Portada :: Conocimiento Libre :: Batalla por la informacin y espionaje global
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-12-2010

Una breve introduccin a las nuevas teoras de la conspiracin y de la transparencia
Wikileaks: Del abate Barruel a Jeremy Bentham.

John Brown
Iohannes Maurus



I. LA TRAMA Y EL HILO


Existe una teora de Wikileaks, la producida por sus promotores y concretamente por Julian Assange en diversos escritos y entrevistas. Quiz el texto terico ms importante que hasta el momento ha producido y publicado el inspirador y fundador de Wikileaks seaState and Terrorist Conspiracies(Estado y conspiraciones terroristas), publicado en 2006 en su blog junto con otra versin reelaborada del mismo texto titulada Conspiracy as Governance (La conspiracin como modo de gobierno). En sustancia, la teora del poder de Assange sostiene que existen unos poderes que, valindose del secreto, impiden que exista un buen gobierno (good governance) basado en la justicia y la transparencia: "Cuando se conocen detalles del funcionamiento interno de los regmenes autoritarios, vemos interacciones conspirativas entre la lite poltica, no slo por obtener preferencias o favores dentro del rgimen, sino como la principal metodologa de planificacin primaria que subyace al mantenimiento o el reforzamiento de un poder autoritario. Los regmenes autoritarios hacen surgir fuerzas que se oponen a ellos oprimiendo la voluntad individual y colectiva de libertad, verdad y autorrealizacin. Una vez descubiertos, los planes de los que se vale el gobierno autoritario suscitan resistencia. De ah que los poderes autoritarios que logran sus fines oculten esos planes. Esto es suficiente para definir su conducta como conspirativa" (State and Terrorist Conspiracies).

Es sumamente interesante ver en el mismo texto cmo se analizan las redes conspirativas en trminos casi idnticos (modelo matemtico de los "grafos conectados" incluido) a los que emplean los organismos de seguridad antiterrorista y el ejrcito de los EEUU. La conspiracin, segn Wikileaks, se organiza as en redes organizadas alrededor de algunos nodos principales de comunicacin que slo funcionan mediante el secreto. Si se desvelan los secretos de la conspiracin, o se filtra al menos una parte de ellos, la trama queda dividida y parcialmente neutralizada. El objetivo es revelar el suficiente nmero de secretos para que la trama como tal deje de existir. La historia es as, bsicamente la de dos fuerzas: una conspiracin de los poderosos para mantener sus privilegios y su poder arbitrario y la resistencia de quienes persiguen la libertad, la verdad y la autorrealizacin. Detrs del poder existe pues una subjetividad ccon intenciones claras para ella misma, aunque ocultas al pblico. Lo que ocurre es que se trata de una subjetividad transindividual capaz de sumar distintas aportaciones de sus miembros (inputs) y producir como resultado(output)el siguiente acto de la conspiracin.

El esquema es bsicamente el desarrollado porJohn Boyle, el terico norteamericano de la contrainsurgencia en su esquema del "OODA loop" y posteriormente aplicado por Arquilla y Ronfeldt en su teora de lanetwaro "guerra red". ElOODA loopo "bucle de Observacin-orientacin-decisin-accin" parte de la idea de que la posibilidad de victoria se decide antes del combate. Es as necesario interrumpir el circuito OODA en la primera fase posible, para que el enemigo no pueda llegar a la siguiente y atacarnos. Este esquema que posteriormente ha sido desarrollado por la doctrina militar y antiterrorista norteamericana -basndose tambin en el clsico taosta de la guerra Sun Tzu- es esencial para actuar frente a un enemigo que funciona en red. Cortar la red es privarle de capacidad de observacin (privndolo de fuentes de datos), orientacin (perturbando la interpretacin de los datos), decisin (cortando las cadenas fiables de mando) y accin. As, afirma Assange, fiel a esta teora, aunque pretende utilizarla contra el propio poder que la formula y desarrolla, que: "Una conspiracin autoritaria que no puede pensar eficazmente, no puede actuar para preservarse frente a los oponentes que genera. Cuando consideramos una conspiracin como un conjunto orgnico, vemos un sistema de rganos que interactan, un cuerpo con arterias y venas cuya sangre puede espesarse y fluir cada vez ms lentamente hasta que el organismo cae, incapaz de comprender y controlar las fuerzas de su entorno."

La diferencia entre esta doctrina militar adaptada a los nuevos paradigmas biopolticos y cognitivos y la doctrina anticonspirativa de Wikileaks es que en la primera no se parte de la idea de una conspiracin , sino de una estructura cooperativa no necesariamente oculta. Ello se debe a que los tericos militares omiten enteramente la dimensin poltica e ideolgica de la soberana para centrarse en los modos en que las relaciones de fuerzas se determinan en un marco de poder a todos los efectos post-soberano (y post-fordista). La dimensin de la conspiracin tiene, sin embargo, un papel fundamental en la teora de Assange, pues, como ya sealbamos en este blog, slo el mantenimiento de la dimensin del secreto puede a la vez preservar las apariencias de la soberana (el secreto de Estado) y justificar el programa de la leal oposicin liberal de aumentar la transparencia de la vida pblica. El punto de vista de los gobernantes como el de la leal oposicin parten de dos actitudes igualmente utpicas y complementaias frente a lo real del poder: quienes ostentan el poder piensan que es posible ocultar los resortes de su funcionamiento, que existen realmente unos "arcana imperii" o secretos de Estado, quienes buscan la transparencia y quieren desenmascarar el poder creen que se puede llegar a descubrir ese secreto, que puede saberse toda la verdad del poder. Y si simplemente ese secreto no existiera? Si la intimidad del poder se manifestara como su ms completa exterioridad, como lo que Lacan denominaba su extimidad? Si inversamente, por mucho que el poder se haga transparente, su exhibicin no puede no dejar un residuo, una dimensin no simbolizable que constituye al poder como tal? La obediencia al soberano, la servidumbre voluntaria en que La Botie reconoci la clave del poder moderno, slo pueden funcionar mediante la creencia en la excepcionalidad del soberano en el hecho de que este posea algo que los dems no tienen y que no es sino la oscura causa del deseo de obedecer. De este modo, tanto para el poder soberano como para su leal oposicin liberal en la que milita Assange la creencia en el secreto de Estado es un dogma de fe. Del mismo modo que el blasfemo afirma a Dios con cada una de sus blasfemias, Wikileaks afirma y refuerza el mito de la soberana en el momento en que todos los hechos desmienten la realidad de sta.

En ese aspecto, Assange es un tal vez insospechado discpulo del gran autor moderno de la teora de la conspiracin, el abate Barruel. Barruel, un sacerdote contrarrevolucionario y legitimista public un largo memorial (Mmoires pour servir l'histoire du jacobinisme, Hamburgo 1798) para demostrar que la revolucin francesa haba sido el resultado de una conspiracin urdida por una secta, la de los jacobinos, y que esta secta, a su vez, formaba parte de una trama mucho ms dilatada en el tiempo y el espacio cuyo punto inicial se sita en el asesinato por el rey de Francia Philippe le Bel de los principales dignatarios de los templarios. Los templarios supervivientes se mantuvieron ocultos en espera de su venganza y se unieron a otros enemigos del trono, del altar y la sociedad como los Illuminati de Baviera y los masones, para acabar haciendo ejecutar al rey de Francia. Desde el punto de vista novelesco, la narracin de Barruel tiene mucho inters, pero aqu nos interesa su aspecto epistemolgico. La tesis principal de Barruel es que la historia tiene un sujeto, que detrs del carcter aparentemente aleatorio de los acontecimientos, existe una voluntad oculta que mueve los hilos y termina realizando su propsito. Los enfrenamientos sociales claros y abiertos que se produjeron en las distintas fases de la Revolucin francesa no tienen as para Barruel la ms mnima importancia: en realidad todos fueron inspirados por los jacobinos-templarios-iluminados: "Bajo el nombre desastroso de Jacobinos, ha surgido una secta en los primeros das de la revolucin francesa, que ensea que todos los hombres son iguales y libres, pisoteando, en nombre de esa libertad, de esa igualdad desorganizadoras, altares y tronos, llamando en nombre de esa misma igualdad, de esa misma libertad, a todos los pueblos a los desastres de la rebelin y a los horrores de la anarqua.[...] En esta revolucin francesa,todo, hasta sus crmenes ms espantosos,todo ha sido previsto, meditado, combinado, resuelto, decidido: todo ha sido resultado de la ms profunda inspiracin criminal, pues todo ha sido preparado, impulsado, por hombres que eran los nicos que llevaban el hilo (le fil) de las conspiraciones ha tiempo urdidas en esas sociedades secretas y han sabido elegir y apresurar los momentos propicios para las conjuras."

Cabe destacar en el fragmento que acabamos de citar la curiosa coincidencia terminolgica con los textos del siglo XXI a que nos hemos referido ms arriba, pues nos encontramos incluso con la metfora del hilo que en la problemtica de Assange sirve de material para construir su ejemplo didctico de la red en que consiste el grafo conectado de la conspiracin. La conspiracintiene que ver con los hilos, los hilos que constituyen ocultamente una trama o una red. La modernidad de Wikileaks coincide con el tradicionalismo del abate en considerar el poder como algo misterioso, algo que est en manos de algunos que mueven sus hilos. Con ello el abate y el hacker ignoran por igual las correlaciones de fuerzas que efectivamente constituyen el poder contribuyendo as eficazmente a la mistificacin sobre su origen.





II. LA LIBERTAD DE PRENSA Y LA CASA DE CRISTAL

La teora de Wikileaks tiene, sin embargo, otra vertiente, pues realiza, junto a su denuncia de la conspiracin y del secreto una firme reivindicacin de la transparencia en la vida social y poltica. Todo ello en nombre de una capacidad de autorregulacin de la sociedad que exige como condicin para su realizacin efectiva que cada uno de los sujetos disponga de los datos necesarios a fin de efectuar opciones racionales. Elobjetivo de Wikileaks es a corto plazo perturbar la opacidad de los gobiernos "autoritarios", a largo plazo, establecer una gobernanza basada en la transparencia. Esto es lo que explica el propio Assange en una entrevista a la revista Forbes:

"Dira de Vd. que es partidario del libre mercado?
Sin la menor duda (absolutely).Tengo una opinin menos definida respecto al capitalismo, pero me encantan los mercados. [...]
Cmo encajan las filtraciones dentro de todo sto?
Dicho de manera sencilla, para que exista un mercado, tiene que existir informacin. Un mercado perfecto requiere una informacin perfecta".
En esta bsqueda de una utpica transparencia, Wikileaks no es sino el reverso progresista delproyecto TIA (Total Information Awareness- Conociemiento total de la Informacin)un plan de control absoluto de toda la informacin mundial formulado por el almirante Poindexter despus del 11 de septiembre y hoy slo parcialmente aplicado. El proyecto TIA tena la imposible misin de impedir que exista nign tipo de secreto haciendo que todas las comunicaciones estn de un modo u otro interceptadas. El problema fundamental de ese proyecto es que, por un lado es imposible definir lo que es informacin y an ms qu es toda la informacin, por no hablar de lo que significa el "conocimiento" de la informacin y esa imposibilidad no es contingente, sino estructural, pues la lgica (Gdel) y el psicoanlisis (Lacan) demuestran que no existe ningn conocimiento que pueda aspirar a la totalidad..

Poindexter formula un proyecto que aspira a hacer a los sbditos transparentes en nombre la seguridad, mientras que Wikileaks pretende que el poder sea transparente el poder en nombre de la libertad.

En realidad, no existe contradiccin alguna entre las dos transparencias cruzadas: la del poder para el ciudadano y la del ciudadano para el poder. Jeremy Bentham, quien Marx considerara el eptome de las libertades de mercado (Libertad, igualdad, propiedad ...y Bentham) defendi con la mxima energa ambas transparencias, considerndolas no slo compatibles sino claramente complementarias. Bentham no es slo el diseador del modelo formal de crceles, escuelas y hospitales denominado "panptico", sino tambin el utopista de la sociedad transparente en la cual todos los actos pblicos deberan realizarse como si cualquiera los pudiera ver y todos los actos privados e incluso ntimos deberan suponerse observados por un poder transparente y benvolo. De ese modo, en dos prrafos memorables de su Deontology, que conviene transcribir sentar a la vez las bases de la libertad de prensa y de la sociedad de control:

"Cuanto ms viven las personas en pblico, ms sensibles son a la sancin moral. Cuanto mayor sea la dependencia en que se encuentran las personas cuando estn en pblico, esto es cuanto mayor sea la igualdad que existe entre ellas, ms claramente se abre paso la evidencia, mayor es la certeza de sus resultados. La libertad de prensa coloca a todos los hombres en presencia del pblico. La libertad de prensa es el mayor coadyuvante de la sancin moral." (J. Bentham,Deontology) De este modo, gracias a la transparencia que se obtiene en la esfera pblica, la observacinrecprocade sus conductas por parte de los hombres conduce a todos ellos a cumplir con su deber a la vez que realizan su inters bien entendido. En esto se inspira la idea liberal de la libertad de prensa: una libertad que facilita la autorregulacin social y contribuye a la buena gobernanza. No es esto, sin embargo lo nico que sostiene Bentham, pues, la transparencia, adems de en esa direccin ascendente que, segn la tradicin liberal permite al ciudadano controlar al poder, puede tambin ejercitarse de arriba a abajo del gobernante al sbdito:

"Sera deseable que el nombre de cada hombre estuviera escrito en su frente as como en su puerta. Sera deseable que no exisitiera el secreto -que la casa de cada uno fuera de cristal, con ello necesitaramos menos ventanas abiertas a su corazn. Las acciones son una interpretacin tolerablemente adecuada de los sentimientos,.cuando la observacin nos ha dado la llave de aquellas."
 
Este poder para el que las casas han de ser de cristal como la propia urna desde la que nos observa ptumamente Bentham, va imponindose cada vez ms en numerosos pases en nombre de la libertad, la seguridad y el respeto del consentimiento de los agentes del de mercado. Un lugar donde este tipo de poder que Michel Foucault denomina "pastoral" ha triunfado es Suecia, pas donde los mrgenes de libertad e inseguridad propios de la prctica sexual ya pueden ser objeto de una severa inspeccin por parte de la justicia. Puede someterse as a prueba si ha habido durante un acto sexual rotura del preservativo y si en todo y cada uno de los momentos de un coito se contaba con el consentimiento de ambas partes. En esto, la transparencia postmoderna coincide con el celo inquisidor de lo ntimo de los manuales de confesin catlicos que son precisamente una de los instrumentos de ese poder pastoral. Julian Assangepuede hoy verseen su propia piel como un apstol y un mrtir de la transparencia y como una vctima de la propia voluntad de transparencia del poder. Con todo, no hace falta estar de acuerdo con ellos para manifestar una activa solidaridad con Assange y con Wikileaks. Los amenaza toda la rabia de un poder impotente.

Fuente: http://iohannesmaurus.blogspot.com/2010/12/wikileaks-del-abate-barruel-jeremy.html

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter