Portada :: frica :: Magreb
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-12-2010

Derechos humanos en Tnez
El coronel no tiene quien le crea

Anna Larrull
Sodepau


El pasado 2 de diciembre tuvo lugar en Madrid la presentacin pblica de una serie de materiales, editados por ACSUR-Las Segovias , sobre los Derechos Humanos en el Magreb. Esta actividad se enmarca dentro de un convenio de cooperacin firmado entre la AECID (Agencia Espaola de Cooperacin Internacional para el Desarrollo) y la citada ONG, con quien SODEPAU desde hace un tiempo tambin viene colaborando en este tema.

El acto cont con la presencia y testimonio de Omar Mestiri, periodista director de Redaccin de Radio Kalima y miembro del Consejo Nacional para las Libertades en Tnez , acogido en Barcelona por el Pen Catal dentro del programa de acogida de escritores y periodistas represalidos en sus pases; as como de Nidal Hamdache marroqu, de la Asociacin Marroqu de los Derechos Humanos. Pero tambin se cont, en este caso entre el pblico, con la presencia de tres personas enviadas por la embajada tunecina para defender las tesis gubernamentales, como ya parece habitual cuando se habla de derechos humanos y Tnez, al menos en Madrid pues en abril pasado en un acto de parecidas caractersticas no slo se repiti el hecho sino que alcanz cuotas importantes de surrealismo, con la presencia de casi una decena de personas, con claras intenciones de sabotear aquel acto. Sin embargo en este caso su presencia fue ms moderada as como su actitud, respetando las mnimas reglas de un debate democrtico.

Con la habitual rapidez por parte de estas personas a la hora de hacerse con los primeros turnos de palabras al abrirse el debate, la primera intervencin fue dirigida a contradecir la exposicin del Sr. Omar Mestiri . Presentndose como presidente de una asociacin de amistad de empresarios hispano/tunecina, la susodicha persona no contenta con expresar sus opiniones sobre los logros del rgimen tunecino en el campo de las libertades y de los derechos de la mujer, comenz a denigrar en lo personal al Sr. Mestiri , el cual en su respuesta, comenz a dirigirse a la citada persona, por su cargo en el ejrcito tunecino de coronel. Mi coronel, tendr que reconocer que los datos sobre los niveles de libertades democrticas avalados por toda una serie de instituciones internacionales reconocidas como las que he citado en mi intervencin, hacen difcilmente defendible su opinin, como es poco defendible excusarse en que Israel hace lo mismo. En cuanto al no cumplimento de clausulas o resoluciones referentes a los derechos humanos, por parte del gobierno tunecino y de la mayora de las clausula y leyes internacionales que hacen referencia a la exigencia del respeto de los derechos humanos, clausulas algunas de las cules se encuentran incluidas en los acuerdos de cooperacin entre el gobierno tunecino y la UE. No, mi coronel, no es defendible por mucho que su general, el Sr. Ben Ali, presidente de Tnez, se lo mande hacer. Hay que sealar que la citada persona reconoci que efectivamente era coronel del ejrcito de Tnez.

La segunda intervencin del "pblico" tambin fue dirigida a desmentir las denuncias de violaciones de los derechos humanos cometidos por el rgimen tunecino, realizadas por Mestirien este caso haciendo hincapi en la situacin de la mujer tunecina, descrita de forma tan paradisaca que algunas mujeres presentes en la sala, en posteriores intervenciones, mostraron irnicamente sus deseos de irse a vivir a Tnez ante el paraso terrenal femenino descrito. Las intervenciones del pblico que posteriormente se produjeron fueron en apoyo de las denuncias realizadas por los dos ponentes magrebes y el acto transcurri entre cauces normales del debate entre personas y no energmenos como sucedi en abril del 2009 cuando casi una decena de personas enviadas por la Embajada tunecina sabotearon el acto Tnez, la otra cara del paraso.

De todas formas, ya sea acompaado, como en aquella ocasin en la que tambin asisti, o prcticamente slo como en esta, una vez ms qued claro que el coronel no tiene que lo crea.

Fuente: http://sodepau.org/spip/spip.php?article620&lang=es



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter