Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-12-2010

Los cambios en materia econmica del VI Congreso del PCC

CUBA - Ricardo Daher
Alterinfos


Uno de nuestros mayores errores al principio, y muchas veces a lo largo de la Revolucin, fue creer que alguien saba cmo se construa el socialismo, sostuvo hace pocos das el lder histrico de la Revolucin Cubana, Fidel Castro, al reunirse con estudiantes universitarios y convocarlos a pensar en como debera ser el futuro. Esa parece ser tambin la base en la que se discuten los cambios que el prximo congreso del Partido Comunista deber aprobar en abril prximo.

Las iniciativas de actualizacin de la Revolucin Cubana han despertado ms de un titular de prensa intencionado, y algunos esperanzados en que los cambios que se estn proponiendo representen un abandona del camino al socialismo y de retorno al modelo capitalista. No importa que los dirigentes de la Revolucin y el pueblo expresen una y otra vez que los cambios que se discuten, buscan fortalecer el proceso y sentar bases slidas para mantener el objetivo de una sociedad justa.

Algunas crticas provienen incluso de sectores de izquierda que insisten en reclamarle pureza del modelo ninguna concepcin a empresas privadas, nacionales o extranjeras- pero que estn lejos de padecer las dificultades econmicas de una Revolucin que por ms de 50 aos, ha enfrentado con xito los intentos por destruirla de la potencia econmica y militar ms grande de la historia y adems ha colaborado con el movimiento revolucionario y progresista en todo el mundo, incluso entregado lo poco que te tenan y necesitaban.

Hasta quienes reclaman para si la potestad de buscar su propio camino en los cambios que las sociedades necesitan, le quieren negar a Cuba esa posibilidad, y le exigen que caduque con las banderas en alto.

Por otra parte, los enemigos de siempre, sobredimensionan los problemas y exageran algunas medidas que se pretenden aplicar en Cuba, para mantener la misma cantinela de que la revolucin ha fracasado.

Tanto unos como otros han olvidado una mxima que el propio proceso revolucionario cubano ha practicado y enseado: no hay un camino recto y sin obstculos hacia el socialismo, y en ningn proceso revolucionario.

Por otra parte tampoco vale desentenderse de los problemas y decir simplemente que como en anteriores ocasiones, el proceso revolucionario cubano se arregla solo sin que haya que modificar nada- y que por lo tanto no debemos ocuparnos del tema. Es cierto que las soluciones saldrn de los propios cubanos, pero tambin es cierto que las discusiones, y los caminos que en el futuro empresa Cuba, tendr una enorme importancia para los procesos progresistas del continente ya que todava es la experiencia socialista ms avanzada y democrtica de las realizadas por el hombre. No el camino nico del socialismo, sino uno de los ensayos perdurables, emprendido en las ms difciles condiciones, que ms ha durado y que ms ha aportado en la regin.

Un camino de independencia, soberana, justicia y solidaridad que no slo le ha servido a las fuerzas progresistas del continente, sino que tambin con su resistencia al imperialismo, ha contribuido, incluso, a sostener democracias liberales. Seguramente sin el ejemplo y sin la prctica de la revolucin cubana, muchos gobiernos democrticos latinoamericanos, habran cado bajo las polticas ms regresivas impulsadas por el gigante norteamericano.

Ms all de la preocupacin por los titulares por ejemplo la reduccin de la plantilla de funcionarios pblicos- hay que preocuparse por atender cules son las reales propuestas de cambio, a que apuntan, como se instrumenta, y al mismo tiempo, conocer el anlisis de situacin, nacional e internacional, que estn motivando los cambios.

Si bien existe una sana costumbre de analizar el discurso de los dirigentes polticos mundiales para encontrar si en sus palabras hay otras intenciones, ya que no es comn que el discurso acompae la prctica o viceversa, en el caso cubano no hay porque dudar que lo que se dice es lo que se pretende hacer.

Nadie ha podido jams apuntar un discurso de Fidel Castro que contradiga su prctica o al revs. Siempre lo que Fidel ha dicho es lo que ha hecho o intentado hacer. As, cuando sostienen que los cambios no modifican el objetivo, es sencillamente porque eso pretende.

El pasado primero de noviembre, en una reunin de la direccin de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), el presidente Ral Castro insisti en este aspecto. Al referirse a los cambios econmicos propuesto record que no estamos copiando a ningn pas, que es un producto autctono, ajustado a nuestras caractersticas, y sin renunciar en lo ms mnimo a la construccin del socialismo.

Asimismo, a Cuba jams se la podr acusar de esquemtica o pasiva. El proceso revolucionario cubano, desde su nacimiento, fue innovador, y en todo su desarrollo, siempre busc renovarse y ensayar caminos nuevos. Ese ha sido adems, uno de los grandes aportes al proceso revolucionario y progresista latinoamericano. As que, reconociendo la soberana y la potestad de los cubanos a cambiar como quieran, hay que investigar, conocer, como quieren cambiar y que se proponen.

En las ltimas semanas el Partido Comunista de Cuba inici los trabajos para el Sexto Congreso que se realizar en abril prximo. De cara a esa instancia decisiva, se ha dado a conocer el Proyecto de Lineamientos de la Poltica Econmica y Social del Partido y la Revolucin.

Hace pocos das, Fidel Castro se reuni con estudiantes universitarios, y les record un discurso que ya haba brindado hace cinco aos para desafiarlos a pensar y buscar soluciones. Entre otras cosas record que se deba estudiar la historia, qu pas aqu, qu pas all, qu pas all, meditar lo que ocurri hoy y lo que ocurrir maana, hacia dnde conducen los procesos de cada pas, por dnde marchar el nuestro, cmo marchar, qu papel jugar Cuba en ese proceso.

Fue por eso que dije aquella palabra de que uno de nuestros mayores errores al principio, y muchas veces a lo largo de la Revolucin, fue creer que alguien saba cmo se construa el socialismo. Este llamado de Fidel a que los jvenes cuestionen y proyecten, ha sido tambin extendido a todo el pueblo cubano. El presidente Ral Castro, convoc a todos los cubanos a discutir los cambios propuestos. En un reciente encuentro con el presidente de Venezuela, Hugo Chvez, con motivo de cumplirse 10 aos del convenio integral de colaboracin entre ambos pases, Ral Castro record la importancia del prximo congreso partidario, y record su discurso en en la Asamblea Nacional donde manifest: la unidad entre los revolucionarios y entre la direccin de la Revolucin y la mayora del pueblo es nuestra ms importante arma estratgica, la que nos ha permitido llegar hasta aqu y continuar en el futuro perfeccionando el socialismo y que la unidad se fomenta y cosecha en la ms amplia democracia socialista y en la discusin abierta con el pueblo de todos los asuntos, por sensibles que sean. Entonces, insisti Ral, el sexto ser un Congreso de toda la militancia y de todo el pueblo, quienes participarn activamente en la adopcin de las decisiones fundamentales de la Revolucin.

Para ello se ha puesto a la venta pblica y subido en varios sitios de Internet, el Proyecto de Lineamientos de la Poltica Econmica y Social.

El objetivo es discutir entre los cuadros del partido y toda la poblacin las iniciativas propuestas para este nuevo perodo. Muchas son llamativas porque tienden a reducir el excesivo paternalismo del Estado. Un paternalismo, o asistencialismo como se denomina en otras partes, que estuvo justificado cuando la Revolucin debi reducir las enormes diferencias sociales y sacar a millones de personas de la pobreza.


ricardher[AT]gmail.com

http://www.alterinfos.org/spip.php?article4793



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter