Portada :: Ecuador
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-12-2010

Cuatro petroleras se van de Ecuador y cinco se quedan

Gonzalo Ortiz
IPS

Ecuador estrena mapa y modelo de explotacin petrolera, despus que cuatro empresas que operaban en el pas no llegaron a un acuerdo con el gobierno sobre el contrato de prestacin de servicios, mientras otras cinco s pactaron el requisito exigido por una nueva ley.


Como consecuencia, los campos explotados por la brasilea Petrobrs, la coreana Canad Grande, la estadounidense Energy Development Company (EDC) y la estatal China National Petroleum Company volvern al Estado en "un proceso ordenado", anunci el ministro de Recursos Naturales no Renovables, Wilson Pastor.

La estatal ecuatoriana Petroamazonas ya tom control el 25 de noviembre de los campos que operaba Petrobrs, a la que deber pagarse 163 millones de dlares, por inversiones no amortizadas. Un monto que "no deja de ser atractivo", dijo el analista econmico Walter Spurrier.

Mientras tanto, la Secretara de Hidrocarburos suscribi a nombre del Estado ecuatoriano ocho contratos de prestacin de servicios con las cinco compaas petroleras que aceptaron las nuevas reglas establecidas en julio por una reforma a la Ley de Hidrocarburos.

Se trata de la chilena Enap-Sipec, las chinas Andes Petroleum Ecuador y Petroriental, la espaola Repsol y la italiana Agip Oil.

Pastor dijo que los ocho bloques petroleros explotados por estas cinco empresas representaban 86 por ciento de la produccin ecuatoriana en manos privadas.

El nuevo modelo de contrato implantado por la reforma determina que el Estado es el dueo del petrleo extrado en el pas y las contratistas privadas percibirn una tarifa fija por cada barril extrado. El Estado tambin se queda con los beneficios extraordinarios del alza de los precios petroleros.

La tarifa, explic Pastor, oscilar entre 35 a 41 dlares, segn la empresa, y fue el punto clave de las negociaciones, que se llevaron en total hermetismo en varias suites de un lujoso hotel de Quito los ltimos cuatro meses.

"Se trata de tarifas exageradas puesto que los costos de produccin de un barril de petrleo de Petroecuador y Petroamazonas fueron en el 2009 de cinco y siete dlares respectivamente", dijo Henry Llanes, ex dirigente sindical de la primera de estas empresas.

Las tarifas acordadas "superan a los costos (por barril) de Petroecuador entre el 700 y 800 por ciento, esto quiere decir, que la reforma petrolera impulsada por el gobierno de la revolucin ciudadana termin beneficiando a las compaas petroleras", aadi el tambin ex diputado.

"Tal anlisis es simplista", dijo a IPS un ejecutivo de una de las empresas petroleras que particip en las negociaciones y que debido a la clusula de confidencialidad impuesta pidi no ser identificado.

En los costos que Llanes indica "no est incluida la amortizacin de inversiones realizadas ni el clculo de las que nos hemos comprometido a hacer", puntualiz.

La renegociacin de los acuerdos aportar al pas 1.207 millones de dlares de inversiones en produccin y exploracin, que representarn un alivio para la preocupante curva descendente de capitales frescos en el sector de hidrocarburos, principal fuente de divisas del pas.

Tambin beneficia al propio valor agregado bruto de la industria petrolera, que segn cifras del Banco Central vena declinando a tasas trimestrales cercanas a cuatro por ciento desde el ao 2008.

Segn Pastor, si las empresas no cumplen lo comprometido en los planes anuales de inversiones, el Estado les ir descontando los montos respectivos del pago de la tarifa.

Precis que la participacin del Estado en el negocio petrolero sube, en promedio, de 70 a 80 por ciento.

Al analizar quienes se quedan y quienes se van, el analista Spurrier dijo que "Sipec, filial de la estatal chilena Enap, tiene a su cargo solo pequeos campos que hay que desarrollar; Chile busca estrechar relaciones con Ecuador, en el contexto de sus diferencias martimas con Per. Este acuerdo nunca estuvo en duda".

Spurrier ve compleja la situacin provocada por el abandono de EDC. "Estaba a cargo del bloque tres en el golfo de Guayaquil, donde est el campo gasfero Amistad, que alimenta una central termoelctrica propiedad de Machala Power, filial de la propia EDC", explic.

Petroecuador no tiene experiencia con campos de gas costa afuera, puntualiz.

El ministro Pastor precis que el traspaso de esta empresa "va por buen camino", y que la decisin de retirarse incluye la venta al Estado de la central elctrica alimentada por gas, aunque no revel el valor de la transaccin.

Asever que en 120 das todo estar en manos del Estado, sin adelantar que empresa asumir las operaciones.

Habra que buscar una nueva operadora, adelant Spurrier, quien cree que podra ser "Enap, que opera campos gasferos en el estrecho de Magallanes, y ha desarrollado tecnologa propia".

El ejecutivo petrolero presente en las negociaciones asegur que "las empresas no estaban satisfechas con el cambio del modelo del contrato, pero era bastante improbable que el gobierno dejara escapar a China, que es el principal prestamista del Estado y el mayor inversionista en petrleo y en los planes an no concretados de minera".

"Las empresas, sobre todo Repsol, no podan tampoco dejar alegremente Ecuador, porque tienen grandes inversiones, incluyendo el Oleoducto de Crudos Pesados", aadi. El tendido fue construido a inicios de la dcada por un consorcio de firmas privadas.

Segn Spurrier no es que el gobierno izquierdista de Rafael Correa haya obligado a las empresas "a aceptar condiciones draconianas", porque de la propia informacin oficial "se deduce que s hay compensaciones" establecidas en los acuerdos.

Estas seran, aparte de las tarifas, la extensin en el tiempo de los derechos de las operadoras y la incorporacin de nuevas reas.

Por ejemplo, explic, "Agip recibira el campo Oglan de crudos pesados, descubierto a principios de los 70 y que se vuelve atractivo a los precios actuales y gracias al oleoducto secundario que construy la empresa italiana para explotar Villano", un yacimiento cercano.

A Repsol, con la que se lleg a un acuerdo en el ltimo minuto, se le habra ofrecido el bloque 31, actualmente en manos del Estado, al que la nueva ley otorga una gran flexibilidad para entregar bloques sin licitacin.

Al gobierno le queda ahora la renegociacin de los contratos de campos marginales, que segn supo IPS se inici tambin en secreto este lunes 29. En este caso, la ley otorga 60 das ms de plazo.

Estos contratos amparan yacimientos en condicin especial, sobre todo en recuperacin secundaria tras haber sido ya explotados por Petroecuador, y representan menos de 10 por ciento de la produccin petrolera ecuatoriana, de 481.000 barriles diarios.

Debern tambin pasar a tarifa fija o, en palabras del presidente Correa, se les despedir, como a las cuatro que se van ahora, desendoles "que les vaya bonito".


http://ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=96997



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter