Portada :: Ecuador
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-12-2010

Un nombre que cae bien

Gonzalo Ortiz
IPS

La designacin del abogado Fernando Arboleda como embajador del gobierno colombiano en Ecuador, que concretar la reanudacin de las relaciones diplomticas bilaterales interrumpidas en marzo de 2008, fue bien recibida en este pas, mientras se espera el nombre del representante en Bogot.


"Aunque no lo conozco personalmente, por sus antecedentes se ve que es una persona destacada en el mbito judicial y acadmico. Eso es bueno, porque Colombia acostumbraba a nombrar como embajadores ante Quito a empresarios que venan a hacer negocios, y ahora se requiere de gran tino diplomtico", coment a IPS Jos Ayala Lasso, canciller ecuatoriano entre 1977 y 1979.

Arboleda es un abogado penalista bogotano, ex magistrado de la Corte Suprema de Justicia y cercano al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, pues particip en su campaa electoral.

Su nombramiento, anunciado el mircoles, viene a reestablecer plenamente las relaciones diplomticas bilaterales rotas hace dos aos y ocho meses, tras el ataque del 1 de marzo de 2008 del ejrcito colombiano a una base clandestina de las insurgentes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en territorio ecuatoriano.

Fernando Ribadeneira, ex embajador de Ecuador en Colombia (1999-2003), se pregunt "si el nombramiento de un abogado penalista no tendr algo que ver con los procesos penales incoados ante la justicia ecuatoriana contra altas autoridades colombianas" por el ataque contra las FARC, entre ellas el propio presidente Santos.

En conversacin con IPS, Ribadeneira se mostr sorprendido porque "no se hizo un anuncio simultneo de los nuevos embajadores de ambos pases, como se acostumbra en una diplomacia profesional". Para el ex canciller Ayala, quien fue el primer Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, entre 1994 y 1997, la reanudacin de las relaciones es "una muy buena noticia".

El presidente Santos est mostrando "un espritu muy diferente que el seor Uribe, tan intemperante", dijo, refirindose al ex mandatario colombiano entre 2002 y marzo de este ao, lvaro Uribe.

El proceso se dificult tambin, segn Ayala, por el "carcter tan difcil de nuestro presidente (en referencia a Rafael Correa), que guardaba un rencor profundo, casi imposible de superar".

Aunque Ecuador an no hace pblico el nombre de su embajador, el ministro de Relaciones Exteriores, Ricardo Patio, afirm en entrevista con el diario colombiano El Espectador que "antes del 24 de diciembre los embajadores deben estar en sus sedes, festejando la Navidad".

Ese fue, precis, el compromiso adoptado el 26 de noviembre por Correa y Santos durante la cumbre de jefes de Estado de la Unin de Naciones Suramericanas (Unasur) celebrada en Georgetown.

En el ataque militar colombiano al campamento de las FARC, a un kilmetro y medio de la frontera y realizado sin previo aviso a Quito, murieron el miembro de la direccin de la guerrilla, "Ral Reyes", y otras 24 personas, entre ellas el ecuatoriano Franklin Aisalla y cuatro mexicanos.

Patio dijo a El Espectador que se trat de un ataque muy duro, que dej a su pas "muy adolorido y golpeado", por lo que la recuperacin paulatina de la confianza fue "lo ms difcil" de superar. Ecuador considera el ataque como una violacin a su soberana, lo que fue ratificado en una declaracin por la Organizacin de Estados Americanos (OEA), mientras que el ex presidente Uribe defendi su "derecho a perseguir a los terroristas" en cualquier lugar.

"Esto implicaba que desde Colombia se fueran produciendo claros mensajes en el sentido de que nunca ms podra volver a pasar algo como lo que sucedi", dijo el canciller Patio. En este camino, apunt, hubo una peticin de disculpas a su gobierno y la entrega de informacin sobre el ataque, adems de los equipos informticos decomisados tras el bombardeo.

Era un "requisito indispensable para resolver una serie de sospechas e inquietudes que haba por la posible vinculacin de otro pas en el bombardeo. Afortunadamente, todo fue logrndose en el camino", aclar, respondiendo las sospechas de que Estados Unidos poda haber suministrado informacin satelital y de inteligencia sobre la localizacin del campamento.

A inicios de noviembre, la Comisin Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), adscrita a la OEA, declar admisible una denuncia "interestatal" interpuesta por el Estado ecuatoriano contra Colombia por la violacin del derecho a la vida de Aisalla.

Quito sostiene que Aisalla fue capturado vivo y luego ajusticiado por las Fuerzas Armadas colombianas en el mismo campamento. Bogot, que intent desconocer la competencia de la CIDH, plantea, en cambio, que la muerte se produjo en el ataque.

La decisin del organismo de continuar el proceso en el sistema interamericano no interfiri en los esfuerzos de normalizacin de las relaciones, proceso complejo durante el gobierno de Uribe, pero que se aceler con la toma de posesin del presidente Santos el 7 de agosto. Ese mismo da, Santos entreg a Correa en Bogot copia de los discos duros de las computadoras de Reyes.

El 18 de noviembre se reunieron el canciller Patio y su par colombiana, Mara ngela Holgun, para avanzar en la entrega de informacin.

En este camino han intervenido el ex presidente de Estados Unidos, Jimmy Carter (1977-1981), la OEA, a cargo del chileno Jos Miguel Insulza, y la propia Unasur.

Adems, funcion la "democracia paralela", con un intercambio constante entre organizaciones sociales, gobiernos locales y acadmicos que ayudaron al acercamiento entre las poblaciones fronterizas y las capitales de ambos pases, record a IPS Wilma Andrade, ex concejala de Quito, que particip en estos encuentros bilaterales.

"Ojal de parte del Ecuador se nombre a un diplomtico de carrera y el doctor Arboleda venga con asesores diplomticos de primer nivel, pues las relaciones con Colombia son muy importantes en las reas de comercio, seguridad, integracin fronteriza y en el tema de los refugiados, en el que felizmente hay algn avance", dijo Ribadeneira.

En efecto, Holgun anunci la disposicin de Colombia de corresponsabilizarse del tema de los desplazados en Ecuador, que se calcula ascienden a 300.000 personas, de las cuales 52.000 tienen estatus de refugiados, aunque el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) considera que otras 130.000 personas merecen ser calificadas como tales.

Muchos de estos desplazados se han integrado a la vida de las ciudades del norte de Ecuador, pero otros deben ser socorridos con alimentos, ropa y dinero, lo que es posible por un esfuerzo conjunto del Estado ecuatoriano, Acnur y organizaciones de la sociedad civil.

http://ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=97036



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter