Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-12-2010

Mercenarios desfilan por la SINA para recibir rdenes sobre qu hacer el Da de los Derechos Humanos

M. H. Lagarde
Cambios en Cuba


El pasado lunes varios contrarrevolucionarios cubanos visitaron la Oficina de Intereses de Estados Unidos en La Habana evidentemente para ser apertrechados con los insumos y las orientaciones sobre las actividades que debern realizar este 10 de diciembre, Da Internacional de los Derechos Humanos.

El hecho, reflejado en imgenes exclusivas de Cambios en Cuba, no tiene nada de novedoso. La prctica forma parte del amaestramiento que los diplomticos estadounidenses han realizado, durante dcadas, con sus subordinados a sueldo. Orientaciones, panfletos y papelitos (ltimamente cmaras y telfonos celulares) le son entregados a los personajes creados por la SINA para que formen el show que el Departamento de Estado y el gobierno de Estados Unidos espera de ellos: cuatro gatos protestando a favor de los derechos humanos en algn parque de La Habana.
Curiosamente, un da despus de la cita, el mercenario Darsi Ferrer public en Internet una convocatoria para realizar una manifestacin por los derechos humanos en el parque de Calzada y D en el Vedado.

Como es habitual, lo que se busca es reunir a los 4 mencionados gatos, incluyendo a las Damas de Blanco y a la prensa extranjera, para desatar una avalancha de informaciones y artculos que traten de demostrar que en Cuba existen quienes protestan por la violacin de los derechos humanos.

La fotos, tomadas a la salida de la SINA, delatan a personajes conocidos y despreciados por nuestro pueblo por su servil actitud neoanexionista.

Con las jabas llenas de folletos de la declaracin universal de los derechos humanos, que con seguridad intentarn repartir en las calles, aparecen los mercenarios Elizardo Snchez, Vladimiro Roca, Darsi Ferrer, Laura Polln (lder de las Damas de Blanco) y Marta Beatriz Roque. Estas dos ltimas, recibieron dinero, a travs de diplomticos norteamericanos, del terrorista Santiago lvarez, amigo y cmplice del verdugo de Barbados, residente en Miami, Posada Carriles.

Lamentablemente, el gobierno de EE.UU. persevera en ignorar que los cubanos conocen la Declaracin de los Derechos Humanos de primera mano, sobre todo, por haberla aprendido en el disfrute de los logros indiscutibles de una Revolucin que dura ya, a pesar de bloqueos y agresiones, ms de medio siglo.



Bladimiro Roca (izquierda) junto a Martha Beatriz Roque ( a la derecha) mientras salen de la SINA



Elizardo Snchez (El Camajn)



El Camajn, por si las moscas, verifica el contenido de la jabita con la pacotilla subversiva de la SINA



De izquierda a derecha Laura Polln, una Dama de Apoyo y la Dama de Blanco, Alejandrina.



Har falta un taxi para transportar los "regalos" de la SINA?



En las jabas, adems de panfletos subversivos, habrn gafas y pamelas?




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter