Portada :: frica :: Revueltas en el norte de frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-01-2011

La protesta de un suicida como smbolo de resistencia
La medicina econmica del FMI en Tnez ha tenido como resultado la pobreza generalizada y el paro

Basel Saleh
Global Research

Traducido del ingls para Rebelin por Beatriz Morales Bastos


El pasado 17 de diciembre estallaron en la ciudad de Sidi bu Zib (centro de Tnez) manifestaciones masivas y espontneas cuando Mohammad Bouazizi, de 26 aos, se roci con gasolina y se prendi fuego despus de que una mujer polica le abofeteara y escupiera. El nico crimen que Bouazizi haba cometido era ser un vendedor callejero de verdura y fruta sin permiso en un pas en el que las polticas econmicas neoliberales no han logrado proporcionar oportunidades econmicas a Bouazizi y a otras miles de personas como l [1]. El intento de suicidio de Bouazizi, que ocurri inmediatamente despus de la humillacin por parte de la polica y confiscacin de su nica fuente de ingresos, revela la profunda desesperacin que prevalece entre la poblacin de Tnez, especialmente entre los graduados universitarios. Veinticuatro aos ininterrumpidos de corrupcin, dictadura y polticas neoliberales han provocado que la riqueza se concentre en manos de muy pocas personas relacionadas con el presidente Zine El Abidine Ben Ali y la familia de su mujer. Bouazizi, graduado universitario [2], trataba de vivir con dignidad y de mantener a su familia trabajando como vendedor ambulante a pesar de vivir en un pas al que los observadores y analistas econmicos occidentales consideran un milagro econmico y uno de los llamados Leones Africanos [3].

Las miserables condiciones econmicas en el interior del pas, la falta de oportunidades de trabajo y de libertades polticas llevaron a Bouazizi, como a miles de otros hombres y mujeres jvenes en los pases del Magreb, a los mrgenes de la sociedad. El ndice nacional de empleo de Tnez, muy por debajo de la verdadera situacin de empleo, es del 14% [4]. Sin embargo, la tasa de paro de la juventud (de aquellas personas entre 15-24 aos) es del 31%. Los ingresos del 10% de la poblacin mas rica son de aproximadamente el 32% y el 20% de la poblacin ms rica controla el 47% de los ingresos de Tnez. Las desigualdades en Tnez son tan graves que el 60% de la poblacin con menos ingresos gana slo el 30% (el 40% de los ms ricos se llevan a casa el 70% de los ingresos) [5]. An as, el FMI describe la gestin econmica del gobierno y la desigual riqueza econmica que beneficia principalmente a las ciudades del norte y de la costa mientras margina el interior del pas como una prudente gestin macroeconmica [6].

El despreciable comportamiento de la agente de polica descrito antes no es infrecuente en Tnez y lo aprueba la polica estatal, la cual ignora los derechos humanos bsicos, desprecia la dignidad de sus ciudadanos y no tolera seal alguna de disidencia. Pocos das despus del intento de suicidio de Bouazizi la pobreza, el paro y la opresin empujaron a otro hombre joven a suicidarse. El mircoles 22 de diciembre Hussein Nagi Felhi, tambin parado, logr suicidarse subindose a una torre de alta tensin. Se electrocut y muri ah mismo. Los testigos afirman que gritaba no a la miseria, no al paro mientras suba por la torre [7].

La epidemia de paro juvenil, desigualdad, represin poltica y falta de toda libertad fundamental exacerbaron la solidaridad entre la poblacin que tom las calles en protestas espontneas no planificadas. A los pocos das del intento de suicidio de Bouazizi y del suicidio de Felhi las protestas se extendieron por todo el pas y llegaron a la capital Tnez y continan todava ante el bloqueo total de los medios de comunicacin nacional y de la brutalidad policial que tuvo como resultado la muerte de un joven de 18 aos. No es la primera vez que en sus 24 aos de reinado el dictador de Tnez Zine El Abidine Ben Ali se ha enfrentado a la ira de la calle por la falta de trabajo y la miseria, pero ste es con mucho el desafo ms grave a su dominio. Hace unos tres aos, en enero de 2008, su aparato de seguridad aplast las protestas en Redhayef, una ciudad minera del sur del pas, cuando los trabajadores y los jvenes protestaban por los salarios y por el paro [8]. En aquella ocasin ms de trescientas personas fueron detenidas a consecuencia de las protestas [9]. Sin embargo, esta vez la desesperacin entre la poblacin ha llegado su punto mximo. Con la ayuda de las redes sociales algunos manifestantes lanzaron una pgina de Facebook para documentar los disturbios y compartir noticias a pesar de que el gobierno cerr rpidamente todas las pginas web relacionadas con los manifestantes [10]. Las manifestaciones estn creciendo en intensidad y no hay seales de que se vayan a calmar. Los manifestantes estn hartos del status quo de la autoenriquecida y corrupta familia en el poder que es de facto el sistema de gobierno en Oriente Prximo y norte de frica.

Un aliado occidental: la hipocresa de las polticas neoliberales y exteriores occidentales

El respeto por los derechos humanos y la libertad de prensa son casi inexistentes en Tnez. El ndice de Libertad Econmica establecido por la Fundacin Heritage califica a Tnez de nacin fundamentalmente no libre y muy cerca de estar reprimida, su calificacin ms baja [11]. Transparencia Internacional sita a Tnez entre las naciones ms corruptas con una calificacin de 4.3 sobre 10 (donde 10 significa libre de corrupcin y 1 el mayor grado de corrupcin) y segn Freedom House Index Tnez es considerada no libre [12]. No sorprende en un pas en el que el gobierno controla casi todos los aspectos de la vida de la poblacin. En especial la juventud est estrechamente controlada y observada. El gobierno decide hasta los campos de estudio en la educacin y el ministerio de Educacin, Educacin Superior e investigacin Cientfica decide el campo de estudio de los estudiantes [13].

Aunque las protestas que se extendieron por todo el pas adoptaron la forma de descontento social durante los primeros das, rpidamente se transformaron a lo largo de estos diez das para convertirse en un mitin poltico generalizado. Ahora los manifestantes estn en las calles pidiendo abiertamente al presidente Zine El Abidine Ben Ali que dimita con pancartas escritas en dialecto tunecino con las palabras Yezzi Fock (Ben Ali, ya basta), que se ha convertido en la consigna poltica de los manifestantes. Los sindicatos, que han desempeado un papel activo en la vida pblica desde la independencia de Francia, tambin estn apoyando a los manifestantes. El presidente Ben Ali, de casi 80 aos, es muy consciente de la gravedad y de la amenaza real a su control del poder. Su primera reaccin fue adelantarse a los manifestantes haciendo dimitir a algunos altos cargos locales, sustituyendo a algunos ministros e inmediatamente despus prometiendo ms inversin y creacin de empleo, algo completamente desconocido en sus veinticuatro aos en el poder. Cuando estas falsas promesas fueron incapaces de reducir la ira de los manifestantes, recurri a las polticas rutinarias de represin policial y de amenazas explcitas a los ciudadanos. Dado que se enfrentaba al descontento ms grave de la historia de su gobierno, compareci en la televisin en respuesta a las manifestaciones. Prometi castigar a la minora de extremistas a los que acus de los disturbios (como los calific) y tambin indic que estas protestas tendrn un impacto negativo en la creacin de empleo. Desanimarn a inversores y turistas, lo que afectar al empleo [14]. Parece que la principal preocupacin del presidente es la industria del turismo que est estrechamente controlada por su familia y la de su mujer, tal como han revelado varios cables de Wikileaks referentes a la corrupcin econmica y financiera de ambas familias.

Los gobiernos occidentales promocionan al dictador tunecino y su familia como un ejemplo de nacin musulmana norteafricana estable y progresista. EL FMI alaba las polticas econmicas neoliberales por prudentes e inteligentes aunque dichas polticas benefician bsicamente a la familia de Ben Ali, a la de su mujer, adems de a otros ricos tunecinos bien relacionados. En un incidente de corrupcin revelado por Wikileaks, el yerno del presidente compr el 17% de las acciones de un banco justo antes de que fuera privatizado y luego las vendi muy por encima de su valor. La lectura de los cables diplomticos estadounidenses de Wikileaks pone de relieve que el xito de la economa tunecina est directamente relacionado con los contactos de la familia del presidente. Las desigualdades regionales y de ingresos son cada vez mayores en Tnez. La creacin de empleo y la prosperidad generalizada prometidas por caducos dictados econmicos ortodoxos nunca llegaron a las masas o se materializaron siquiera para la mayora de los graduados universitarios en paro entre los que la migracin ha ido aumentando de manera constante y ha pasado del 16.000 en 1980 a 80.000 en 2005.

El gobierno tunecino es un importante aliado de Estados Unidos en sus guerras coloniales en busca de recursos en Afganistn, Iraq y otras partes. Un informe de la ONU sobre centros de detencin secretos incluye a Tnez en la lista de pases que tienen centros de detencin secretos en los que se detiene a los presos sin que la Cruz Roja Internacional pueda tener acceso a ellos [15]. Los servicios de inteligencia tunecinos cooperaron en la campaa estadounidense de la guerra contra el terrorismo y participaron en el interrogatorio de presos tanto en la base area de Bagram en Afganistn como en Tnez. Recientes cables diplomticos de Wikileaks revelan que hace no mucho tiempo Estados Unidos estaba preocupado por la creciente ira en las calles y la corrupcin de las familias Ben Ali y Trabelsi (la familia de su mujer) que consideran cualquier cosa del pas como si fuera suya. Una lista de cables de Wikileaks de la embajada de Estados Unidos en Tnez publicados en la pgina web del peridico The Guardian indican que Estados Unidos considera a Tnez un Estado policial con poca libertad de expresin o asociacin y graves problemas de derechos humanos y a la familia Ben Ali una casi mafia [16]. Con todo, el Departamento de Estado se enorgullece del apoyo activo que reciben las fuerzas de seguridad tunecinas de parte de Estados Unidos a pesar del historial que el gobierno tiene de Ben Ali de violaciones graves de los derechos humanos. Segn la pgina web del Departamento de Estado: Estados Unidos y Tnez tienen un calendario activo de ejercicios militares conjuntos. Histricamente la ayuda estadounidense en materia de seguridad ha desempeado un papel importante en consolidar las relaciones. La Comisin Militar Conjunta estadounidense-tunecina se reune anualmente para discutir sobre la cooperacin militar, el programa de modernizacin de la defensa de Tnez y otras cuestiones de seguridad[17].

No est clara la suerte de las protestas en este punto. El gobierno de Ben Ali est desesperado por controlar la situacin enviando a las fuerzas de seguridad y a la polica a las ciudades afectadas por las protestas. Los manifestantes han sido pacficos y no han recurrido aningn tipo de violencia ni a la destruccin de propiedades. Algunos simplemente llevaban en la mano una rebanada de pan y otros simplemente llevaban pancartas pidiendo trabajo y dignidad. Mientras, el FMI sigue presionando a Tnez para que adopte ms polticas econmicas de austeridad en relacin al gasto y recomendando al gobierno que acabe con su subvencin a la comida y al combustible, y reforme su sistema de seguridad social, una expresin clave para privatizar el sistema de pensiones en Tnez que beneficia a las masas de tunecinos pobres [18]. La mayor hipocresa de todo esto es que el FMI recomienda estas polticas en nombre de un mayor empleo y crecimiento que es la receta rutinaria del FMI para todas las naciones que estudia.

Mientras tanto, la comunidad internacional occidental ha permanecido mayoritariamente en silencio en relacin a las protestas. Como es habitual, los medios de comunicacin corporativos estadounidenses estn vendiendo sus espacios a corporaciones ansiosas de ganar dinero en Navidad mientras al mismo tiempo suben los precios para exprimir an ms a sus consumidores [19]. The New York Times y The Wall Street Journal no informaron en absoluto de las protestas en Tnez. El Departamento de Estado estadounidense mantiene un silencio hermtico sobre el asunto y todava no ha hecho ninguna declaracin sobre la situacin. El silencio total del gobierno estadounidense confirma la hipocresa inherente de la diplomacia y poltica exterior estadounidense que es de sobra conocida, odiada y ha sido confirmada recientemente por los cables estadounidenses de Wikileaks.

Basel Saleh es profesor adjunto en la facultad de Economa y Estudios sobre la Paz de la Universidad Radford, Virginia. Su trabajo sobre los palestinos que cometen atentados suicidas ha sido ampliamente citado en medios de comunicacin nacionales y en revistas acadmicas. Actualemnte est escribiendo su libro Economics When People Matter, que ser publicado por Kendall Hunt en el verano de2011. Correo del autor [email protected]

Notas:

[1] Vase Aljazeera (rabe), 23 de diciembre de 2010:

http://www.aljazeera.net/NR/exeres/D2ACC91E-B225-411B-8073-AC6C79845D77.htm

[2] Hay noticias contradictorias acerca de si Mohammad Bouazizi es graduado universitario o no, pero la mayora de las fuentes indican que lo es. Vase:

http://dailystar.com.lb/article.asp?edition_id=10&categ_id=2&article_id=123016#axzz19WbaUTRj

[3] Leones africanos es un trmino que utiliza el Boston Consulting Group para describir a los ocho pases emergentes del continente: Sudfrica, Argelia, Botswana, Egipto, Mauricio, Libia, Marruecos y Tnez. Vase Florence Beaug, Economic power of the 'African lions' tallied, The Guardian Weekly, 10 junio 2010: http://www.guardian.co.uk/business/2010/jun/09/morocco-southafrica

[4] Julian Borger, Tunisian President Vows to Punish Rioters After Worst Unrest in a Decade, The Guardian, 29 de diciembre de 2010:

http://www.guardian.co.uk/world/2010/dec/29/tunisian-president-vows-punish-rioters

[5] Indicadores del Banco Mundial: http://data.worldbank.org/indicator/SL.UEM.1524.MA.ZS/countries/TN?display=graph

[6] Jol Toujas-Bernate y Rina Bhattachary, Tunisia Weathers Crisis Well, But Unemployment Persistsa, IMFSurvey Magazine: Countries & Regions , 10 septiembre de 2010:

http://www.imf.org/external/pubs/ft/survey/so/2010/car091010a.htm

[7] Amro Hassan, Tunisia: Apparent Suicide Triggers Youth Protests Against Unemployment, The Los Angeles Times, 23 de diciembre de 2010:

http://latimesblogs.latimes.com/babylonbeyond/2010/12/tunisia-suicide-triggers-youth-protests-against-unemployment.html

[8] Human Rights Watch, World Report Chapter: Tunisia, January 2009: http://www.hrw.org/en/node/79260

[9] Amnesty International, Behind Tunisias Economic Miracle: Inequality and Criminalization of Protests, junio de 2009:

http://www.amnesty.org/en/library/asset/MDE30/003/2009/en/2e1d33e2-55da-45a3-895f-656db85b7aed/mde300032009en.pdf

[10] Se puede consultar la pgina de facebook de los manifestantes va http://www.facebook.com/yezzifock?v=photos#!/yezzifock?v=wall

[11] The Heritage Foundation, 2010 Index of Economic Freedom: http://www.heritage.org/Index/Ranking

[12] Freedom House, Freedom in The World Country Report, edicin 2010:

http://www.freedomhouse.org/template.cfm?page=363&year=2010 , and Transparency International Corruption Index

http://www.transparency.org/policy_research/surveys_indices/cpi/2010/results

[13] Housa Trabelsi, Unemployment Haunts Tunisias College Graduates, The Megharebia, 30 de julio de 2010:

http://www.magharebia.com/cocoon/awi/xhtml1/en_GB/features/awi/features/2010/07/30/feature-01

[14] Tunisian President Says Job Riots are not Acceptable, BBC, 28 de diciembre de 2010:

http://www.bbc.co.uk/news/world-africa-12087596

[15] Vase en informe de la ONU sobre prcticas de detencin secreta,

http://www2.ohchr.org/english/bodies/hrcouncil/docs/13session/A-HRC-13-42.pdf

[16] US embassy cables: Tunisia - a US foreign policy conundrum, The Guardian, 7 de diciembre de 2010:

http://www.guardian.co.uk/world/us-embassy-cables-documents/217138

[17] Background Note: Tunisia, U.S. State Department, 13 de octubre de 2010:

http://www.state.gov/r/pa/ei/bgn/5439.htm#relations

[18] Vase nota 4.

[19] Matthew Boyle, Wal-Mart Raising Prices on Toys, Squeezing More Out of Holidays. Bloomberg News, 15 de diciembre de 2010:

http://www.bloomberg.com/news/2010-12-15/wal-mart-raised-prices-on-toys-this-month-squeezing-more-out-of-holidays.html

Fuente: http://www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=22587 

rCR



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter