Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-11-2010

Resea de "Desde la Galera de la Muerte" de Mumia Abu-Jamal
"No me hablis de las sombras de la muerte. Yo vivo all"

Jaime Bergamin Leighton
EncontrArte


La frase, como sentencia bblica, estalla desde el Prefacio para preparar al lector que deber enfrentarse a 182 pginas donde el horror, la humillacin, la impotencia, la tortura psicolgica y, a menudo, fsica, son la constante en un sistema penitenciario utilizado como arma de aniquilamiento en esa nacin que se autoproclama "la gran democracia del Norte", Estados Unidos.

rente a un libro de esta naturaleza, el estilo, la sintxis, la prosa, pierden relevancia arrolladas por los hechos, la ancdota se vuelve protagonista y no hay espacio para la metfora. Aun as el autor maneja un estilo pulido, preciso y a la vez contundente (los racistas dirn que es mrito del traductor), en una sucesin de hechos que abruman a la vez que atrapan a un lector que quiere seguir leyendo montado en un largo escalofro, como en las buenas novelas de terror.

Setenta y ocho hombres y yo pasamos veintids horas al da en celdas de dos por tres metros.

El autor de la dos frases en cursiva que citamos se llama, por decisin propia, Mumia Abu-Jamal, nacido Wesley Cook el 24 de abril de 1954 en Filadelfia, USA, periodista y activista poltico negro acusado del asesi-nato de un polica y, desde 1982, sentenciado a muerte, lo que, simples matemticas, significa 28 aos en la lla-mada, sin eufemismo alguno, "La galera de la muerte".

Muchas prisiones operan bajo el sistema 22+2, es decir, 22 horas encerrados en nuestras celdas y 2 horas de patio, fuera de ellas. El recreo consiste en ser encerrados en una jaula rodeada de alambre de pas de doble filo, lo que denominamos "la jaula de los perros".

Pero el sadismo no termina all. Cuando llueve, los guardias adoptan una actitud sarcstica y amenazadora: -Vengan, tos, adentro. Sabis que no podemos dejaros fuera mientras truena y relampaguea- La respuesta de los prisioneros no tarda en llegar: -Deben temer que si nos electrocutamos por un rayo se queden sin trabajo y sin paga- Doloroso sarcasmo. El caso de Mumia Abu-Jamal, "depositado en el Pabelln de la Muerte" (segn la acertada expresin de Ernesto Villegas en brillante Prlogo), se ha convertido en emblema y causa, especialmente entre la izquierda poltica, el movimiento anti-globalizacin, los activistas anti-pena de muerte, movimientos y entidades que monitorean y abogan por las libertades civiles, as como en el movimiento nacionalista negro. Salvar a Mumia de la pena de muerte es una causa popular entre personas y organizaciones, las cuales insisten en su inocencia.

Todas las galeras de la muerte cumplen un objetivo central: "ser un almacn de seres humanos" en un mundo "austero" en el cual a los prisioneros se les trata como cuerpos que deben mantenerse vivos hasta ser ejecutados. M.A-J.

Cabe sealar que en junio de 1999, un asesino a sueldo llamado Arnold Beverly confes que fue l, contratado por la polica y la mafia, quien realiz los disparos que acabaron con la vida del polica y por los cuales est encarcelado Mumia Abu Jamal. Sus abogados presentaron esta confesin para que se revisara la acusacin y se modificara el veredicto. No se le ha hecho gran caso.

En este libro, Abu-Jamal realiza un recorrido por los sistemas de ejecucin puestos en prctica por la "justicia" norteamericana, desde el espeluznante caso de un condenado a la silla elctrica que no terminaba de morirse, a pesar de las sucesivas descargas, hasta los casos no menos terribles de los condenados que se niegan a apelar la sentencia y solicitan ser ejecutados, lo antes posible, como nica manera de escapar de ese infierno.

En el primer prrafo hablamos de aniquilamiento. No es casual. Mucho menos exagerado si pensa-mos que la minora negra est mayoritariamente representada en los penales norteamericanos superando porcentualmente al resto de las etnias. Cabe recordar la manera como se aniquil al mo-vimiento de las Panteras Negras en la era Nixon: "...busquen sus prontuarios policiales, no hay un solo negro en Estados Unidos que no haya estado preso al menos una vez" fue la orden. Y as fue.

Analizando el panorama que se nos ofrece a nivel planetario, las cada vez ms cruentas guerras en que la, hasta hace poco, nica gran potencia est involucrada (es decir, todas), la situacin de crisis financiera en un mundo gobernado por los banqueros y el lobby del Pentgono, las "visitas" que el FBI hace en su propio territorio a los activistas de derechos humanos, defensores del planeta y opositores a las guerras, ciudadanos de a pi que reclaman sus viviendas arrebatadas por la usura, podemos decir que este libro revela solo uno ms de los ms srdidos aspectos de esa "democracia" cuyas elites han logrado entronizar y, sin recato alguno por el plagio al flamante premio Nbel de Literatura (y furioso defensor de la "pax americana"), declarar que estamos ante "la dictadura perfecta"

Nadie -ni un polica ni un guardia- puede encontrar una sola mentira en "Desde la galera de la muerte"; en realidad, es precisamente por eso que no quieren que leas este libro. M.A-J.

"Desde la Galera de la Muerte"deMumia Abu-Jamal Monte vila Editores Latinoamericana C.A. Coleccin Cultura corazn adentro De venta en las Libreras del Sur

Fuente: http://encontrarte.aporrea.org/criticon/libros/139/a17745.html


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter