Portada :: Mentiras y medios
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-12-2010

Wikileaks, los rboles y el bosque

Juanlu Gonzlez
Rebelin


Estudiosos de la comunicacin como Ramonet o Chomsky han demostrado que hoy en da la sobrecarga de informacin es una manera, quiz la mejor, de ocultar o incluso censurar determinadas noticias incmodas para los de arriba. Desde que internet se convirti en el medio de comunicacin por excelencia, es ms cierto que nunca que los rboles no nos permiten ver el bosque, pero tampoco nos dejan ver otros muchos rboles. A pesar de lo accesible que se encuentra la informacin, el gran problema para los consumidores de noticias es calibrar la verosimilitud de las fuentes. Desde los engaos masivos en los que incurrieron nuestros estados con la complicidad de los grandes medios es necesario que la duda metdica, no la conspiranoia, sea incorporada a nuestro proceder diario, manteniendo en cuarentena activa buena parte de las informaciones con las que nos bombardean a diario.

Sirva esta perorata para introducir un somero anlisis del fenmeno Wikileaks, ms que nada para sembrar esa duda de fiabilidad en nuestros sentidos de la que hablaba Descartes. Creo que todos sentimos admiracin e incluso alegra por las oleadas de filtraciones publicadas por Julian Assange y su colectivo. Un grupo de jvenes que, sin apenas medios a su disposicin, pone contra las cuerdas a la maquinaria militar estadounidense usando los recursos que ofrece internet y envuelto todo ello en un halo cuasi cinematogrfico de espas y hackers, era para congratularse. Rpidamente sentamos empata con Wikileaks y los que andamos en esta cosa de la red volvamos a creer en el poder de los de abajo para cambiar el mundo. Tampoco es que hubieran descubierto la plvora porque, como deca antes, todo se sabe o puede saberse buscando buenas fuentes, leyendo entre lneas o atando cabos. El valor de las filtraciones era otorgar oficialidad a datos en buena parte conocidos de antemano, pero desde luego no desvelaron nada nuevo que escapara de lo razonable dada la trayectoria reconocida del imperio.

Animado con los xitos previos, Assange anunci a bombo y platillo la mayor andanada de informaciones confidenciales que iban a hacerse pblicas en fechas prximas. Prometi, tal y como recogieron todos los medios, una filtracin siete veces mayor que la de Ia guerra de ocupacin de Irak, la cual se cifr en 400.000 documentos. Esto significara alrededor de 2.800.000 archivos. Sin embargo, pocos das despus slo vieron la luz 250.000 cables diplomticos, menos del 10% de lo prometido. El fundador de Wikileaks ha colgado en la red en sitios peer to peer y de descarga directa otro grupo de archivos encriptados para los que dar las claves en el caso de que le suceda algo, pero la suma de ambos ni se acerca a los casi tres millones de documentos prometidos. Dnde estn pues? Por qu no se han hecho pblicos? Es evidente que han faltado a la palabra dada, esta ltima filtracin la podemos dar por acabada a pesar de las secuelas que seguimos sufriendo en los medios cada da, pero lo peor es que no hemos visto ningn tipo de explicacin satisfactoria al respecto, al menos por ahora.

El formato elegido para hacer pblicos los cables tambin merece ciertas sospechas. Un grupo que se dice alternativo al final acaba pasando por el aro de 5 peridicos de los ms convencionales del sector. Aunque no sean de la derecha ms rancia, tampoco es que destaquen por su carcter especialmente beligerante con la poltica exterior norteamericana. Todo lo contrario, salvando algunas contribuciones de The Guardian, poco se salva de los cinco. Podra pensarse que los han seleccionado para multiplicar los impactos mediticos de lo desvelado pero tambin podran haberse escogido otros de los que el resto bebera como fuente, justo tal y como sucede ahora. Pero sin duda lo mejor hubiera sido colgarlo en la propia web de Wikileaks asegurndose con una serie de mirrors que los archivos estaban a disposicin de quien quisiera usarlos y subirlos a las redes de descargas p2p donde cada individuo que lo compartiese servira a la vez de servidor para que en pocas horas se hubiese multiplicado de manera exponencial. Ahora, todas las mentes malintencionadas pensaremos que lo que se ha hecho realmente es vender la informacin o cambiarla por generosos donativos para el sostenimiento de la organizacin, si se prefiere. Los rditos que los peridicos estn sacando por la publicacin no van a ser balades.

Y lo que era previsible dada la trayectoria de los medios, se confirm. El crtel de los cinco, coordinadamente, ha practicado la autocensura con muchos de los cables y, lo que es peor, ha pedido permiso al Departamento de Estado de EEUU sobre qu se podra o no se podra publicar. El director de nuestro querido El Pas, Javier Moreno, ha manifestado que, aunque haba hablado con ellos previamente, no haba llegado a ningn tipo de acuerdo con el gobierno de EE.UU. Pero claro, el acuerdo lo firm el NYT y El Pas y los otros se subrogaron a l, habiendo decidido aceptar los compromisos a los que The New York Times llegue con el Departamento de Estado para evitar la difusin de determinados documentos. As pues, quiz tengamos la respuesta a la decepcin que caus la revelacin de los cables, casi todos ellos irrelevantes, obvios o favorecedores de las polticas imperiales.

Pero ese es otro cantar, basta echar un vistazo somero a los titulares de los media para darse cuenta que, o bien el filtro interesado del garganta profunda, o bien la criba de Wikileaks, los pactos con el Departamento de Estado o la autocensura de los 5 han dado sus buenos frutos. Vistos con distancia, la mayora de los cables slo refuerzan las estrategias ms fundamentales de la poltica internacional del imperio y no hay ninguno que realmente las ponga en peligro. A saber, la filtracin es un autntico aldabonazo para la campaa de desestabilizacin de Irn a travs del affaire nuclear montado sobre las mismas falsas bases que las de las armas de destruccin masiva de Irak. Alguien se acuerda ya de linforme conjunto de la inteligencia de EEUU que desmenta toda la propaganda pblica sobre los que pivotaba y an hoy pivota la guerra encubierta contra la repblica islmica?

Tambin es una notoria reafirmacin de la autntica batalla que la administracin norteamericana libra contra los procesos de liberacin nacionales en toda Latinoamrica, en especial contra Cuba y el bolivarianismo. Es una constatacin de que los embajadores actan como verdaderos virreinatos en muchos lugares y no slo en pases en vas de desarrollo. Ciertamente Wikileaks ha logrado poner en cuestin la soberana de muchos estados, de su clase poltica y de sus sistemas judiciales, lo que est daando a muchos de los aliados. Pero el dao a EEUU es ms indirecto que directo. Por el contrario, Israel es uno de los grandes beneficiados por las filtraciones, el mismsimo Netanyahu est encantadoya que lo presentan como una persona comprometida con la paz con los palestinos y cuyas ansias de machacar a Irn son compartidas con buena parte de los regmenes rabes.

Aplicando aquella vieja mxima de quid prodest, podran inferirse conclusiones bien interesantes. Los cables, a pesar de la inusitada claridad en el lenguaje usado despojado de la usual vestimenta diplomtica, nos muestran a un imperio de guante blanco, no implicado en golpes de estado, guerra sucia, sin nada que ver en las matanzas de Lbano, Colombia o Gaza, muy comprometido con las vas diplomticas y velando celosamente por la integridad de sus hombres y los contratos de sus empresas en todo el mundo. Quiz la administracin Obama pueda ser vista como ineficaz a la hora de salvaguardar las comunicaciones de sus embajadas, pero no es nada que no se pueda arreglar con un poco de tiempo. Algunos analistas opinan que si estos son los nicos bombazos esperables de Wikileaks, servirn para mejorar a medio plazo la imagen de EEUU en el mundo.

Es obvio que no podemos saber a ciencia cierta qu hay detrs de todo este entramado, quiz en algunos cables que se filtren a travs de una Wikileaks 2.0 en un futuro est la verdad, pero es obvio que caben las siguientes posibilidades:

Que cada cual elija la que crea ms plausible

Blog del autor: http://www.bitsrojiverdes.org/wordpress/?p=4675


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter