Portada :: Espaa :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-11-2010

El laicismo agresivo en la Espaa aconfesional

Colectivo Prometeo de Crdoba
Rebelin


Una vez atenuado el ruido meditico y la propaganda oficial a favor de una cosmovisin exclusivista que todos los espaoles,- sin poder negarnos, sin ser consultados-, hemos pagado y padecido, como miembros del Colectivo Prometeo y de Crdoba Laica quisiramos aportar nuestras reflexiones sobre la pasada visita del Papa, incluyendo en ellas sus polmicas declaraciones urbi et orbi, que han vuelto a poner sobre la mesa las carencias de un mal llamado Estado aconfesional que encubre su sometimiento y genuflexin ante el Vaticano y sus representantes hispanos, apelando a nuestra particular idiosincrasia.

Sin intentar ser exhaustivos, stas seran algunas:

1.- Si el Papa, apoyado por una buena parte de la jerarqua de la Iglesia Catlica espaola, se lamenta pblicamente de que el sentir del pas hacia la religin se parezca al de la Segunda Repblica, implcitamente nos subraya su oposicin a la separacin IglesiaEstado (artculo 3 de la Constitucin de 1931: El Estado no tiene religin oficial) que aquel rgimen propici y su apuesta por un Estado sometido a la Iglesia.

2.- Si, adems, desde su Iglesia no se ha hecho- ni al parecer se har nunca- crtica del Nacional-Catolicismo que sirvi de soporte ideolgico al golpe de estado del 36 ( muy recomendable releer la obra del historiador Julin Casanova La Iglesia de Franco) y se constituy en la columna vertebral de un Rgimen que trajo el asesinato de decenas de miles de personas y la represin continuada para toda la sociedad o no se ha expresado la ms mnima comprensin hacia los movimientos de recuperacin de la memoria histrica, que pretenden dar recuerdo y tumba digna a los miles de cadveres an amontonados en cunetas y tapias de cementerios, mientras que a la vez honra, elevndolos a la categora de beatos y santos a los religiosos vctimas de la guerra civil, podramos llegar a pensar que -en pleno siglo XXI- aquel Rgimen sigue valindole como modelo de Estado para Espaa.

3.- Si estas declaraciones se realizan en actos celebrados en espacios pblicos que, a pesar de formar parte de una visita pastoral a sus fieles, son facilitados y los gastos subvencionados- por el Estado Espaol y cuentan con la presencia del Jefe del Estado , de responsables del gobierno o dems Instituciones, estamos contemplando por una parte la clarsima subordinacin del Estado Espaol a la Iglesia Catlica y por otra el desprecio del gobierno a la mayora de la sociedad ,por su entreguismo servil ante la jerarqua religiosa. Viendo el espectculo ofrecido, podra pensarse que el Papado encarna la autoridad suprema en este pas, y todas las dems le deben sumisin, al obviar que la ley mxima actualmente en vigor, la Constitucin Espaola del 79, pese a citar en el artculo 16.3 el tener en cuenta las creencias o las relaciones de cooperacin con la Iglesia Catlica y las dems confesiones, lo hace despus de declarar taxativamente en el mismo sitio que Ninguna confesin tendr carcter estatal( ni por lo tanto, recibir tratamiento como si lo tuviese) . Lstima que el monarca campechano haya desperdiciado una excelente oportunidad de ponerle broche de oro a sus 35 aos de reinado por no desempolvar, dada la injerencia de un dignatario extranjero en nuestros asuntos internos, su tan otrora alabado por qu no te callas!

4.- Si el Jefe de una Iglesia que recibe miles de millones de euros del Estado Espaol, obtiene de ste privilegios y poder ,ocupa y se instala en los espacios pblicos, impone simbologa, pretende hacer obligatorios sus dogmas, combate abiertamente las normas y leyes salidas del Parlamento...,es capaz pese a ello de considerarse atacado y perseguido, no tenemos ms remedio que preocuparnos, y mucho, ante la mezcla de intolerancia pregonada por la jerarqua eclesistica y la dejacin de funciones de un gobierno capaz de saltarse la libertad ideolgica ( artculo 16.1 ) de todos para ofrecer en bandeja la estructura estatal a una parte, un gobierno que debera gritar menos -en los mtines catalanes, a toro pasado- lo de no dejaremos que el Vaticano haga las leyes y cerrar ms el grifo de los privilegios llmense stos recaudacin fiscal, subvenciones multimillonarias o conciertos educativos. Con sus actuaciones contribuye a que una sociedad aparentemente moderna, puede terminar derivando peligrosamente hacia el fundamentalismo religioso.

5.- Si la mayora de la poblacin de este pas, creencias al margen , no ha participado, como los voceros cacareaban, en unas concentraciones de menor tamao que el calculado, sino que se han escandalizado por el despilfarro y tratamiento meditico e institucional; si adems ha habido una parte que se ha manifestado explcitamente en contra, podemos deducir que la sociedad espaola es mayoritariamente laica y los gobernantes deberan tomar buena nota para no volver a quedar en evidencia.

Los acontecimientos vividos deben servirnos para estar atentos y activos, mostrando desde la razn tranquila ,la tolerancia o el fomento de la convivencia, nuestra apuesta por una sociedad plural, sin prejuicios, nuestro combate para frenar la presencia de dogmatismos y fundamentalismos que creamos superados, y que hoy amenazan con volver. Es bueno, en esa tesitura recuperar el pensamiento de Martn Luther King y decir con l:

No me preocupa el grito de los violentos, de los corruptos, de los deshonestos, de los sin tica. Lo que ms me preocupa es el silencio de los buenos...

Entre todos , debemos construir un clima de debate sereno, un ambiente de libertad de conciencia. Por ello desde el colectivo Prometeo y la Asociacin Crdoba Laica (de Andaluca Laica), nos comprometemos a poner un grano de arena volcndonos en la organizacin del encuentro / debate entre laicos de distintas religiones (islmica, cristiana y bahai) y no religiosos que se celebrar el prximo mircoles 15 de Diciembre, a las 19 horas en el saln de actos de la Facultad de Ciencias del Trabajo (junto a Torre Malmuerta).

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter