Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-01-2011

Unos apuntes al artculo de Manuel Casal: es urgente que la izquierda comprenda las implicaciones del cnit del petrleo"

Lino C. Vila
Rebelin


El pasado 25 de diciembre fue publicado en Rebelin un artculo de Manuel Casal Lodeiro titulado: Es urgente que la izquierda comprenda las implicaciones de l Cnit de l petrleo. En este interesante artculo, Manuel Casal expone la absoluta dependencia de todo nuestro sistema productivo de los combustibles fsiles y las dificultades (habla de catstrofe civilizatoria) a las que nos enfrentaremos a causa de esta dependencia por la inminente reduccin del petrleo disponible. Esta reduccin de la disponibilidad de petrleo hara imposible mantener los actuales ritmos productivos lo que llevara al colapso a las distintas economas nacionales.

A causa de esto, propone que la izquierda cambie de estrategia y principios para anticiparse al colapso civilizatorio que se producir en consecuencia e incluso pone en tela de juicio las luchas por el empleo y por las pensiones. Propone en cambio, que la izquierda, sin esperar ms a asaltar ningn palacio de invierno, se convierta en neorrural y que comience a construir desde abajo, mltiples y heterogneas alternativas autogestionadas de vida simple, orgnica y local.

No ser yo quien discuta los datos aportados por Manuel Casal, e incluso podo decir que comparto con l la idea de la absoluta necesidad de reducir el consumo de combustibles fsiles e incluso de llegar a eliminarlo por completo lo antes posible. Lo que no puedo compartir es la manera que l propone de enfrentarse al problema.

El rechazo sin ms de la tecnologa conseguida a travs de los siglos por la humanidad, supondra un retroceso histrico que la izquierda no puede ni por asomo aceptar. Un ejemplo: Estamos dispuestos a renunciar a los avances tecnolgicos sin los que la medicina moderna sera imposible?. Por otro lado, proponer sin ms la adopcin de modelos locales de autogestin es una propuesta que en un principio puede parecer buena pero que conllevara muchos problemas. Se integraran todas las comunidades humanas al mismo tiempo la ese modelo?, porque mientras quede una gota de petrleo, las comunidades que hubieran mantenido su carcter tecnolgico estaran en superioridad de condiciones con respeto a las comunidades locales autogestionadas, que quedaran totalmente indefensas ante las agresiones que sin duda, y ms en un perodo de escasez, se produciran por parte de las sociedades tecnolgicas. Digmoslo claro, no se impone la idea de quin tiene ms razn, si no la de quien tiene ms fuerza. Por no hablar de lo que podra suceder en una zona concreta ante un perodo climatolgico desfavorable que diera al traste con las cosechas. Volvemos a la Edad Media?. Esta supuesta solucin nos llevara a la misma situacin de decrecimiento traumtico, de hambre y miseria, de la que supuestamente nos quiere salvar.

Propone tambin que la izquierda debe abordar este radical cambio de escenario con urgencia, revisando estrategias e incluso principios hasta ahora sagrados, como el derecho al trabajo asalariado o el protagonismo de una clase obrera condenada en su mayor parte a reconvertirse de nuevo en clase agraria. Olvida aqu que la izquierda tiene que dirigirse a la clase trabajadora que existe actualmente, que ser rural o industrial dependiendo de las zonas. Que las propuestas de la izquierda deben estar contextualizadas en un lugar concreto y en un momento concreto. Tambin critica las reivindicaciones sindicales y de la izquierda de reduccin del tiempo de trabajo y de reclamacin de subidas salariales y de pensiones ya que el ritmo productivo actual ser imposible sin petrleo. Vuelve a olvidar que la lucha de los trabajadores debe orientarse en funcin de las actuales condiciones, no de las que se puedan dar en un futuro, y es evidente que actualmente sobran horas de trabajo socialmente necesario (por lo menos en los pases industrializados), horas de trabajo que solamente sirven para engordar el capital de unos pocos.

Solamente quien da a da trata de inculcar los valores de la izquierda en la clase trabajadora, esa clase intoxicada por la propaganda capitalista, es consciente de las dificultades a las que nos enfrentamos. !Explicadle a los trabajadores por qu no deben hacer horas extra!. !Explicadle que si estn ahogados econmicamente es porque se han credo lo de que eran clase media!.

La izquierda tiene que ser la vanguarda de los desposedos, pero tampoco una vanguarda tan adelantada que se pierda de vista de la masa, porque entonces deja de serlo y se convierte en un grupito con muy buenas ideas pero incapaz de transmitir su mensaje al conjunto de la sociedad.

Con petrleo o sien l, los capitalistas, la clase dominante, van a seguir intentando obtener beneficios sean cules sean las consecuencias. El nico actor social con un potencial suficiente para plantar cara al sistema productivo capitalista es el mismo que ha sido siempre: la clase trabajadora. Llegados la este punto, sera un error no apoyar la lucha de la clase trabajadora por sus intereses. Es cierto que la lucha sindical sin una orientacin poltica, necesariamente se ve intoxicada por las concepciones capitalistas y adopta posicionamientos capitalistas, cosa que por lo que parece es justo lo que sucede. Tambin es cierto que parece que los trabajadores conscientes de su condicin de clase, a pesar de las agresiones del capital, no son an mayora. Bastante empeo pusieron las clases dominantes en destruir esa conciencia a lo largo de los aos. Pero para eso est la izquierda, para ayudar a los trabajadores a recuperar esa conciencia que finalmente lleve a la clase trabajadora a la hegemona (tambin hay que decir, a la vista de los resultados, que no lo debemos estar haciendo muy bien). Solamente entonces se podrn plantear polticas ajenas a los intereses del mercado, planificar democrticamente la produccin, decidir democrticamente que productos son necesarios y cuales prescindibles y cambiar los modos de produccin de manera que caminemos hacia un decrecimiento del consumo de las materias primas.

Evidentemente el conjunto de la izquierda tiene mucho que aprender y muchos obstculos que superar. Como siempre, las clases dominantes no van a consentir la prdida de sus privilegios sin presentar batalla y de momento van ganando. La izquierda tiene que ser capaz de dar respuesta las nuevas condiciones y para eso debe estar dispuesta a escuchar nuevas propuestas y desde luego la cuestin del cnit del petrleo es algo a tener muy en cuenta. Pero lo que no puede hacer ni por asomo la izquierda, es adoptar posicionamientos que desactiven la lucha de clase.

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter