Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-12-2010

Controladores literatos en la decadencia del capital

Ramn Pedregal Casanova
Rebelin


El ejrcito de reserva literato del capitalismo, compuesto de charlatanes, corruptores de conciencias, entretenedores y dems junta palabras, vienen teniendo un papel sealado en la contencin de la conciencia de los lectores, papel que imprime la pasividad y marginacin ante las contradicciones sociales que se agudizan llevando a la miseria absoluta a buena parte de la sociedad. Mientras aquellos a quienes encubren, por un lado les facilitan la obtencin de riqueza a cuenta de que vendan sus ideas sobre el mundo, por otro les mantienen como sacerdotes. Les incentivan para que se pongan en primera fila. Objetivo: distraer, desenraizar, individualizar, y hacer que los lectores, difusores a su vez, se implanten ideas provenientes del inmovilismo y que desemboquen en la pasividad y en la disolucin de la sociabilidad y del espritu tico, descubridor, y transformador que sera una de las labores de la verdadera literatura.

Vienen cayendo y van a caer como lluvia, como lluvia!, o como bombas que deshacen cerebros, las drogas que denominan literatura los centros que dirigen las editoriales pegadas al sistema. De la revista Punto Final entresaco del artculo Intelectuales al servicio de la CIA el prrafo que comienza bajo el ttulo Promocin del libro y la lectura: La CIA no descuid los libros. Public millones de ejemplares adems de lanzar tras la cortina de hierro (se refiere a los pases denominados socialistas) miles de biblias. Los libros son diferentes a todos los dems medios de propaganda escribi uno de los jefes del Equipo de Acciones Encubiertas de la CIA-, fundamentalmente porque un solo libro puede cambiar de manera significativa las ideas y la actitud del lector hasta un grado que no se puede comparar con el efecto de los dems medios, (por lo que) la publicacin de libros es el arma de propaganda estratgica (de largo alcance) ms importante. (1)

Hacer que se publiquen o distribuyan libros en el extranjero sin que aparezca la influencia de Estados Unidos, subvencionando de forma encubierta a las publicaciones extranjeras o a los libreros fue un objetivo de la CIA.Hacer que se publiquen libros que no estn contaminados por ninguna vinculacin pblica con el gobierno de los Estados Unidos, especialmente si la situacin del editor es delicada. (2)

Tienen que distraer la atencin de los lectores de las consecuencias debidas al hundimiento capitalista. Qu contienen esas drogas en formato libro, que enajenan, asustan, separan del resto, marginan el crimen social que se comete contra los trabajadores?: terror guerrero, oeras de la clase media, sexo de ganadera, retorcimientos mentales, discursos evasivos, bajezas, simplonera cerebral, gritero, creacin de formas que ponen nubes en los ojos, marcianos, s, extraterrestres de todo tipo que abducen a los lectores, y otros pases de modelos cargados de desfachatez encubridora, todo esto vendido como una reserva para el cuidado de la tribu, vendido como una forma de adquirir apariencia, aqu todo es apariencia, aparentar para ser de la tribu o lo consideren de la tribu, convertirse en alguien en apariencia inteligente, promocionando la vida de la burguesa , despreocupada del medio en el que vive y de los destrozos que arrastra, aunque en realidad esos lectores han sido convertidos en fieles de la iglesia capitalista; capitalismo y capitalista que ha creado la edicin en una fuente de dos grifos, uno con el que se da a la persona lectora un compuesto que le destruye el cerebro y hace que resulte sumiso o sumisa, y otro grifo que convierte al escritor y su libro en un trabajador que se presta a la difusin de sus ideas cuya resultante en el modo de produccin les renta plusvala, beneficios econmicos. Esos libros van a mercantilizar objetiva y/ o subjetivamente sobre todo mucho, pero mucho, anticomunismo, hasta el punto de crear generalatos y darles un lugar preeminente en los medios de comunicacin de que disponen; dos nombres bien conocidos: Vargas Llosa, escribidor, y, Sajarov, cientfico salido de la Urrss. El engao de estos dos, escribidor y cientfico, uno vivo y otro muerto, usados por lo ms reaccionario de Occidente dndoles premios a su mercenario vivo o creando premios con el nombre del muerto, que en el segundo caso se da a terroristas para atacar al pueblo digno y ejemplo de justicia social, dignidad y justicia social que los promotores del capitalismo niegan a sus ciudadanos convertidos en vasallos, el engao con estos dos personajes, deca, no pasa de estar comprendido en el manual de la CIA: contra Cuba, contra la resistencia, y a contener a los lectores y dems cuyo cerebro no tenga criterio formado, ste, libre de carcter crtico, y si lo tiene a hundrselo, a dejrselo sin operatividad.

El lector es una isla separada del resto de la multitud que vive los conflictos, la ruina social y la degradacin moral y tica que crea el sistema de explotacin. Cuba es una isla geogrficamente y sobretodo una isla en el pensamiento solidario, la contraria manera de pensar, la moral y la tica opuestas a lo que en el capitalismo se vive, y en su accionar social se reparte entre la poblacin la enseanza, el conocimiento, la riqueza que se tiene; y los acosadores no quieren que el lector sea otra Cuba, ponen en primera lnea a los mercenarios, que en la crisis del sistema del que se aprovechan un grupo de asesinos sociales hay que crear nuevas barreras y mantener las viejas. Si esto fuese una pelcula de Holliwood a la pareja, ste par de personajes, les habra tocado el papel de mercenarios sacerdotes, lo que les sirve actualmente para atacar y controlar los cerebros de los lectores y otros. Controladores literatos en la decadencia del capital.

Ramn Pedregal Casanova es autor de Siete Novelas para la Memoria Histrica. Posfacios, editado por Fundacin Domingo Malagn y Asociacin Foro por la Memoria ([email protected]yahoo.es)

 





Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter