Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-12-2010

Qu medidas se tomaran para "rescatar" a Espaa?

Juan Torres Lpez
Sistema Digital


Analic en un artculo anterior (A quin interesa y cmo sera el "rescate" de Espaa?) las circunstancias que a mi entender podran dar lugar a un "rescate" de la economa espaola, qu naturaleza han tenido otros anteriores y a quin podra interesar que se llevara a cabo en Espaa en un futuro inmediato.

Tambin seal que si bien la situacin de la economa espaola es delicada, como triple consecuencia de la crisis internacional, del agotamiento de nuestro modelo productivo y de la escasa capacidad de maniobra que tenemos como miembros de una unin monetaria mal diseada, no es cierto, sin embargo, que no vaya a poder hacer frente a los compromisos de pago generados por el incremento de la deuda. Indiqu que una cosa es tener una deuda elevada (y Espaa ni siquiera la tiene en comparacin con la media europea, aunque s padece un grave problema de dficit exterior) y otra no poder hacerle frente, porque esto no depende solo de su magnitud.

En ese artculo anterior deca que los problemas que nos afectan se derivan ms bien de una presin artificial de "los mercados", es decir, de los inversores institucionales que estn especulando con nuestros ttulos, y de los mayores acreedores de la banca privada espaola que buscan mejorar sus posiciones para garantizarse el cobro ms rpido y seguro posible de la deuda. Coment tambin que esta presin es en cierta medida "alentada" en tanto que es la va por la que se est obligando al gobierno a adoptar medidas liberalizadoras y de recorte de derechos que solo favorecen a los grandes capitales.

Conclua el artculo sealando que la combinacin de todas esas circunstancias me llevaba a pensar que el "rescate" de Espaa, de llevarse a cabo, sera claramente el resultado de una induccin y no de una circunstancia de insolvencia objetiva o estructural de la economa espaola.

Pues bien, en este nuevo artculo voy a tratar de indicar cules seran las medidas que a mi juicio se obligara a tomar al gobierno espaol si el "rescate" se produjese.

Como es sabido, un "rescate" se lleva a cabo cuando un Estado no puede hacer frente a los compromisos de su deuda. En esa situacin, la institucin que "rescata" proporciona un prstamo para que los liquide cuanto antes y al mismo tiempo impone la adopcin de un abanico de medidas en principio dirigidas a garantizar la devolucin del prstamo al nuevo acreedor y a incrementar los ingresos con los que se supone que puede saldar mejor la nueva deuda.

En los rescates que se han venido haciendo desde hace dcadas por parte del Fondo Monetario Internacional (que en el caso espaol seguramente tendra que intervenir apoyando a la Unin Europea, dada la magnitud que tendra nuestro eventual "rescate") esas medidas han conformado los llamados "planes de ajuste estructural" que bsicamente respondan al llamado "consenso de Washington" que fue la manera elegante de denominar a la poltica econmica neoliberal que era la bien vista por Estados Unidos. Entre otras, las siguientes:

- Recorte de gasto pblico y sobre todo de los gastos sociales "superfluos" segn los principios neoliberales al uso, en sanidad, educacin o prestaciones sociales.

- Liberalizacin de las actividades econmicas mediante reformas de los mercados orientadas a potenciar la iniciativa privada y a limitar los contrapoderes pblicos, sindicales o institucionales de todo tipo.

- Privatizacin de empresas y servicios pblicos.

- Mxima apertura al exterior para garantizar la entrada de capitales extranjeros y eliminacin de todo tipo de trabas jurdicas o institucionales a la inversin extranjera.

- Medidas para mejorar la "gobernanza" que igualmente llevaban consigo liberalizacin en sectores culturales, reformas electorales y promocin de nuevos valores y formas de socializacin.

- Devaluacin de la moneda nacional con el fin de favorecer las exportaciones y as adquirir divisas con las que pagar la deuda.

- No es este el momento de comentar los efectos negativos de estos programas, que hasta el propio Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial han tenido que reconocer. En casi todos los pases en donde se aplicaron produjeron cadas en la actividad econmica, menor ingreso, altas cifras de pobreza y exclusin social, empeoramiento de la situacin de partida de las economas y, en suma, peores resultados que los alcanzados por pases que aplicaron programas de reactivacin basados en principios diferentes. Para el propsito de este artculo simplemente me basta con sealar que, desde el punto de vista de la generacin del ingreso, lo que se buscaba con estos planes era, expresado de forma muy resumida, sustituir demanda interna (que se consideraba insuficiente y adems incapaz de generar ingresos para hacer frente a la deuda puesto que no se traducan en divisas) por demanda externa, fomentando las exportaciones y disminuyendo importaciones gracias a la devaluacin. Y, al mismo tiempo, vincular la generacin de esta ltima a la iniciativa privada, en su mayor parte ligada a capitales procedentes del exterior.

En el caso de los "rescates" que se acaban de producir en Europa se han seguido los mismos principios de actuacin, si bien ahora se dan dos diferencias fundamentales:

En primer lugar, que la mayora de esas medidas de ajuste ya se haban venido aplicando antes del rescate. En segundo lugar, que ahora, al tratarse de pases que forman parte de una unin monetaria, no puede producirse la devaluacin de su moneda.

La primera circunstancia implica que los efectos ya de por s depresores de la actividad y del empleo de esas medidas liberalizadoras y de recorte de gasto se amplifican para mal porque vienen a endurecer las ya tomadas anteriormente.

El reciente caso de Irlanda es bien expresivo de esto ltimo. Se trata de un pas "ejemplar" a la hora de aplicar las medidas de liberalizacin, privatizacin y recorte de gastos sociales antes de la crisis, durante su desarrollo y como respuesta a ella (ver mi artculo Irlanda como ejemplo )Y una prueba paradjica de que la pretendida "medicina" que comporta el "rescate" no sirve para curar su problema de solvencia sino para empeorar la situacin de su economa es que, despus de aplicarse el ajuste, las agencias afirman que bajarn la calificacin de Irlanda porque "el anunciado recorte del gasto de 15.000 millones en los cuatro prximos aos para reducir el dficit al 3% del PIB supone un considerable lastre aadido sobre las perspectivas de recuperacin del pas" (En Eleconomista.es: http://bit.ly/i40DN2).

Por otro lado, el hecho de que en los pases europeos rescatados o amenazados por el rescate no se pueda devaluar tambin tiene implicaciones importantes.

La devaluacin es una forma muy drstica de devolver competitividad a una economa porque al depreciarse su moneda se facilita la exportacin que proporciona ingresos y se encarece la importacin, que los disminuye.

Es verdad que la devaluacin es la competitividad "de los pobres", es decir, de los pases que no pueden mejorar su saldo exterior por otras vas, y que es una forma un tanto falsa de competir, porque no equivale a hacer mejor las cosas sino a ofrecerlas a menor precio. Pero lo cierto es que cuando ese tipo de pases se encuentran en una situacin apurada, precisamente porque han de competir con pases ms fuertes y con industrias de mejor calidad o ms innovadoras y eso les ha producido un fuerte dficit exterior y presupuestario, no les suele quedar ms remedio que recurrir a esta va. Porque si no lo hacen tienen que asumir recortes salariales mucho ms drsticos y perjudiciales para su demanda interna. Y la experiencia histrica demuestra (como en el caso espaol) que estas devaluaciones competitivas (que tambin las llevan a cabo los propios pases ms ricos, como desde hace meses Estados Unidos) o bien son la nica frmula de no caer en una situacin de insolvencia o incluso que a partir de ellas se puede volver a respirar y a ganar posiciones en los mercados que faciliten incrementos en el ingreso.

Sin embargo, cuando no es posible recurrir a la devaluacin, como ahora en el caso de estos pases de la periferia europea, y cuando adems no se modifican las condiciones de entorno a las que me referir en un artculo posterior, no es posible esperar que se mejoren los ingresos por exportaciones.

Eso significa que el "rescate" da lugar a una prdida neta de actividad e ingreso. De ingreso interno porque el recorte de gasto deprime la demanda, y externo porque sin devaluacin es imposible recuperar el ingreso exterior.

Aunque, eso s, se trata de una prdida de ingreso que est muy asimtricamente repartida.

Por un lado, eleva el de los que verdaderamente son "rescatados": los bancos y, en general, los grandes deudores. Y, por otro, disminuye el de los dems sectores sociales que tras el "rescate" han de pagar el nuevo prstamo y con l la nueva deuda, mayor y generalmente ms cara.

Adems, las grandes empresas y entidades financieras que disfrutan de mercados internos cautivos (cuya demanda apenas cae aunque se reduzca el ingreso) o que han instalado una buena parte de su actividad fuera del pas precisamente para esquivar la baja competitividad de la economa, se ven menos o casi nada afectadas por el deterioro de la demanda interna como consecuencia de las polticas previas y posteriores del ajuste. Por el contrario, las pequeas y medianas empresas y las de base exportadora soportan la gran carga del ajuste, y como estas son las que soportan la mayor parte del empleo, es por lo que los ajustes vinculados al "rescate" suelen tener unos efectos tan negativos tambin sobre l.

En el caso espaol, es fcil comprobar que este ajuste se viene ya desarrollando "por anticipado", justamente como resultado de la extorsin que "los mercados", las grandes patronales y las autoridades europeas vienen realizando sobre el gobierno. Los mercados se han ido adelantando para imponer sus condiciones a medida que van "rescatando" al Estado financiando su deuda.
Pero eso no quiere decir que si finalmente se dieran las circunstancias que en mi anterior artculo seal que podran inducir o provocar el "rescate" ya no fuese necesario llevar a cabo nuevas medidas de ajuste de este tipo o que fuesen suficientes las llevadas a cabo.

Todo lo contrario.

Se puede aventurar que las condiciones que se impondran para efectuarlo seran mucho ms severas y cualitativamente diferentes teniendo en cuenta las especiales circunstancias que con toda probabilidad se daran en ese momento. Primero, la situacin an ms crtica e indefensa a la que se habra llegado; segundo, que la tensin que podra hacer posible el rescate habra supuesto un deterioro excepcional de nuestra posicin financiera en los mercados (por muy provocado o artificial que pudiera ser); y tercero, que el "rescate" sera muy costoso porque generara una deuda aadida ms cara que la actual y porque seguramente estara asociada al "descubrimiento" de un agujero multimillonario en el sistema financiero, ms o menos equivalente a la deuda con los acreedores ms potentes de la banca espaola. Y adems de ello, porque es lgico que si se llegase a esa situacin se entrara en una fase de gran debilidad poltica e institucional que provocara una especie de ro revuelto que los grandes poderes econmicos aprovecharan con toda seguridad para poner en marcha el proyecto, hasta ahora semioculto, fundamentalmente encaminado a "reconstituir el tejido institucional", en palabras de un reciente estudio de la Fundacin FAES ("Un Estado Autonmico racional y viable", p.112, en fundacionfaes.es).

De llevarse a cabo el "rescate" inducido de Espaa lo que sucedera sera ms o menos lo siguiente. Despus de un tiempo de convulsin financiera y poltica se acordara un prstamo de gran magnitud y con un tipo elevado, como ha ocurrido en Irlanda que lo ha recibido al 5,8%.

En el contexto de perturbacin que esa situacin lgicamente producira se podra justificar la puesta en marcha un amplio y dursimo plan de medidas que tendra posiblemente los siguientes contenidos:

a)Profundizacin en la reforma laboral que definitivamente eliminase las "trabas" a la "libre" negociacin entre las partes, modificando el sistema de negociacin colectiva, disminuyendo el poder y la presencia de las organizaciones sindicales en las relaciones laborales y simplificando la contratacin.

b) Reforma del sistema de pensiones en la lnea que vienen demandando las entidades financieras y los economistas neoliberales a su servicio para avanzar mucho ms directamente hacia su privatizacin y para permitir que el fondo de la Seguridad Social, como ha ocurrido tambin en Irlanda, pueda dedicarse a financiar la deuda.

c) Reforma fiscal que elevase los impuestos indirectos como el IVA y disminuyera la imposicin sobre el beneficio de sociedades.
d)Privatizacin de las empresas pblicas an existentes y de servicios pblicos y establecimiento de condiciones "de igualdad" entre la iniciativa privada y la pblica en sectores como la educacin, la sanidad o los servicios a las personas.

e) Recortes drsticos en el gasto pblico an mayores de los que se han producido ya y que, bajo el discurso de la austeridad y el ahorro de lo innecesario llevaran consigo principalmente :

- Reduccin en los gatos de personal, tanto mediante la disminucin de efectivos como de los sueldos en todas las administraciones.

- Disminucin de gasto social, en educacin, sanidad y servicios sociales pblicos.

- Disminucin de gasto pblico corriente y en inversiones (I+D, infraestructuras...).

f)Reconsideracin del marco institucional en la lnea que estn apuntando el informe citado de FAES o el que los 50 grandes empresarios presentaron al Rey:

- Fusionando o haciendo desaparecer ayuntamientos menores y diputaciones.

- Modificando el sistema de financiacin de las comunidades autnomas, redefiniendo el marco y la poltica de desarrollo competencial y quiz llegando an ms lejos. El informe de FAES (p.167) afirma, por ejemplo: "Alemania redimension hace aos el tamao de sus lnder, forzando su agrupacin. Sea ste el camino, o el del estmulo de la cooperacin interregional, es necesario explorar esta va de mejora de la eficiencia".

- Fusionando o haciendo desaparecer universidades, fundaciones y otras entidades pblicas y administrativas cuya escala actual se considerar ineficiente, tal y como explcita o implcitamente se indica en esos informes.

En gran parte, todo esto se ha puesto ya en marcha pero, si se llevara a cabo el "rescate", habra una diferencia sustancial. No solo se tratara, como hasta ahora, de abundar en el establecimiento de condiciones cada vez ms favorables a la banca y a la gran empresa a costa de retrasar por muchos aos la recuperacin econmica y el avance hacia un modelo econmico ms eficiente, justo y sostenible. El "rescate" ira necesariamente acompaado de un autntico "golpe de timn" institucional que pondra en jaque a nuestra ya de por s imperfecta democracia.

http://www.fundacionsistema.com/News/ItemDetail.aspx?id=2801


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter