE.UU.
As fueron las cosas en la 60 sesin de la CDH, donde Washington se sali con la suya por apenas un sufragio. Si uno de los gobiernos que sintonizan la onda del TLC se hubiera abstenido, por caso Mxico o Chile, o bien uno de los que se abstuvieron, como Argentina o Brasil, hubieran apoyado a Cuba, el resultado habra sido distinto. Qu pasar este ao?

DE QU ESTAMOS HABLANDO?

Si la Comisin de Derechos Humanos estuviera interesada en debatir la problemtica de esos derechos en el mundo no podra menos que citar a declarar al presidente norteamericano e imputarle los crmenes de 200 mil iraques en dos aos de ocupacin militar del pas rabe.

A ese mismo imputado cabra interrogarlo sobre cuntas muertes provoc en el globo, sobre todo desde la cintura del mismo hacia el sur, la deuda externa fomentada por el FMI y la banca comercial privada. Estos instrumentos del Departamento del Tesoro y otras tesoreras del Grupo de los 7 hicieron que Latinoamrica pagara su deuda externa de los aos 80 unas siete veces y pese a ello an debe cinco veces lo que en ese momento, 30 mil millones de dlares.

Un estudio reciente de la ONU a cargo del economista norteamericano Geofrey Sachs que deba puntualizar la forma de cumplir con las metas del Milenio fijadas en 1990- insisti en que hay mil millones de seres humanos con hambre e iletrados. Para atenuar ese drama, el economista reclam mayor ayuda al desarrollo de parte de los pases ms poderosos de la Tierra, que en 1970 haban comprometido un aporte del 0,7 por ciento de sus opulentos PBI. Pero 35 aos ms tarde se confirma que ese compromiso est roto y EE.UU. es el que menos cotiza: 0,15 de su producto bruto.

Cuba no viola los derechos humanos sino que los asegura desde antes de nacer pues ha logrado que la mortalidad infantil descendiera en 2004 al 5,8 por mil de nacidos vivos. Esta marca es mejor incluso que la de Washington y otras capitales del Primer Mundo.

Podr o no gustar el gobierno y el sistema poltico adoptado por Cuba. Por ejemplo, desde el imperio y gobernantes afines se le reprocha la no existencia de muchos partidos polticos. Pero la creacin de varias agrupaciones no es sinnimo de democracia y menos an de solucin a los problemas de los pueblos. Caso contrario Argentina tendra que ser un modelo por registrar 500 partidos reconocidos y de ellos casi 50 con actuacin nacional. Sin embargo ese modelo llev al derrumbe de diciembre de 2001.

Los cubanos modestamente aclaran que, para su situacin concreta, el pluripartidismo fue pluriporquera. As califican el rgimen existente hasta 1959, ao de la revolucin. A partir de all, con el partido nico revolucionario cubano idea legada por el prcer Mart- los isleos comenzaron a superar la corrupcin, la represin y el neocolonialismo. Ellos estn convencidos de que encontraron un camino propio, soberano y democrtico; sobre todo participativo: el prximo 17 de abril estn convocados a votar para elegir los miembros de las Asambleas Municipales del Poder Popular. En esos comicios, que se hacen cada dos aos y medio, como en los generales, cada cinco, participa ms del 95 por ciento de los electores.
Acaso los fraudes de George Bush en 2000 en La Florida y en 2004 en Ohio le dan autoridad moral para cuestionar esa democracia cubana? O alguien cree que el republicano Bush y el demcrata John Kerry representaban dos modelos antagnicos?


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter