Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-12-2010

Por qu Wikileaks es bueno para la democracia

Bill Quigley
CounterPunch


"La informacin es la moneda de la democracia"

Thomas Jefferson

Desde el 11-S, el gobierno estadounidense, ya fuese con el presidente Bush o con Obama, ha dicho una y otra vez al pblico estadounidense que sus "secretos de estado" no deben ser compartidos con los ciudadanos. El candidato Obama prometi reducir los secretos de estado, pero el presidente Obama continu con la tradicin de Bush. Los tribunales, el congreso y los aliados internacionales de EE.UU. se han plegado a la escalada secretista del ejecutivo estadounidense.

Etiquetando decenas de millones como documentos secretos, el gobierno estadounidense ha creado un enorme vaco informativo. Pero la informacin es el alma de la democracia. La informacin sobre los gobiernos contribuye a una democracia salubre. La transparencia y la rendicin de cuentas de los cargos pblicos son dos elementos esenciales de un buen gobierno. Igualmente, "una falta de transparencia gubernamental y de rendicin de cuentas socava la democracia y da alas al cinismo y a la desconfianza", segn declara el informe Harris de 2008 encargado por la Association of Government Accountants.

En ese vaco informativo se adentr el soldado raso Bradley Manning, quien, segn Associated Press, fue capaz de derrotar "los sistemas de seguridad del Pentgono no usando ms que un CD de Lady Gaga y un lpiz de memoria". Manning presuntamente envi la informacin a Wikileaks, una organizacin sin nimo de lucro especializada en la publicacin de informacin filtrada. Wikileaks, a su vez, comparti estos documentos con otros medios de comunicacin de todo el mundo, incluyendo el New York Times, y public la mayor parte en su pgina web.

A pesar de las investigaciones criminales puestas en marcha por los Estados Unidos y otros gobiernos, no es claro que organizaciones como Wikileaks puedan ser perseguidas en los Estados Unidos si nos atenemos a la Primera Enmienda. Recurdese que segn sta, el "Congreso no har ley alguna con respecto a la adopcin de una religin o prohibiendo el libre ejercicio de dichas actividades; o que coarte la libertad de expresin o de la prensa, o el derecho del pueblo para reunirse pacficamente, y para solicitar al gobierno la reparacin de agravios."

Algunos polticos, rojos de furia, denuncian que esta filtracin equivale a terrorismo y que pone en riesgo la vida de personas inocentes. Muchos de estos mismos polticos no obstante autorizaron el equivalente del bombardeo de saturacin de Bagdad y de otras ciudades iraques, el sacrificio de miles de vidas de soldados y civiles as como los ataques de aviones no tripulados en reas civiles de Afganistn, Pakistn y Yemen. Su rabia hacia un documento descargado, del que desconocemos an su verdadero alcance, es como poco sospechosa.

Todo el mundo, incluyendo a Wikileaks y los medios de comunicacin que estn dando a conocer los documentos filtrados, espera que ninguna vida se pierda por la publicacin. Y hasta donde sabemos, se parece ser justamente el caso: los peridicos del grupo McClatchey informaron el 28 de noviembre que oficiales estadounidenses haban reconocido que hasta la fecha no tenan ninguna prueba de que "la [anterior] publicacin de documentos condujese a la muerte de alguien."

Los Estados Unidos han estado marchando en la direccin equivocada durante aos, clasificando millones de documentos como secretos. Wikileaks y el resto de medios de comunicacin que informan de estos llamados secretos avergonzarn a mucha gente, s. Wikileaks y el resto de medios de comunicacin harn que muchos lderes se sientan incmodos, s. Pero la vergenza y la incomodidad son un pequeo precio a pagar si queremos una democracia ms saludable.

Wikileaks tiene el potencial para robustecer la transparencia y la rendicin de cuentas en los EE.UU. Y eso es bueno para la democracia.

Bill Quigley es el director de Centro para los Derechos Constitucionales y profesor de derecho en la Universidad de Loyola de Nueva Orleans.

Traduccin para www.sinpermiso.info : ngel Ferrero: http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=3770

Fuente: http://www.counterpunch.org/quigley11302010.html


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter