Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-12-2010

Secuestros, Areva, Total, AFRICOM
Los objetivos ocultos de la ocupacin militar del Sahel

Diagne Roland Fod
Mondialisation.ca

Traducido para Rebelin por Caty R.


Los secuestros se multiplican en el Sahel. Tras la liberacin, contra rescate, de P. Camatte, Michel Germaneau result muerto despus de un ataque militar franco-mauritano en territorio mal en circunstancias no aclaradas segn la prensa africana (de Argelia, Mal, etc.). Otros siete fueron secuestrados en Nger. Cada secuestro ha supuesto otra oportunidad para un aumento de la presencia militar francesa, ahora multiplicada con el apoyo de tropas de lite y tecnologa espacial de vigilancia estadounidenses. Hay que preguntarse si despus de perder la batalla de Argel los terroristas islamistas armados que ensangrentaron Argelia en los aos 90, aquellos combatientes de la libertad financiados, armados y entrenados por los estadounidenses contra el Afganistn laico y progresista apoyado por la URSS, no se replegaran en los pases del Sahel. Pero, precisamente el secuestro de rehenes en Arlit, Nger, de los empleados del monopolio capitalista franco-africano Areva no levanta una esquina del velo que cubre los entresijos escondidos por la prensa burguesa imperialista?

Nger: una neocolonia de la Francfrica (1) que suministra el 40% de la energa que se consume en Francia

Nger es una superficie de 1.267.000 km2, es decir, 2,3 veces Francia, y 13,5 millones de habitantes de los cuales ms del 60% vive en la pobreza extrema, privada del acceso a la alimentacin, al agua, a instalaciones sanitarias, a infraestructuras y a la educacin (el 71% de las mujeres son analfabetas). La esperanza de vida es de 43 aos.

Como todos los dems pueblos de frica, el pueblo nigerino sufri en los aos 80 los tormentos del dictado liberal del FMI y el Banco Mundial que le obligaron a reembolsar una deuda injusta y a malvender todas las empresas nacionales, privatizadas tras una devaluacin del franco colonial, el Cfa, anteriormente asociado al franco y en la actualidad al euro.

Ahora Nger est en el ltimo puesto de los 182 pases clasificados en el ndice de Desarrollo Humano de la ONU, con un grado de 0,340, precedido por Afganistn (puesto 181) en guerra contra el ejrcito agresivo occidental, Sierra Leona (180), la Repblica Centroafricana (179), Mal (178) y Burkina Faso (177).

El saqueo que perpetra Areva sobre el pas se desenmascara: Segn nuestras estimaciones, Nger produjo entre 100.000 y 150.00 toneladas de uranio desde 1960 a un precio medio de 27.300 Cfa el kilo (42 euros). Claramente por debajo del precio mundial medio que es de 122.000 Cfa el kilo (187 euros) en ese perodo. Sobre la base de esos precios medios y de una produccin que oscila entre 100.000 y 150.000 toneladas, se puede decir que la venta del uranio de Nger est cifrada entre 4.200 y 6.300 millones de euros. Si se hubiese aplicado el precio internacional los accionistas (el Estado y sus socios) se habran repartido entre 18.700 y 28.000 millones de euros. Es decir que desde la independencia, y sobre la base de ese clculo simple sin tener en cuenta la diferencia de precios entre el mercado spot (transacciones al contado y en efectivo, N. de T.) y el de los contratos, los accionistas del uranio de Nger perdieron entre 14.500 millones de euros y 21.000 millones de dlares. Una cantidad enorme para un pas que apenas cuenta con 2.000 millones de PIB y cuyo modesto presupuesto es alimentado generosamente por la ayuda pblica al desarrollo en ms de la mitad (Mondialisation.ca).

El cinismo de Areva va todava ms lejos: El 100% de la electricidad (225 millones de kWh) procede de energas fsiles y se importa ampliamente de la vecina Nigeria. Segn Areva, en 2006 la compaa alcanz el umbral de las 100.000 toneladas de uranio extrado. El Gobierno de Nger recibi 300.000 millones de Cfa de un total de 2,3 billones de Cfa del producto de las ventas (dem). Para llegar ah fue necesario reprimir y eliminar la vspera de la independencia, el 3 de agosto de 1960, al patriota panafricanista Djibo Bakary de la Unin Democrtica Africana (RDA) que tena el apoyo de los progresistas Kwam Nkrumah, Skou Tour y Abdou Moumouni, uno de los fundadores marxistas leninistas del Partido Africano de la Independencia (PAI).

La estrategia de la ocupacin militar del Sahel

Militares franceses en el Sahel. Fuente de la foto: http://pcfbalaruc.over-blog.com/article-un-suisse-58273130.html

Como declaraba un informe del Consejo Estadounidense de Relaciones Extranjeras de 2005, A finales de la dcada, el frica subsahariana puede convertirse en una fuente de importaciones energticas para Estados Unidos tan importante como Oriente Prximo. El oeste de frica dispondr de unos 60.000 millones de barriles de reservas petroleras comprobadas. Los fracasos flagrantes de las guerras depredadoras de Estados Unidos y la Unin Europea en Afganistn e Iraq conducen a proyectar el control sobre el petrleo de frica, y la parte procedente del Golfo de Guinea en las importaciones estadounidenses pasar del 15 al 20% en 2010 y al 25% en 2015 (dem).

As, desde 2003 se ha lanzado un programa de contraterrorismo en el oeste de frica, y en marzo de 2004 las fuerzas especiales estadounidenses se han enrolado directamente en una operacin militar con los pases del Sahel contra el Grupo Salafista para la Predicacin y el Combate (GSPC), que figura en la lista de las organizaciones terroristas dirigida por Washington. El mando estadounidense para Europa est desarrollando un programa de seguridad costera en el Golfo de Guinea llamado La Guardia del Golfo de Guinea. Estados Unidos tambin tiene prevista la construccin de una base militar naval propia en Santo Tom y Prncipe la cual, segn el mando estadounidense, podra rivalizar con la base naval Diego Garca del Ocano ndico. As pues, el Pentgono se est moviendo agresivamente para establecer una presencia militar en el Golfo de Guinea que permitir el control de la parte occidental de la ruta transafricana del petrleo y las reservas vitales de petrleo que se han descubierto.

La Operacin Flintlock (Pedernal), una maniobra militar inicial, incluy en 2005 a unos 1.000 miembros de las fuerzas especiales estadounidenses. El verano siguiente (2006), el mando para Europa dirigi las maniobras de su nueva fuerza de reaccin rpida para el Golfo de Guinea. En el oeste de frica el mando militar estadounidense para Europa ya ha establecido centros avanzados de operaciones en Senegal, Mal, Ghana, Gabn y en Namibia, en la frontera con Angola, al sur, que incluyen la mejora de pistas areas, el almacenamiento de reservas esenciales y de carburante as como acuerdos (con los gobiernos locales) que permiten el despliegue rpido de las tropas estadounidenses (dem).

Estados Unidos y la Unin Europea han establecido un proyecto militar de intervencin rpida, el AFRICOM, instalado en Alemania, cuyo centro de mando se afana por encontrar un cuartel general en frica.

Si se observa ms de cerca, esta fiebre sbita de secuestros es, simplemente, una autntica estrategia de manipulacin masiva, parafraseando a Noam Chomsky, que consiste en crear problemas y despus ofrecer soluciones con el fin de, en la estela de las intervenciones militares de los imperialistas estadounidenses y franceses en el Sahel, ampliar el control de las empresas monopolistas estadounidenses, europeas y francesas sobre las materias primas. No es la nueva estrategia neocolonial franco-africana, euro-africana y usa-africana?

Contra la cooperacin China

Hay que sealar que China -convertida en el taller del mundo- y Asia, drenan el 60% del comercio mundial; el Estado somal ha sido liquidado por una intervencin militar estadounidense y los pequeos pescadores del Cuerno de frica y el Mar Rojo, para sobrevivir, se han convertido en secuestradores. La lucha pacfica contra los contaminadores y destructores del medio ambiente que son BP, Shell o Total, ha tomado la forma de secuestros en el Golfo de Guinea. El aflojamiento de China de la soga del FMI sobre Angola, gran productora de petrleo, por medio de un prstamo de 4.000 millones de dlares a inters muy bajo, fue seguido del atentado que cost la vida a los jugadores del equipo de ftbol de Togo, un intento de despertar del movimiento secesionista de Cabinda.

Esas coincidencias slo son frutos del azar? O tienen relacin con el hecho de que las materias primas y el petrleo que necesita China para su desarrollo fulgurante la han llevado a convertirse en el primer socio comercial y primer inversor en frica?

Lenin deca, durante la Primera Guerra Mundial imperialista en 1915, que El imperialismo ha desarrollado las fuerzas productivas hasta el punto de que la humanidad slo puede pasarse al socialismo o bien sufrir durante aos, o incluso durante decenas de aos, la lucha armada de las grandes potencias para el mantenimiento artificial del capitalismo con la ayuda de las colonias, monopolios, privilegios y de opresiones nacionales de todo tipo (El socialismo y la guerra).

Y es porque la re-globalizacin capitalista actual necesita el mantenimiento artificial del capitalismo con ayuda de colonias, monopolios, privilegios y opresiones nacionales de todo tipo, por lo que el imperialismo dominante estadounidense acompa la derrota de la antigua URSS lanzndose a un programa de conquistas militares para el control de las materias primas estratgicas, especialmente del petrleo, sobre el que un memorando del Departamento de Estado estadounidense de septiembre de 1950 ya deca que El control de esta fuente de energa, el petrleo, importante tanto en la paz como en la guerra, es un objetivo deseable en s mismo.

Tras el ataque militar a Serbia para rematar el desmantelamiento de la ex Yugoslavia en 1999, la instrumentalizacin meditica y poltica de los atentados del 11 de septiembre de 2001 sirvi para concretar ese proyecto por medio de las ocupaciones militares coloniales primero de Afganistn, despus de Iraq en 2003 y la instalacin de bases militares en los antiguos pases de la URSS o los intentos de integrarlos en la OTAN. Controlar las materias primas estratgicas, especialmente el petrleo y el gas, para mantener la dependencia de eventuales rivales con el objetivo de preservar su hegemona mundial, es la ecuacin a la que se enfrenta el imperialismo estadounidense.

Lo confirma el senador David L. Boren, que fue presidente de la comisin encargada del espionaje: Hemos tenido relaciones divergentes y simbiticas con la URSS () El declive de la Unin Sovitica podra conllevar tambin el declive de Estados Unidos (). Los pases europeos, Japn y otros pases han aceptado voluntariamente el liderazgo estadounidense durante los ltimos decenios. Por qu? Porque nos necesitan (). En este nuevo contexto seguirn deseosos de aceptar la direccin de Estados Unidos como era el caso hace unos meses? No lo creo (Le Monde diplomatique, abril de 1991).

La estrategia de la hegemona mundial estadounidense y las ofensivas militares de la OTAN comenzaron poco a poco a mostrar sus limitaciones frente a las resistencias de los pueblos. Las economas emergentes de los BRIC (Brasil, Rusia, India y China), caracterizadas por el capitalismo de Estado opuesto al capitalismo liberal, siguen creciendo mientras que las liberales de los pases imperialistas, Estados Unidos y Europa, han entrado en crisis y en decadencia.

Las resistencias nacionales afganas e iraques han empezado a derrotar a las tropas de ocupacin de la OTAN. Y las experiencias antiliberales y antiimperialistas en Sudamrica se abren camino apoyndose en la heroica resistencia de Cuba. Esos factores fueron determinantes para la eleccin de Barack Hussein Obama como primer presidente negro de una potencia capitalista-imperialista tan racista como Estados Unidos. Dicha eleccin, en el fondo, es un intento de preservar la hegemona no compartida de la sociedad estratgica Estados Unidos/Unin Europea cubriendo la cara odiosa de la agresividad militarista arrogante con el barniz de la oratoria seductora del sonriente Obama, primer presidente negro al servicio de los intereses del imperialismo estadounidense.

Cualesquiera que sean sus formas, las polticas de los imperialistas obedecen a la necesidad De garantizar el mximo de beneficio capitalista explotando, arruinando, empobreciendo a la mayora de la poblacin civil de un pas determinado, esclavizando y despojando de forma sistemtica a los pueblos de los dems pases, especialmente de los pases atrasados; y finalmente desencadenando guerras y militarizando la economa nacional para garantizar el mximo de beneficios (JV Stalin, Los problemas econmicos del socialismo, 1952).

ste es el proyecto del Gran Oriente Medio bajo control estadounidense que se extiende desde el Yemen en Asia y desde el este de frica (el Cuerno y el mar Rojo) al Golfo de Guinea y al ecuador (Congo, Repblica Democrtica del Congo). Es el mismo proyecto depredador que ahora se extiende al Sahel y al oeste de frica.

La crisis capitalista sistmica, el fracaso del liberalismo y la decadencia de los imperialismos de Estados Unidos y la Unin Europea conducen al enfrentamiento con los pases emergentes, especialmente los que alguna vez pertenecieron al campo socialista vencido por la contrarrevolucin burguesa de los aos 90: China, Corea del Norte, Cuba y Vietnam, a los que hay que aadir los pases antiliberales y antiimperialistas de Sudamrica. Esto es lo que constituye actualmente el campo progresista contra el imperialismo.

Una solucin panafricana para los problemas de frica

La colonizacin militar del Sahel se ha manifestado recientemente por un ataque franco-mauritano sobre el territorio mal sin haber avisado al gobierno de ese pas. Las informaciones revelan que el Banco Africano para el Desarrollo (BAD) participa en el financiamiento del AFRICOM, ese mecanismo de intervencin de la OTAN en frica en el cual los ejrcitos africanos juegan el papel de tirailleurs (2), como en la poca colonial.

Las neocolonias africanas dirigidas por los burgueses compradores aptridas liberales o socialdemcratas liberales actan como procnsules de la Francfrica, la Eurfrica y la Usfrica. La clula panafricana de Tamanrasset, en Argelia, plantea poner en marcha acciones coordinadas contra los grupos fascistas integristas armados; el narcotrfico es una cscara vaca y una engaifa para las masas africanas. Los petrodlares del bufn Gadafi se aaden a la corrupcin que hacen los imperialistas de los seores feudales, burgueses y jefes de clanes locales. La inexistencia de una poltica panafricana fundada en los principios democrticos de la libre disposicin de los Tuareg y la libre unin de los pueblos libres de frica convierte la situacin actual en explosiva en todo el Sahel.

Es en este contexto global donde las fuerzas patriticas y panafricanas de izquierda deben elaborar un programa y desarrollar una accin antiliberal y antiimperialista. Tambin en esta perspectiva los foros de los pueblos, en especial de Bandiagara a Mal, y los foros sociales africanos y mundiales deben convertirse en espacios de movilizacin panafricana e internacionalista contra los movimientos desestabilizadores y colonialistas de los imperialistas.

En el momento en que Asia toma el camino del desarrollo econmico y social, el momento en que Sudamrica se compromete en el antiliberalismo y el antiimperialismo, por la va de la liberacin del yugo estadounidense, y en el desarrollo social y econmico, frica debe encontrar el camino de la lucha por la independencia, la soberana antiliberal y antiimperialista.

En este aspecto el ejemplo sudamericano es digno de estudio: las independencias polticas conseguidas en el siglo XIX tras las luchas heroicas de Hait con Toussaint Louverture y Dessalines, de Jos Mart en Cuba o de Simn Bolvar, fueron desviadas por el imperialismo estadounidense a un sistema neocolonial con dictaduras como la de Pinochet durante todo el siglo XX. En la actualidad la izquierda antiliberal y antiimperialista impulsa una nueva trayectoria progresista inspirada en la heroica resistencia de Cuba socialista.

Los ejrcitos vencidos son una buena escuela deca Lenin. As, en el combate actual por una segunda descolonizacin, la izquierda revolucionaria panafricana, antiliberal y antiimperialista honra a sus predecesores partidarios de la independencia y de la unin panafricana de los pueblos libres de frica que fueron asesinados y vencidos por el imperialismo, la colonizacin y su veneno fatal, el etnicismo, durante la primera etapa de la descolonizacin entre 1945 y 1960.

Notas de la traductora:

(1) Francfrica (en francs Franafrique) es el trmino con el que se expresa la poltica neocolonial francesa en frica. La Francfrica ha sido el instrumento de una poltica hegemnica de Francia frente a sus ex colonias, una hegemona que posteriormente se extendi a otros pases no francfonos (Francfrica, ruptura en la continuidad, Noel Kodia, http://www.rebelion.org/noticia.php?id=66893 ).

(2) Tirailleurs, personas de las colonias enroladas como soldados en el ejrcito francs.

Diagne Roland Fod es profesor de Historia y Geografa en Francia desde hace 25 aos. Es miembro de la Coordinadora Nacional de los Sin Papeles. En Senegal es el encargado de las relaciones internacionales del Fernient, movimiento de los trabajadores panafricanistas/Senegal.

Fuente: http://www.mondialisation.ca/index.php?context=viewArticle&code=FOD20101215&articleId=22420



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter