Portada :: frica :: Sahara: 40 aos de exilio y lucha
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-01-2011

Entrevista a Ali Mojtar, delegado del Frente Polisario en la comunidad de Madrid
Marruecos no acepta ninguna solucin pacfica al conflicto del Shara

Ussama Jandali y Luis Zhu.
En Lucha


La brutal agresin por parte del Estado de Marruecos al campamento de refugiados Gdaym Iziq a las afueras de Al-Aaiun ha vuelto a poner de actualidad la opresin que padece el pueblo saharaui y ha puesto en evidencia, una vez ms, la connivencia del Estado espaol. La Hiedra ha hablado con Ali Mojtar, delegado del Frente Polisario en la comunidad de Madrid. Entrevista realizada por Ussama Jandali y Luis Zhu.

Cul es la situacin en el Shara en estos momentos?

En Gdaym Iziq, el campamento de desplazados a las afueras de Al-Aaiun, despus de la intervencin brutal del ejrcito marroqu las consecuencias son las que hemos visto en los medios lo poco que ha salido. La dimensin del drama a consecuencia de esa intervencin es realmente dantesca. Estamos hablando de miles de heridos, varios cientos de desaparecidos, cientos de saharauis encarcelados, mujeres violadas, nios prcticamente sin padres

Poco a poco estn aflorando algunas informaciones que ms o menos nos indican el grado de crueldad que ha provocado esta intervencin . El territorio sigue cerrado para los medios y para los observadores internacionales, a pesar de que Human Rights Watch ha podido informar de ciertas violaciones de los derechos universales; pero todava no tenemos los detalles. Pero si Marruecos no quiere que los medios entren, que nadie de afuera venga para constatar la realidad que se est viviendo es porque evidentemente se est ocultando una situacin que para Marruecos puede representar internacionalmente una violacin de los derechos humanos que prcticamente raya un genocidio, porque no estamos exagerando cuando hablamos de una limpieza tnica.

Nosotros, adems de lo que ha pasado en Al-Aaiun en estos momentos, debemos tener en cuenta que el pueblo saharaui lleva sufriendo ms de 35 aos, y a lo largo de estos aos Marruecos ha utilizado todo tipo de medios para acabar con este pequeo pueblo, con su resistencia. Entraron el primer da con sus tanques y sus aviones, bombardearon todo el territorio nacional con bombas internacionalmente prohibidas. Hicieron desaparecer a familias enteras. Ah, las grandes organizaciones de derechos humanos manejan desde hace ya varios aos listas de ms de 580 desaparecidos, gente que ha muerto en las crceles. Hay todo un rosario de situaciones dramticas que ha vivido el pueblo saharaui y que sigue viviendo, que merecen una condena firme por parte de la comunidad internacional en contra de Marruecos. No es de recibo que a estas alturas un pas como Marruecos, que est ligado a la UE, que goza de un apoyo a nivel internacional, sobre todo a nivel de grandes pases como Estados Unidos o el Estado espaol, est violan do los derechos humanos y nadie prcticamente parpadee. Es realmente algo que la humanidad, la comunidad internacional, la conciencia mundial no puede de ninguna manera permitir.

Hablando de las reacciones, Crees que el Frente Polisario debe romper definitivamente las relaciones con el PSOE, ya que este partido no ha condenado la actuacin de Marruecos?

Yo no s si debe realmente romper con el partido [el PSOE]. El partido en s tiene muchos cuadros importantes en distintas instituciones que siempre han apoyado a la causa saharaui de una manera u otra. Son los dirigentes del partido los que realmente estn mirando en este momento a otro lado y no atienden el clamor de sus militantes. Muchos de stos han manifestado su solidaridad con el pueblo saharaui, y muchos de ellos en distintas instituciones han apoyado mociones y resoluciones que denuncian la ocupacin del Shara y la violacin de los derechos humanos en los territorios ocupados. Es una direccin que recibe rdenes del actual gobierno la que est confundiendo con sus declaraciones la realidad, intenta desvirtuarla, intenta desviar la atencin de sus militantes; pero solo se puede tapar con un dedo. Esta es una realidad que la vemos todos los das a travs de los medios. Los militantes del PSOE tambin sienten que aqu realmente hay algo que falla.

En estos momentos, qu aliados le quedan al pueblo saharaui? De dnde puede esperar ayuda?

El pueblo saharaui sigue a la espera de que la comunidad internacional reaccione de una manera firme contra la actitud del gobierno marroqu, contra la ocupacin del territorio saharaui, la direccin al pueblo saharaui que se ha iniciado hace ms de 35 aos, violando y contrariando la legalidad internacional y el derecho internacional, las resoluciones de la ONU, de las distintas organizaciones a nivel mundial, y contrariando la misma voluntad del pueblo saharaui. Porque hasta ahora al pueblo saharaui no se le ha brindado la oportunidad de manifestar su voluntad a travs de un referndum de autodeterminacin, tal como exige la ONU, para poder decidir su futuro. Y sa es la batalla, eso es lo que est pidiendo permanentemente el pueblo saharaui, de forma pacfica.

Nosotros lo que queremos es que se nos brinde la oportunidad de poder hablar y decidir nuestro futuro en el marco de la legalidad internacional; no estamos exigiendo absolutamente nada. El hecho de que Marruecos lleve 35 aos dando la espalda a la comunidad internacional y corroborando con sus ltimas acciones que no respeta absolutamente ningn principio ms elemental que los derechos humanos, iniciando esta persecucin ltima contra el pueblo saharaui pues la comunidad internacional debe sacar una conclusin de todo esto y presionar a Marruecos. Para que la legitimidad de Marruecos pueda seguir tienen que ayudar a este rgimen. Tienen que colaborar, tienen que apoyar y darle una solucin pacfica y democrtica a esta situacin, y no empujar para que el pueblo saharaui opte por una va que ha abandonado hace ms de 20 aos en aras de que pueda reinar la paz y la estabilidad en la regin del norte de frica, siempre y cuando al pueblo saharaui se le reconozca el derecho que le pertenece y se pueda realmente optar si quiere la independencia en el marco del referndum.

Pero tambin y esta ha sido la gran concesin que hemos hecho el pueblo saharaui a favor de la paz hemos aceptado que se nos pregunte tambin si queremos anexarnos a Marruecos o si queremos vivir bajo la soberana de Marruecos en una autonoma presentada por el mismo Marruecos.

Hablando de Marruecos, sabemos que es un Estado bastante represor. Pero, a pesar de ello, sabes si hay algn movimiento que apoye al pueblo saharaui dentro de Marruecos?

Al principio, cuando empez el conflicto, ningn ciudadano marroqu, ninguna organizacin poltica poda hablar del derecho del pueblo saharaui a la autodeterminacin. A ninguna persona dentro de Marruecos se le puede permitir que hable abiertamente a favor del derecho del pueblo saharaui. Muchos han terminado en las crceles, como Scarpati. Otros, precisamente porque han apoyado el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminacin, a lo largo de estos ltimos aos han empezado a ver medios de prensa que hablan a favor de una solucin democrtica al conflicto del Shara y se preguntan por qu no darle la oportunidad a la comunidad internacional para que organice el referndum reconocido internacionalmente en el Shara y finalizar este dossier de conflagracin en la regin.

Hace varios aos, un partido poltico llamado Va Democrtica, en sus estatutos estableci claramente que es favorable a que el pueblo saharaui tenga la oportunidad de ejercer su derecho a la autodeterminacin. El hecho de que hasta ahora no haya en Marruecos un apoyo a la solucin democrtica por la va de la ONU es porque el rgimen reprime cualquier opinin contraria a las tesis oficiales de anexar de una forma definitiva el territorio.

Pero yo creo que, despus de lo que ha ocurrido en el campamento de Gdaym Iziq, lo ms probable es que pronto aparecer otra forma de ver las cosas dentro del mismo Marruecos, incluso a nivel de sus partidos polticos. Yo no descarto esa probabilidad.

Aqu, desde el Estado espaol, qu podemos hacer para apoyar a la causa saharaui y vuestro derecho a la autodeterminacin?

En el Estado espaol es donde ms se refleja el apoyo incondicional a la causa del pueblo saharaui. Los que han asistido a la manifestacin [en Madrid] del 13 de noviembre pasado se habrn podido dar cuenta de la dimensin que tiene el apoyo a la causa saharaui en el Estado espaol. Prcticamente no hay ninguna comunidad que no se haya pronunciado a nivel de sus parlamentos o a nivel de sus ayuntamientos a favor de la lucha del pueblo saharaui y condenando la represin sistemtica de Marruecos en los territorios ocupados.

Hay cientos de asociaciones, cada vez ms en toda la geografa espaola, son miles los nios que vienen a veranear aqu, de los campamentos de refugiados, acogidos en el seno de miles y miles de familias espaolas.

Prcticamente hay un consenso a nivel de el Estado espaol a favor de la causa saharaui. Es el gobierno espaol, concretamente el actual gobierno de Zapatero, el que debe sacar conclusiones de este apoyo abierto y sin condiciones que el pueblo saharaui recibe de todos los pueblos del Estado. Nosotros desde luego lo que queremos es que este apoyo siga incrementndose. En la medida en que se manifieste, de la forma como se ha manifestado ltimamente, tambin los saharauis nos vamos a sentir apoyados, alentados, y eso desde luego nos hace permanecer firmes en nuestras demandas y en nuestra lucha por los derechos que nos pertenecen; el derecho de existir como pueblo, con nuestra propia identidad nacional y en nuestro propio territorio nacional.

Una ltima pregunta, Ali. En la prensa espaola se habla de la posibilidad de un enfrentamiento armado entre el Frente Polisario y Marruecos. Crees que es posible este escenario?

Durante muchos aos hubo enfrentamiento. No hay que olvidar que desde 1975 hasta el ao 1991, la guerra se extendi por todo el antiguo Shara espaol, pero tambin al sur de Marruecos y toda Mauritania. En el ao 1979 se firma la paz con Mauritania, y en 1991 concretamente el 6 de septiembre el pueblo saharaui, el Frente Polisario acept dejar las armas a un lado porque Marruecos reconoci y acept que iba a permitir que la ONU celebrase el referndum de autodeterminacin.

As es cmo naci el plan de paz, y eso es lo que explica por qu en este momento existen cascos azules en el territorio saharaui, separando a dos ejrcitos (el ejrcito marroqu y el ejrcito saharaui) a lo largo de ese muro que divide el territorio saharaui. Y todava esa misin de Naciones Unidas que se constituy para la celebracin de ese referndum est esperando que Marruecos permita crear las condiciones objetivas y subjetivas para que el pueblo saharaui pueda tener un referndum y decidir su futuro. Esa concesin que hizo el Frente Polisario no fue valorada en su justa medida por la comunidad internacional.

El pueblo saharaui ha optado por la va pacfica, y ha estado esperando todo este tiempo a que la comunidad internacional reconozca la prudencia, la cordura del Frente Polisario y terminar finalmente con esta situacin de enfrentamiento de una manera civilizada y pacfica. Pero Marruecos no acepta ninguna solucin pacfica, no acepta ningn proceso refrendario, ningn tipo de negociacin que pueda llevar precisamente a una solucin pacfica del conflicto. Y est alimentando, por su forma de actuar precisamente, que de nuevo surja el conflicto blico en proyeccin.

Muchos observadores internacionales se extraan de la prudencia y de la sangre fra de los dirigentes del Frente Polisario, que hasta este momento no han decidido ir a las armas.

Lo curioso de todo es que, para demostrarle al mundo que efectivamente somos un pas pacfico, un pueblo pacfico dirigido por una organizacin madura, inteligente y que apoya la estabilidad en la regin, el Frente Polisario ha ido a conversar con Marruecos justo un da despus de haber intervenido violentamente en contra de nuestra poblacin en Gdaym Iziq en el territorio de desplazados saharauis, a quince quilmetros de Al-Aaiun, la capital del Shara ocupado.


La impunidad de Maruecos

El rey de Marruecos, Mohamed VI, no est dispuesto a renunciar ni a un grano de arena del Shara Occidental (SO), como dijo el ao pasado en su discurso de conmemoracin de la Marcha Verde, aquella que acab con la ocupacin ilegal de este territorio hace ya 35 aos.

No sabemos por qu se sigue interpretando la pantomima de las negociaciones auspiciadas por la ONU, cuando sus intenciones estn bien claras y demostradas con palabras y hechos, como los ltimos acontecidos desde el brutal desmantelamiento del campamento de protesta saharaui. Segn el Frente Polisario, se suceden desapariciones, torturas y asesinatos, y los ciudadanos marroques estn siendo utilizados para reprimir a la poblacin saharaui mediante saqueos y toda suerte de vejaciones. Si la violacin sistemtica de los derechos humanos por parte de Marruecos es ya una norma en los territorios ocupados del SO, esta situacin ha pasado a ser de emergencia.

Pero, dnde estn ahora las fuerzas pacificadoras de la ONU? Por qu la comunidad internacional no hace nada al respecto? Marruecos lleva todos estos aos desoyendo las resoluciones de la ONU que abogan por la legitimidad de la autodeterminacin del pueblo saharaui, violando las leyes internacionales y expoliando las riquezas del territorio ocupado. En lugar de intervenir para que se cumplan estas resoluciones, las potencias mundiales actan segn sus intereses econmicos y geoestratgicos.

Hasta hace algunos aos, tanto EEUU como Francia mantenan su imparcialidad en este conflicto que mantiene enfrentados a Marruecos y a Argelia. En cambio, ahora el Magreb est en el punto de mira de los grandes capitales para la apertura de nuevos mercados y la satisfaccin de las demandas energticas del mundo occidental. Adems, la estabilidad poltica de la regin es fundamental para la estabilidad de los mercados. EEUU y Francia defienden la integracin del SO en Marruecos desde que compaas petrolferas de ambos pases tienen la concesin de la explotacin de los posibles yacimientos petrolferos que se encuentran en el SO.

Y no slo eso. Tanto EEUU como la UE tienen acuerdos preferenciales y de libre comercio con Marruecos que suponen una serie de reducciones arancelarias de manera recproca. As, Marruecos se ha convertido en el Israel africano, defendiendo mediante el uso de la violencia los intereses occidentales en la zona y constituyndose como frontera contra las olas migratorias y la expansin rabe. Adems, existen muchas empresas europeas instaladas en suelo marroqu (donde la legislacin laboral es de las ms laxas y la ambiental ni existe). Mientras tanto, el Gobierno espaol, sobre quien todava recae la responsabilidad del proceso de descolonizacin del SO, mantiene una postura tambin histrica de no intervencin en el conflicto e incluso de justificacin del proceder de Marruecos. Para la clase poltica espaola, el SO sigue siendo moneda de cambio electoral.

Debido al gran apoyo ciudadano que tiene la causa saharaui en el Estado espaol, tanto el PSOE como el PP la han defendido cuando estaban en la oposicin, y han defendido los intereses comerciales cuando de ellos dependa el gobierno.

La pelota est entonces en nuestro tejado. Exijmosle al gobierno espaol que presione a Marruecos para que respete la legalidad internacional y los derechos humanos en el SO; que haga todo lo posible por una solucin del conflicto justa para un pueblo al que nunca debi haber dejado abandonado a su suerte.

Ana Rincn es activista de En lucha

Fuente: http://www.enlucha.org/site/?q=node/15528



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter