Portada :: Mentiras y medios
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-12-2010

Wikileaks: La distancia entre los cables y la informacin difundida

Pascual Serrano
Rebelin


El privilegiado acceso de algunos peridicos a los cables de wikileaks ha provocado que la opinin pblica internacional acceda a los contenidos tras la seleccin, jerarquizacin y enfoque dado por estos diarios. Algunos ejemplos nos pueden servir para apreciar el sesgo que han incorporado.

As, podemos ver cmo se convierte en hecho indiscutible un comentario de un diplomtico estadounidense filtrado por wikileaks a El Pas. La filtracin es de 2007 y procede de la embajada estadounidense en La Paz. Segn se puede leer en el cable (difundido censurado mediante partes sealadas xxxx por el diario), el diplomtico insina que supuestamente parte del dinero con el que el gobierno boliviano pag a su ejrcito proceda de Venezuela, pero reconoce que no est confirmado.

Con ello, el 3 de diciembre El Pas ya puede titular: "Chvez compra lealtades en el seno del Ejrcito de Bolivia". Dos das despus, el 5 de diciembre, ya en el texto de otra noticia se hace referencia a que EL PAS public informes secretos segn los cuales Venezuela compraba lealtades en el Ejrcito boliviano.

De modo que ya tenemos un comentario de un miembro de la embajada de Estados Unidos que comparte con sus superiores una suposicin, convertida en hecho confirmado mediante un informe secreto al que ha tenido acceso El Pas.

Tambin hay que destacar las ausencias de algunos cables en las informaciones difundidas por los medios. Por ejemplo, El Pas no ha elabotado como noticia un cable que recoge una reunin del ex presidente y golpista ecuatoriano Lucio Gutirrez con el embajador de Estados Unidos en Bogot en 2005. En el documento, Gutirrez expres a Estados Unidos, en caso de lograr la presidencia de Ecuador, su disposicin a ayudarles a luchar contra Chvez. El pasado 30 de septiembre de 2010, Lucio Gutirrez estuvo frente al intento de golpe de Estado y magnicidio contra el Presidente Correa en Ecuador.

Como ha sealado Iroel Snchez en su blog, el diario El Pas tampoco ha considerado noticia otro cable enviado desde la embajada en Madrid en 2008 en el que se revela que Juan Luis Cebrin, el consejero delegado de Prisa, la empresa propietaria del peridico, fue invitado por el Encargado de Negocios de EE.UU en Madrid, Hugo Llorens a una comida de expertos (Experts Lunch) en su residencia oficial. Junto a Cebrin se encontraban Roman Escolano, del grupo financiero BBVA; Jaime Malet, presidente de la Cmara de Comercio Amricana en Espaa; Alberto Carnero, de la fundacin FAES del ex presidente Aznar; Ass Martin de Cabiedes, presidente de Europa Press; Eduardo San Martin, director adjunto del diario ABC, y Javier Sandomingo, Director General para Iberoamrica del Ministerio de Asuntos Exteriores de Espaa. Segn el cable, los temas abordados en el almuerzo fueron Cuba, Venezuela, Mxico, Colombia y Argentina.

Amrica Latina no ha sido la nica regin donde los peridicos han manipulado los cables revelados por wikileaks. Los periodistas Gareth Porter y Jim Lobe denunciaron en un artculo en la agencia IPS que cuando medios como The New York Times, El Pas o Washington Post afirmaron que los documentos diplomticos revelaban el apoyo de pases rabes a una invasin a Irn estaban  distorsionando y descontextualizando el contenido de los cables.

Segn NYT, el rey Abdullah de Arabia Saud urgi a Washington a "cortar la cabeza de la serpiente", en referencia a Irn. "Los cables revelan cmo el ascenso de Irn unifica a Israel con muchos de sus adversario rabes, en especial los saudes, detrs de una causa comn", sealaba el diario. Los cables divulgados por WikiLeaks "muestran que los gobernantes del Golfo Prsico presionaron para atacar las instalaciones nucleares" iranes, asegur por su parte The Washington Post. El primer ministro de Israel, Benjamn Netanyahu, no dud en afirmar que estas informaciones confirmaban lo que el Estado judo vena diciendo.

Sin embargo, segn Gareth Porter y Jim Lobe, de la lectura de los documentos confidenciales no se desprende la informacin difundida por los medios. Al contrario, se aprecia que hubo una profunda distorsin de su contenido. En el caso concreto de Arabia Saud, se omiti por completo el contexto de la declaracin del rey. En opinin de los periodistas, los cables muestran que los regmenes rabes del Golfo, incluida la propia Arabia Saud, han estado muy preocupados por las consecuencias de atacar a Irn por su propia seguridad, en total contradiccin con la posicin de Israel.

Pascual Serrano es periodista. Acaba de publicar el libro "Traficantes de informacin. La historia oculta de los grupos de comunicacin espaoles". Foca. Noviembre 2010

Www.pascualserrano.net

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

rCR



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter