Portada :: Europa :: El capitalismo devasta Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-11-2010

Qu pasa en Irlanda y en los otros PIGS, incluida Espaa?

Vicen Navarro
Sistema Digital / Rebelin


Para entender la crisis financiera y econmica de la Unin Europea, tenemos que entender tal crisis no slo como un fenmeno econmico y financiero, sino tambin como un fenmeno poltico. En realidad, esto ltimo determina lo primero. Veamos por ejemplo la situacin de Portugal, Irlanda, Grecia y Espaa, referidos en un tono insultante en la literatura econmica anglosajona como los PIGS, que quiere decir, en ingls, los cerdos. Tales pases, Portugal, Irlanda, Grecia y Espaa (Spain en ingls) han estado gobernados, durante la mayora del periodo desde el final de la II Guerra Mundial hasta finales de los aos setenta por dictaduras fascistas o fascistoides (Espaa y Portugal) y por regimenes autoritarios profundamente conservadores (Grecia e Irlanda). Las dictaduras espaolas y portuguesas terminaron en 1978 y 1974 respectivamente. La griega termin en 1974. En Irlanda fue en los aos setenta cuando comenz a abrirse un sistema profundamente conservador de ideologa catlica extrema, que en cierta manera perdura todava hoy.

Este contexto poltico explica que el Estado heredado por las democracias (que se inicia en estos pases a partir de los aos setenta y ochenta), fuese un Estado represivo, poco redistributivo y escasamente social. Todos estos pases tenan en los aos setenta, por ejemplo, el nmero de policas por diez mil habitantes ms elevado del grupo de pases que pasaran a ser ms tarde la Unin Europea, mientras que el porcentaje de la poblacin adulta trabajando en su Estado del bienestar era y contina siendo el ms bajo de aquella comunidad. Estos pases eran y siguen siendo tambin los pases con mayores desigualdades en la Unin Europea de los Quince.

Esta es la herencia de aquellos pases que ms tarde pasaron a ser conocidos como los PIGS. Ni que decir tiene que mucho ha cambiado en ellos desde entonces, y muy en particular en los periodos de gobiernos socialdemcratas. Pero el hecho es que hoy continan compartiendo varias caractersticas, resultado de su pasado comn, que les han marcado definitivamente. Todos ellos tienen, por ejemplo, la carga fiscal ms baja de la UE-15, y ello como consecuencia del enorme poder que todava tienen en estos pases sus clases dominantes (esa categora que incluye la banca, la gran patronal y las rentas superiores). Mientras que el promedio del porcentaje de impuestos sobre el PIB en la UE-15 era al principio de la crisis (2007) 41,1%, en Irlanda era un 31,1%, Grecia era un 34,2%, Espaa era un 34,0% y Portugal un 36,5%, todos ellos, pues, con una carga fiscal menor que el promedio de la UE-15. En realidad, tenan la carga fiscal ms baja de esta comunidad. Esta baja carga fiscal se aplicaba tanto a impuestos directos como a impuestos indirectos. Tanto unos como otros eran los ms bajos de la UE-15. Adems de los ms bajos eran tambin los ms regresivos. Es decir, dependan, y continan dependiendo, excesivamente de impuestos sobre las rentas del trabajo.

Estos bajos ingresos del Estado significan unos gastos pblicos como porcentaje del PIB muy bajos. Mientras que el promedio de la UE-15 el gasto pblico es del 46% del PIB, Irlanda es 36,8%, Espaa 39,2%, Portugal 43,8% y slo Grecia est al mismo nivel que la UE-15. El gasto pblico en proteccin social es el ms bajo de la UE-15 en todos estos pases. De nuevo, mientras que el promedio de la UE-15 es 27%, Irlanda es 18,9%, Grecia 24,4%, Espaa 21% y Portugal 24,8%. Un tanto semejante ocurre con el empleo pblico. Mientras que el porcentaje de la poblacin adulta que trabaja en el sector pblico es, en el promedio de la UE-15 slo el 15%, en Irlanda es un 12%, en Grecia un 14%, en Espaa 9% y en Portugal slo un 7%. El sector pblico y su Estado del bienestar estn poco desarrollados en todos los mbitos.

Otra caracterstica de tales pases (los PIGS) es el escaso efecto redistribuidor del Estado. Todos ellos tienen una elevada pobreza, tanto antes como despus de la intervencin del Estado del bienestar. Puesto que pobreza se define como el 50% de la mediana, ello quiere decir que el Estado redistribuidor es muy limitado.

En resumen, un anlisis de la situacin fiscal y social de esos pases muestra unos bajos impuestos (resultado sobre todo de la baja aportacin de las rentas superiores y rentas de capital que alcanza su extremo en el caso de Irlanda, donde el impuesto sociedades es slo un 12%); una gran regresividad fiscal; un sector pblico poco desarrollado; un Estado del bienestar poco desarrollado y un Estado poco redistributivo. Todos estos son sntomas de lo que sola llamarse poder de clase, es decir, del enorme poder de las clases dominantes. Una consecuencia de ello es que las desigualdades sociales son mayores que en el promedio de la UE-15. As, el indicador de desigualdades, el coeficiente de Gini, es mayor en todos estos pases que en el promedio de la UE-15 (a mayor nmero, mayor la desigualdad). Mientras que el promedio de la UE-15 era 0,28 en 2007, en Espaa era 0,31, en Irlanda era 0,31, en Grecia era 0,34 y en Portugal era 0,36.

Las desigualdades sociales y su impacto en la crisis

Las causas mayores de estas enormes desigualdades eran la escasa actividad redistributiva del Estado y la prominencia de las rentas del capital sobre las rentas del trabajo, consecuencia del enorme dominio de las derechas en la vida poltica d e aquellos pases. En todos estos pases los sindicatos son dbiles y las izquierdas tambin. stas, as como tambin los sindicatos, estn divididas segn distintas tradiciones polticas. La unidad de las fuerzas conservadoras y liberales contrasta con la gran diversidad y atomizacin de las izquierdas, con pluralidad sindical que debilita a las fuerzas progresistas. La situacin poltica en estos pases es la opuesta al norte de Europa los pases escandinavos-, donde las izquierdas son fuertes y las derechas, en cambio, estn divididas en muchos partidos. Ello determina que los mal llamados PITS, tengan todos ellos Estados poco redistributivos con una gran concentracin de las rentas del capital a costa del mundo del trabajo. Por cierto, esto ha ido ocurriendo en toda la UE-15 (ver mi artculo Cmo est evolucionando la situacin social de la Unin Europea en www.navarro.org), pero muy en especial en estos pases (mal llamados PIGS). El promedio de descenso de las rentas del trabajo sobre la renta total ha sido en los PIGS un descenso del 70% en el ao 1992, a un 61% en el ao 2007. Es ms, debido a la concentracin de las rentas del trabajo en las rentas superiores (consecuencia de que los sectores superiores ingresan rentas muy superiores a las rentas medias), la reduccin de los salarios en los PIGS ha sido incluso ms acentuada, siendo los porcentajes en el ao 2007 mucho ms bajos (52%) que en 1992 (66%). Estas son las causas de la crisis.

Cmo aparece la crisis en estos pases en el 2007?

Las causas de la crisis fueron acumulndose durante los aos anteriores al 2007. La reduccin de la masa salarial cre el problema del endeudamiento de las familias, que se haba resuelto temporalmente a base de conseguir crdito, el cual fue creciendo, generando una expansin del sector financiero. Este sector financiero consegua el dinero de las bancas alemanas y francesas, en el caso de Grecia y Espaa, y tambin de las bancas britnicas, en el caso de Irlanda. Esa fue la gnesis de la deuda privada. Esta deuda poda sostenerse porque el aval era la vivienda, cuyo precio iba subiendo. Cuando el precio de la vivienda, sin embargo, colaps debido al colapso de la burbuja inmobiliaria, se cre un problema gravsimo que afect enormemente a la demanda y al crecimiento econmico. Por otra parte, el enorme crecimiento de las rentas del capital y la escasa rentabilidad de la economa productiva condujo a grandes inversiones especulativas en el sector financiero. En Irlanda y en Espaa el maridaje banca-inmobiliaria-industria de la construccin fue el motor del mal llamado milagro espaol e irlands. Este milagro se iba consiguiendo a base de un enorme endeudamiento.

Adems de lo anterior, la baja carga impositiva y escasos ingresos del Estado determinaron que el Estado tuviera que endeudarse para poder financiar el limitado Estado del bienestar. Es ms, la sistemtica bajada de impuestos, sobre todo de las rentas superiores, tambin contribuy a aumentar el dficit estructural del Estado, que se acentu cuando, con la crisis y la recesin, los ingresos al Estado disminuyeron. Esto llev a que se dispararan los dficits en aquellos pases, de manera que en el ao 2009, Irlanda tena un dficit del 14%, Grecia 15%, Espaa 11% y Portugal 9%.

Estos dficits fueron aumentando la deuda pblica que, sumada a la deuda privada, hizo que la deuda total alcanzara unas dimensiones extraordinarias, que alcanz su mximo exponente en Irlanda (ms del 700% del PIB). La mayora de esta deuda impagable, la tenan los bancos alemanes, britnicos y franceses, creando as una crisis bancaria de enormes proporciones, que ha afectado a la disponibilidad del crdito. Este problema de falta de crdito, junto con la escasa demanda, es la causa de la Gran Recesin, que podra convertirse, en caso de que no cambiaran las polticas de tales Estados, en una Gran Depresin, que afectara tambin al resto de la Unin Europea, y naturalmente, al euro.

Todos estos datos muestran que el crecimiento econmico en aquellos pases PIGS tena pies de barro. El escaso desarrollo del Estado, tanto en su funcin redistribuidora como social, obstaculiz enormemente el desarrollo econmico del pas. Y la crisis bancaria muestra que el euro tambin tiene pies de barro. En estos momentos, la estrategia del establishment europeo (Consejo Europeo, donde gobiernan las derechas, la Comisin Europea, donde tambin dominan las derechas, y el Banco Central Europeo, el Vaticano de la ortodoxia liberal), es salir de la crisis a base del aumento de la competitividad basada en bajadas de salarios, a fin de aumentar las exportaciones, lo cual es difcil en una situacin en que la economa europea est en una profunda recesin. Todas las medidas que se estn promoviendo (la reforma laboral, la reduccin del gasto pblico, la reforma de las pensiones y otras), tiene como objetivo debilitar a los sindicatos y al mundo del trabajo para facilitar ese aumento de lo que llaman competitividad.

Salidas a la crisis: la via irlandesa neoliberal

De la misma manera que la causa de la crisis ha sido poltica, la salida de la crisis tambin depender de factores polticos. No se puede salir de la crisis sin una redefinicin de las relaciones de poder entre el capital y el trabajo. En ese aspecto, las medidas que se estn tomando son las medidas que el capital (hegemonizado por el capital financiero) est imponiendo para salir de la crisis en sus trminos, lo cual ser imposible. Estamos viendo en Irlanda, el alumno aventajado de la ortodoxia neoliberal, que durante el periodo 2007-2010 sigui dcilmente las polticas neoliberales promovidas por el Fondo Monetario Internacional y por la Unin Europea (que consisti en reducir durante el periodo 2007-2010 el gasto de las prestaciones sociales un 10%, bajar los sueldos de los empleados pblicos un 20%, bajar el salario mnimo y una mayor desregulacin del mercado de trabajo. Tales medidas, como era predecible, empeoraron la situacin, pues redujeron la demanda de una manera muy significativa. La renta per cpita de Irlanda ha disminuido un 20% durante los tres aos de crisis, y el PIB se ha reducido un 11%, la mayor reduccin en la UE-15. La acentuacin de la crisis ha determinado una presin incluso mayor para que se hagan mayores recortes sociales, que quedan por determinar segn el discurso del Primer Ministro del gobierno irlands.

Otra alternativa es posible

Es obvio que la crisis no se resolver a no ser que se incremente la demanda y que se facilite el acceso al crdito. El primero no ocurrir, mientras no existan polticas pblicas expansivas de gasto pblico, orientadas a la creacin de empleo. El mayor problema humano, social y econmico, no slo en los PIGS, sino en toda la Unin Europea, es el desempleo. Se necesita cambiar de orientacin y en lugar de enfatizar el modelo alemn basado en las exportaciones (Schrder y Merkel) se debera acentuar el modelo de estmulo de la demanda a travs del incremento del consumo domstico, aumentando el gasto publico y los salarios, tanto en Alemania como en el resto de la Eurozona, tal como propuso Oskar Lafontaine en su da.

Por otra parte se necesitan inversiones en nuevas reas sociales y econmicas, entendiendo el Estado del bienestar no como un consumo, sino como una inversin para crear empleo. Estas inversiones facilitaran la entrada de la mujer en el mercado de trabajo. Si el porcentaje de mujeres en el mercado de trabajo en toda la Unin Europea fuera el mismo que el que existe en Suecia, el nmero de trabajadores nuevos sera mayor que el que resultara de la integracin de Turqua en la Unin Europea.

La otra condicin es resolver el problema de crdito, el cual requiere que la banca sea considerada entidad de utilidad pblica (como lo fue en muchos pases, en que la provisin del crdito fue considerada una funcin social). Ello implicara en muchos sectores la reaparicin de la banca pblica. En Espaa, concretamente, sera necesaria la transformacin de las cajas de ahorro en bancas pblicas, tal como han propuesto Attac y el Catedrtico de Economa Juan Torres.

Y por otra parte, el Banco Central Europeo debera convertirse en un banco central, ya que no lo es ahora, y como tal debera garantizar la provisin de crdito a los Estados, comprando deuda pblica y revirtiendo los intereses a los Estados. Ello sera equivalente a proveer liquidez a los Estados. Que no se haga esto se debe a que el mundo del capital (hegemonizado por capital financiero) tiene excesivo poder y el mundo de trabajo tiene muy poco. La nica solucin es la agitacin social, tal como muy bien ha dicho el premio Nbel de Economa Joseph Stiglitz, que anim al mundo sindical europeo a seguir los pasos del sindicalismo francs. Hoy existen a lo largo de todo el territorio europeo protestas del mundo del trabajo rebelndose contra tales polticas neoliberales. Piden, con razn, que se establezcan otras polticas alternativas y casi opuestas, sealando que otra Unin Europea es posible. Y los pases PIGS pueden aadir su voz a este proceso para transformar la UE. Para ello es necesario recurrir a una redefinicin de las izquierdas, motivo de un artculo prximo.

Fuente: www.vnavarro.org

rCR




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter