Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-06-2004

Las manos francas

M. H. Lagarde
La Jiribilla

El dramaturgo e historiador norteamericano Howard Zinn visit en la maana del viernes el barrio de Pogolotti. Despus de un corto viaje realizado en mayo pasado, Zinn regres a la Isla para participar en la puesta de su obra de teatro Marx en el Soho y en la presentacin del libro editado por la editorial cubana Ciencias Sociales: La otra historia de los Estados Unidos.


El dramaturgo e historiador norteamericano Howard Zinn visit en la maana del viernes el barrio de Pogolotti, el primer asentamiento obrero que se construy en la capital cubana durante la poca de la seudorrepblica.

Zinn fue recibido en la Casa del Anciano Mayor de esa localidad por Toms Crdenas, presidente de los rganos locales de la Asamblea Nacional del Poder Popular y por la direccin del Consejo Popular Finlay-Beln.

Odalis Beranes, presidenta del Consejo, le ofreci al intelectual estadounidense un pormenorizado recuento de la historia de la localidad que ella dirige, as como del funcionamiento de los rganos del Poder Popular en la barriada.


"Es un ejemplo muy interesante para m ver cmo funciona la democracia en la base", declar el autor de Marx en el Soho, quien tambin visit un joven Club de computacin, la escuela primaria Hermanos Montalvo y un consultorio de la familia.


En este ltimo, Zinn se mostr interesado por la preparacin profesional de los mdicos cubanos y, al conocer que la doctora de esa instalacin de salud preventiva haba estado dos aos como mdico en Zambia, apunt: "S que Cuba enva mdicos a todo el mundo. Es impresionante que un pas tan pequeo como Cuba pueda hacer eso".


HONORIS CAUSA


El da anterior por la tarde, Howard Zinn fue investido, en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, con el ttulo de Honoris Causa y en la noche presenci, en la sala Adolfo Llaurad, el estreno en Cuba de su obra Marx en el Soho.






"Debemos fomentar relaciones de amistad entre el pueblo de EE.UU. y el pueblo de Cuba. Es muy importante persuadir al gobierno de EE.UU. de la importancia de esta amistad para ambos pueblos y puedo asegurarles que hay mucha gente en mi pas que trabaja duro para que esto se haga realidad, declar visiblemente emocionado el destacado pensador norteamericano Howard Zinn, luego de recibir el ttulo.


Tras agradecer las palabras del rector de la Universidad, Juan Vela, quien tuvo a su cargo la investidura del destacado intelectual y de la doctora Francisca Lpez, vicedecana de la facultad de Filosofa e Historia, quien hizo un pormenorizado recuento de la vida y obra del pensador norteamericano, el historiador y profesor emrito de la Universidad de Boston, se declar sorprendido porque, segn explic, viaj a La Habana sin saber que se le otorgara dicho reconocimiento.


Despus de un corto viaje realizado en mayo pasado, Zinn regres a la Isla para participar en la puesta de su obra de teatro Marx en el Soho y en la presentacin del libro editado por la editorial cubana Ciencias Sociales: La otra historia de los Estados Unidos.


"Cuba est de llena sorpresas. En 1959 fue una sorpresa, hasta hoy Cuba siempre ha sido una sorpresa y todava habr ms sorpresas, todas, buenas sorpresas para Cuba".


"La Universidad de La Habana -asegur- representa para m una idea muy importante. Un ideal de lo que debe ser la educacin, de cmo esta tiene que ser gratuita hasta el nivel superior. Algn da lo lograremos en EE.UU. Hasta el momento estamos un poco atrasados".






"Las universidades, agreg, deben ser centros de pensamiento independiente. Necesitamos el pensamiento independiente en todos los lugares del mundo. Y formar un pensamiento independiente en los EE.UU.; as podremos cambiar el tipo de relacin que existe entre EE.UU. y Cuba".


A SOLAS CON LA JIRIBILLA


Finalizado el acto de investidura, en el que tambin estuvieron presentes el presidente de la Asamblea Nacional Ricardo Alarcn y el ministro de Cultura Abel Prieto, entre otras destacadas personalidades de la cultura cubana, el profesor Zinn ofreci algunas declaraciones exclusivas para La Jiribilla.


Respecto al libro La otra historia de los Estados Unidos que se presentar en el habitual Sbado del Libro que tiene como escenario al Palacio del Segundo Cabo, Zinn expres que es una obra que tiene mucho que ver con las clases de historia que imparti durante veinte aos.


"Durante todos esos aos estuve reuniendo informacin sobre la historia de EE.UU. De cierto modo, todas esas ideas las estaba poniendo en prctica en mis clases. As que cuando me decid a escribirlo ya tena reunida gran cantidad de informacin".


La otra historia ha vendido ya un milln de copias en EE.UU. y ha sido publicado en Espaa, Francia, Italia, China, Japn, Noruega, Suecia y Turqua.


Howard Zinn demor menos de un ao en escribir esa clase magistral que en forma de libro ha trascendido las paredes de la universidad de Boston, una obra cuyo objetivo fundamental es poner en manos de los lectores una historia de los EE.UU. silenciada por la historiografa oficial de ese pas.


El autor ha actualizado su libro varias veces en los ltimos diez aos. "Esta ltima vez quise asegurarme de que no faltaran las elecciones del 2000 en los EE.UU. y la llamada guerra contra el terrorismo".


A la pregunta de si pensaba seguir aumentando sus pginas con sucesos como las torturas realizadas en Iraq por las tropas de ocupacin norteamericanas, respondi que para mantener la actualidad del mismo tendra que escribirlo todos los das.


"No hay por qu sorprenderse mucho cuando se ve la persistencia de ciertos hechos en la poltica exterior estadounidense".


En cuanto a las prximas elecciones opin que es difcil predecir qu pasar en las urnas el prximo noviembre porque Kerry no ofrece una alternativa clara contra Bush.


"Muchas personas que estn contra la guerra no saben si votar por Kerry. En mi opinin, si ahora l se declarara contra la guerra, ganara claramente porque el pblico estadounidense se est oponiendo cada vez ms a la guerra y creo que va a continuar en esa direccin. Kerry no tiene valor para cambiar su posicin".


Sobre el reclamo de algunos de sus compatriotas de que EE.UU. deba dejar de ser una superpotencia militar para convertirse en una superpotencia humanitaria, el escritor de 81 aos seal: "Eso depende de las personas. De cuan rpido podamos construir un movimiento de cambio en los EE.UU.".



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter