Portada :: Mentiras y medios
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-06-2004

Carroeros de informacin

Wilson Johwa
Inter Press Service


Es hora de las plegarias en la Iglesia Metodista de la calle principal de Bulawayo. Pero los presentes no parecen interesados en asuntos espirituales, sino en las ltimas noticias disponibles.

Los odos se aguzan, por ejemplo, cuando alguien dice que el precio de la harina de maz (el alimento bsico de Zimbabwe) ha subido, aunque esto no haya sido mencionado en los diarios.

El inters aumenta cuando otra persona susurra la razn por la que un destacado comerciante vinculado con el partido de gobierno no puede obtener libertad bajo fianza tres meses despus de haber sido detenido por "externalizar" moneda extranjera. El trmino "externalizar" se refiere a pasar por alto al Banco Central para convertir dlares de Zimbabwe en moneda extranjera.

Lo mismo ocurre en todas partes. En bares, funerales y otros acontecimientos sociales, la gente se rene para hacer crudas bromas polticas, compadecerse por los problemas econmicos e intercambiar las ltimas noticias, recolectadas de diversas fuentes.

La clausura forzada hace nueve meses del nico peridico independiente del pas, The Daily News, y la posterior dominacin de los medios por el gobierno de Robert Mugabe han hecho surgir mtodos informales para pasar y recibir informacin.

En una lista de 166 pases elaborada por la organizacin Reporteros Sin Fronteras segn el grado de respeto a la libertad de prensa, Zimbabwe ocupa el lugar nmero 141. El grupo tambin describi a Mugabe, quien est en el poder desde 1980, como un "depredador de la libertad de prensa".

Asimismo, el ministro de Informacin Jonathan Moyo recibi el ao pasado el Premio Frambuesa Dorada del Indice de Censura britnico por su "servicio a la censura", impulsando leyes de prensa restrictivas.

A principios de junio, la autoridad gubernamental que otorga licencias a los medios de prensa clausur otra publicacin independiente, el semanario Tribune, por supuestas irregularidades en su licencia.

Todo esto llev a muchos habitantes de Zimbabwe a transformarse en "carroeros de informacin", seal Andrew Moyse, coordinador de proyectos de Media Monitoring Project, un grupo que observa la actividad de los medios de prensa de Zimbabwe en comparacin con las normas internacionales sobre libertad de prensa y profesionalismo.

"Buscan informacin aunque sea de segunda mano y en cualquier medio, en particular en semanarios independientes y radios", dijo. Sin embargo, seal, ese puado de semanarios no posee la capacidad necesaria para "contrarrestar la ola diaria de propaganda que emana de los medios controlados por el gobierno".

Paradjicamente, aunque busquen noticias de otras fuentes, los ciudadanos compran ms diarios oficialistas de los que compraban en el pasado.

Zimpapers, la compaa editorial controlada por el gobierno que posee los nicos dos diarios del pas y tres semanarios, prev este ao ingresos de 300.000 dlares, el cudruple que el ao pasado.

Aprovechando los beneficios de un mercado cautivo, Zimpapers se fij nuevas metas de circulacin para sus productos. La compaa proyect que el principal diario vender 120.000 ejemplares para fin de ao, frente a los actuales 95.000.

Pero que los lectores compren diarios de Zimpapers no significa que acepten su contenido, advirti Moyse.

El pblico est "cada vez ms forzado a basarse en fuentes oficiales para obtener informacin, pero es consciente del sesgo que tienen esos medios. Los lectores desconfan profundamente de su contenido", seal el experto.

En este escenario, crece la cultura de la informacin verbal, basada en el intercambio de experiencias personales y en noticias brindadas por aquellos que todava tienen acceso a medios electrnicos y extranjeros, que "tienden a corroborar la informacin obtenida de fuentes informales".

En un pas con un desempleo superior a 70 por ciento, la televisin satelital slo est disponible para unos pocos privilegiados.

Entre aquellos que tienen receptores de onda corta, son populares los programas radiales de la cadena britnica British Broadcasting Corporation (BBC), la estadounidense Voice of America y especialmente de la britnica SW Radio Africa, dirigida por exiliados de Zimbabwe.

Hasta hace poco, el "ciberespacio" ofreca muchas ms opciones, pero ahora Internet tambin se ha transformado en blanco de la censura gubernamental.

El monopolio estatal de telecomunicaciones, TelOne, pidi a los proveedores de servicios de Internet que firmen contratos que los obligan a espiar el correo electrnico de sus clientes para determinar si tienen un contenido "objetable, obsceno o no autorizado".

Por ahora, los proveedores no han firmado esos contratos. "Estamos negociando con TelOne", declar Shadreck Nkala, presidente de la Asociacin de Proveedores de Servicios de Internet de Zimbabwe.

Sin embargo, el opositor Movimiento por el Cambio Democrtico afirm que sus boletines electrnicos semanales ya son bloqueados, porque el gobierno habra adquirido ya la tecnologa para hacerlo, posiblemente de China.

"Tenemos razones para creer que se est interfiriendo nuestra comunicacin por correo electrnico", declar Nkanyiso Maqeda, dirigente del partido opositor.

En lugar de los boletines electrnicos, los suscriptores y partidarios reciben mensajes en blanco que les dicen que han sido bloqueados por contener "informacin sensible".




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter