Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-11-2010

Un atajo a travs de Cisjordania
La red ferroviaria alemana en la mira por un controvertido proyecto de Israel

Juliane von Mittelstaedt
Spiegel online

Traducido para Rebelin por J. M. y revisado por Caty R.


Activistas por la paz criticaron duramente el proyecto de una red ferroviaria elevada de alta velocidad en Israel que pasar a travs de Cisjordania y despojar tierras de comunidades palestinas. Aparentemente, una compaa subsidiaria que opera ferrocarriles alemanes ayuda en la planificacin de esa red y los crticos piden aclaraciones sobre esa controvertida red ferroviaria.

El operador de las redes ferroviarias alemanas -Deutsche Bahnes- es propiedad del Estado y lder mundial en tecnologa ferroviaria; es convocada a menudo como experta cuando otros pases planifican sus propias redes. Pero el involucramiento de esta subsidiaria en una controvertida planificacin como la que planeta Israel, que atraviesa la Cisjordania ocupada, puede provocarle situaciones incmodas.

La red ferroviaria mencionada est pensada para conectar Tel Aviv con Jerusaln y reducir el tiempo de viaje entre ambas ciudades a 28 minutos; tambin resolvera uno de los mayores problemas de transporte que tiene el pas ya que la ruta actual es estrecha y poco utilizada; el viaje lleva 90 minutos, mientras que una red ferroviaria elevada est probado masivamente, resuelven el problema.

Dos secciones del trazado, unos 6 kilmetros -3.75 millas- de largo, pasan por Cisjordania. Parte importante de este tramo correra por tneles, pero los activistas israeles por la paz argumentan que la ruta viola las leyes internacionales porque Israel estara tomando tierras palestinas para las entradas a los tneles y los accesos a la ruta.

Cruzando el lmite dentro de Cisjordania la lnea ferroviaria infringe la ley internacional, adems de carecer de tica, argumenta la Coalicin de Mujeres por la Paz, mujeres israeles feministas reunidas en un frente por la paz, que reunieron los datos necesarios para elaborar un informe sobre el proyecto. La coalicin argumenta que las leyes internacionales establecen que un ocupante no tiene el derecho de usar los recursos del territorio ocupado para beneficio de sus propios ciudadanos. Esta red est planificada para uso exclusivo de los ciudadanos israeles; la imponen a los residentes palestinos locales a travs de la imposicin de un rgimen militar y en el cual ellos no tienen ninguna representacin, ni tampoco posibilidad de utilizarla, stos datos se desprenden del informe.

La subsidiaria Deutsche Bahn provee el soporte tcnico

La coalicin apel a las compaas europeas que han estado involucradas en la planificacin y construccin de la ruta incluyendo al Deutsche Bahn y la subsidiaria DB International (DBI)-, para apartarse del proyecto. Sin embargo DBI niega su participacin en la planificacin de la red ferroviaria elevada. El vocero de la compaa Bernd Weiler dijo a Spiegel que la misma no pudo descartar la posibilidad de que la experiencia alemana pueda ser usada para el trazado de todas las vas frreas israeles, incluyendo la ruta Tel Aviv-Jerusaln, tal como DBI provey de un servicio de consultora general a la red ferroviaria de Israel, que es posesin del Estado israel.

Un informe que vio Spiegel pone en evidencia el soporte de DBI en la ruta Tel Aviv-Jerusaln. Sin embargo, el antecesor de DBI, DE-consult, dispuso algunos estudios en pro del proyecto de ferrocarriles israeles, incluyendo la comparacin de tiempo de viaje a travs de Cisjordania y la ruta original propuesta, dentro de territorio israel. La conclusin del informe fue que, en trminos de duracin del viaje, la ruta alternativa a travs de Cisjordania es tan adecuada como la del plan original.

Ellos tienen los mapas completos y adecuados para llegar a stos clculos, dijo Dalit Baum, de la Coalicin de Mujeres por la Paz, a Spiegel. Es imposible que DBI no sepa que el trazado penetra en los territorios ocupados. DBI tambin estuvo involucrada en la electrificacin de la lnea, dijo Baum. La compaa austriaca Alpine Bau, que fue contratada para hacer los tneles, eligi apartarse del proyecto antes del comienzo de la construccin, segn el informe de la organizacin.

Temor a la prdida de tierras

Residentes de los pueblos palestinos Beit Surik y Beit Iksa, en Cisjordania, estn particularmente afectados por el proyecto. La ruta se extiende cerca y temen que sus campos deban ser utilizados para la construccin de los puentes y tneles. Tambin especulan con que Israel les niegue luego el acceso al rea por razones de seguridad. Los 6 kilmetros de la ruta ferroviaria tambin caern fuera de los lmites oficiales del Estado de Israel e implican efectos devastadores en la comunidad palestina de la zona afectada, escribe la Coalicin de Mujeres para la Paz.

Beit Surik ya perdi el 30% de sus tierras por la construccin de las barreras de seguridad para Israel en Cisjordania y que estn construidas parcialmente en territorio palestino, mientras que Beit Iksa perdi el 60% de sus tierras por la misma causa. Sin embargo, estas comunidades no se vern beneficiadas por este trazado de lneas ferroviarias ya que no hay estaciones en sus pueblos. La lnea planificada pasa a lo largo del lado israel de la barrera de seguridad.

La versin inicial de los planes prevea que la ruta pasara cerca del suburbio jerosolimitano de Mevasseret Zion, y en ese caso la lnea habra quedado completamente dentro del territorio israel. Los residentes locales protestaron contra este plan, reclamando que la vista del bario se vera afectada y bajaran los precios de las propiedades. Para quienes hacan el proyecto era ms fcil mover las lneas del ferrocarril que negociar un compromiso con los ciudadanos israeles, dice Baum.

Una tctica cnica

La ruta aparentemente devendr en otra barrera de separacin entre israeles y palestinos. La Autoridad Palestina recurrir a todos los mtodos legales posibles de negociacin para tratar de poner fin a esta violacin de los derechos de los palestinos, dijo recientemente el vocero Ghassan Khatib a Associated Press e inst a otras compaas extranjeras a retirarse del proyecto.

El gobierno israel insiste en que la ruta beneficiar tambin a los palestinos en el futuro, arguyendo que en un principio la planificacin incluy una extensin que conectar la ciudad cisjordana de Ramala con la Franja de Gaza. La Coalicin de Mujeres para la Paz describe este argumento como una tctica cnica para justificar el proyecto.

Fuente: http://www.spiegel.de/international/world/0,1518,730090,00.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter