Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-01-2011

Continan las protestas en la regin
Miles de personas piden en las calles la dimisin del presidente de Murcia

David Cotilla Vaca
Rebelin

Preparan una gran manifestacin para el 12 de enero y una Huelga General el 26


Al final resulta que no era tan difcil que la sociedad saliera de su letargo. Eso s, requera un poco de constancia y de saber explicar sosegadamente las diferentes cuestiones. Sobre esto tendran mucho que explicar la mayora de los diferentes sindicatos por qu no lo han hecho antes? Aunque ahora no es momento ms que de unirnos todos.

Como hicimos el martes los murcianos, que por quinta vez en tan solo 15 das hemos salido a la calle para protestar no solo contra las medidas extraordinarias aprobadas por la mayora absoluta de Valcrcel, sino contra todos los especuladores y acompaantes de Al Bab. De los 2000 que comenzamos esta andadura hace 15 das, esta vez, y haciendo una media a la baja entre las cifras que Polica y sindicatos anuncian, hemos sido ya no menos de 15000 personas las que hemos vuelto a cortar las vas principales de la capital murciana. Ver la Gran Va vaca de trfico en plena operacin compra de reyes, hubiera asustado a ms de uno de no saber que a doscientos metros se acercaba una multitud harta ya de pagar por la especulacin y el abuso de poder. (FOTOS)

Al grito de Valcrcel dimisin, por chorizo y por ladrn al comps que se peda la dimisin de su Consejera de Hacienda se hizo un repaso con cantinelas renovadas a las demandas, no ya solo de funcionarios de educacin y sanidad, sino de toda la regin y de toda la sociedad en su conjunto. As, al pasar por el Banco de Espaa se oa a los miles de manifestantes gritar aqu est, aqu est, la cueva de Al bab.

A todo aquel que se pregunta si esto servir de algo, podemos encontrarle varias respuestas, muchsimas, pero vayan por delante un par de ellas: las primeras protestas ya provocaron que la reduccin no fuera de 175 euros sino de 75; y en otro orden de cosas ms importante, cabe mencionar que dadas las protestas se est estudiando la inconstitucionalidad de las medidas tomadas por el gobierno de Valcrcel, dado que un gobierno regional no tiene competencias para romper unilateralmente ciertos acuerdos firmados con los sindicatos, fundamentalmente los que ataen a la regulacin en materia de legislacin laboral as como sobre el rgimen jurdico de las Administraciones Pblicas y sobre los funcionarios pblicos. Diferentes sindicatos se han ocupado de esta cuestin al exigir al ejecutivo de Rodrguez Zapatero que presente un conflicto de competencias al Tribunal Constitucional, como bien han informado al menos sobre este asunto varios medios nacionales y regionales.

Hay que reconocer que la unin de todos los sindicatos desde el inicio de estas marchas ha generado una confianza de la sociedad en la lucha de derechos por estas vas pacficas pero que ni mucho menos pasan desapercibidas. Sin embargo, el cansancio y desasosiego de los ciudadanos ante la inactividad de los propios sindicatos hasta estas fechas ha dado lugar a que haya funcionado de forma magistral el psalo tanto de sms de mvil como de correos electrnicos. Esto ha sido determinante en una nueva construccin social, eliminada durante aos por los poderes a travs de los medios de comunicacin.

En definitiva, hoy la sociedad murciana ha construido un grueso y slido pilar para no decaer en la lucha por los derechos sociales. Es cierto que se ha partido de un colectivo que se senta dividido desde haca muchos aos, como era todo el funcionariado, el cual se limitaba no ms que a protestar de boquilla y en pequeos corros pero que siempre se senta incapaz y absurdo a la hora de reclamar como deba hacerse. Ms absurdo y ms incapaz cuando ms fallidos intentos se sucedan. Bien cierto es que ha sido ese el bloque inicial de las protestas que hoy ya sin embargo engrosan muchos otros ciudadanos que sin ser funcionarios entienden y comparten la situacin. Miles de personas se van uniendo y van explicando la situacin en foros de debate, en el centro comercial y en cualquier lugar donde se brinde la ocasin.

Y es que cualquier recorte a un sector de la ciudadana en estos tiempos de crisis, afecta a toda la sociedad. Si recortan al pensionista, si recortan al funcionario o no le renuevan (interinos y sustitutos), si recortan o despiden en una empresa privada eso se reflejar en un menor consumo: menor consumo en tiendas de ropa, de tecnologa, en hostelera lo que implicar la irremediable prdida de ms puestos de trabajo, dado que el jefe de un restaurante no podr mantener los mismos camareros con la mitad de beneficios. Pero ellos lo saben, solo que cambiar el rumbo de las leyes no les enriquecera como la toma de estas unilaterales decisiones. Lo saben porque ya en 1933, una de las soluciones al crack del 29 fue precisamente la subida de salarios para generar consumo y reactivacin de la economa. Curiosamente otra de las medidas fue endeudamiento pblico: pues si los bancos no conceden crdito (ni siquiera con el dinero pblico que el estado espaol les ha dado) y el gobierno cierra el grifo quin en este maldito pas se va a poner a producir? con qu dinero se invertir? a quin se le vender los productos realizados, a los recortados o a los despedidos? No nos dejemos engaar.

Es una lucha de todos unidos, independientemente de nuestros colores, contra los nicos que estn hundiendo esta regin y este pas: especuladores, banqueros y polticos que han permitido y se han beneficiado de estos aos de fraude.

Que pague la deuda quien mayor fraude haya cometido, comenzando por la banca, que contina manteniendo la vivienda en unos precios irreales segn todos los organismos internacionales. Continuando por el propio Banco de Espaa que no hace nada por remediar esa situacin y finalizando por el propio gobierno central que concede dinero pblico (FROB) para que las cajas se fusionen, se privaticen y despidan a gente a la calle con el dinero de todos los espaoles. (Ver FROB)

Que pague la deuda quien ha especulado: los grandes promotores que tenan el monopolio del suelo y los grandes polticos que se han beneficiado por toda la regin de Murcia y por toda Espaa de esas recalificaciones y masivas contrucciones. Y an hoy siguen mirando a ver si el ladrillo se recupera en vez de pretender cambiar el modelo econmico. Esos especuladores como Amancio Ortega, Emilio Botn, Florentino Prez, las familias del Pino y Koplowitz entre tantos otros, cuyas empresas (SICAV) sangran al estado espaol al tributar a un miserable 1% para que puedan seguir ganando an ms, concretamente un 8,6% ms en 2010, como pblican diferentes diarios.

Que paguen la deuda los polticos que solo saben gestionar un territorio cuando hay dinero de sobra, dinero fcil, pero que abusan del poder sacando leyes no legitimadas por el pueblo, cuando se ven entre la espada y la pared, en vez de presentar un programa nuevo a referendum o a unas elecciones anticipadas. Cualquier medida tomada sin legitimacin del pueblo es abuso de poder. Que presenten facturas de donde se ha ido nuestro dinero, el pblico, el de todos. Que reduzcan sus millonarios sueldos, que reduzcan los puestos servidos a los amigotes (consejeros, ministros )Parece mentira que el seor Valcrcel mantenga en plena crisis 10 consejeras, dos ms que en plena bonanza de 2003, para enriquecer a su sobrinote el Consejero de Cultura, o a otros amigotes como Don Manuel Campos, al que se le crea el cargo y el sueldo de consejero en plena crisis y an antes de que funcione la Consejera de Justicia, que no tiene transferidas las competencias.

Cuando ellos paguen, entonces la sociedad podr comprender la cantinela de que todos debemos arrimar el hombro. Lo que sucede es que si ellos llegaran a pagaran, sera demasiado evidente el engao, pues ya la sociedad no tendra que poner un msero cntimo Recordmoslo bien, mi enemigo no es mi vecino o cualquiera que pasa por la calle. Todos nos dedicamos a trabajar -bueno, a los que an nos dejan- para ganarnos el sueldo, ms grande o ms chico, pero ganado con esfuerzo. El enemigo es aquel que desde su mansin intenta dividirnos: ayer por una cosa; hoy por la ley contra el tabaco; maana ser por otra no lo olvidis, intentan dividirnos, pero no lo van a conseguir. Al menos, en Murcia han perdido ya esa batalla.

David Cotilla Vaca, profesor de Enseanzas Secundarias.

[email protected]

Blog del autor: http://dadacotilla.wordpress.com/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter