Portada :: Espaa :: 29-S Huelga General en Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-01-2011

Algunos apuntes sobre debate ideolgico, marcos conceptuales y de lenguaje

Daniel Hernando Berger
Rebelin


Recientemente tuve ocasin de acudir a una reunin informal de algunos compaeros en la cual se departa sobre las elecciones municipales del 22 de Mayo, en esta conversacin se abordaron distintos aspectos de dichos comicios y se esgrimieron distintas encuestas electorales y a travs de las cuales analizbamos nuestra situacin, perspectivas y perfil de nuestros votantes y, precisamente sobre esta cuestin, haba cierta polmica establecindose, divergencias serias sobre lo que se crea que era el perfil de nuestras bases sociales, sobre nuestro discurso y lo que representbamos para la poblacin. Fruto de posteriores reflexiones sobre sas y otras conversaciones me he decidido aventurarme escribiendo este artculo.

El lenguaje como elemento ideolgico

Althusser, en su libro Ideologa y aparatos ideolgicos de Estado, inclua el lenguaje dentro de los aspectos ideolgicos, y este planteamiento, no siendo original suyo, no carece de razn, una palabra tiene un significado etimolgico, cuando diversas palabras se juntan para formar una oracin, sta tambin tiene un significado, un mensaje. Pero no debemos pararnos ah, debemos indagar ms all, ms profundo. Esa palabra, esa oracin transmite un concepto, los conceptos transmiten ideas ms complejas que estn vinculadas a otros conceptos y que junto a estos estn encuadrados en determinado marco ideolgico, y todo marco ideolgico, como no puede ser de otra manera, est al servicio de una ideologa concreta, cualquier sistema ideolgico est al servicio de una clase social concreta y no es ms que la teorizacin ms o menos refinada y completa de los intereses y modelo de esta clase social.

Un debate dentro de un marco, se realiza conforme a su ideologa

Al haber aceptado estos marcos conceptuales como si fueran neutros, hemos asumido, por tanto, librar las batallas polticas dentro del marco de la ideologa burguesa, conforme a sus valores e intereses, en un marco en el cual estamos indefensos y no podemos sino batirnos en retirada. Pero la cuestin es que libramos una batalla, en el campo y con las armas elegidas por el adversario, en un conflicto completamente asimtrico, esto es un completo error. Sun Tzu estableca que slo se han de librar las batallas de cuya victoria estamos seguros, sta es una batalla que si la libramos conforme a sus normas, perderemos, pero quin ha dicho que esta batalla haya que librarla conforme a esas normas, en esos marcos. Desde la izquierda hemos asumido que estos son los marcos, pero esto no es ms que una consecuencia de la derrota ideolgica que hemos sufrido, una derrota temporal y transitoria, pues la historia avanza de nuestro lado.

Quien en cualquier conflicto lleva la iniciativa obliga al enemigo a actuar conforme a sus criterios, a estar a la defensiva. Las condiciones en cualquier conflicto son mutables como el agua, debemos cambiarlas, mutarlas, pero para ello debemos abandonar una actitud de derrota, si creemos que estamos siendo vencidos no hay victoria posible, son las contradicciones del sistema las que estn a la vista, no las nuestras; cmo es posible entonces que nos encontremos sin conseguir que el discurso de clase, de izquierdas se abra paso, es porque, precisamente, nos seguimos moviendo en el seno de estos marcos, marcos que es necesario, preciso romper: defender lo pblico, los derechos de la clase obrera, la transformacin socialista de la sociedad no es un crimen y quienes as obramos no somos criminales, aunque hayamos llegado al punto tras la derrota ideolgica sufrida por la cada del muro de asumir que casi lo ramos. Podra aducirse que combatimos y discutimos esos conceptos pero desde la cada del referente socialista mundial que era la URSS, la actitud frente al avance ideolgico del capitalismo fue en la mayora de la izquierda hacer praxis del qui tacet consentire videtur.

Cambiar el marco y el enfoque

El nacimiento o surgimiento de un determinado proceso, determina en gran medida su ulterior desarrollo, cuando se plantea un debate, prima pues cambiar el enfoque, el marco en el cual se desarrolla el debate, librar la batalla conforme a nuestros intereses segn nuestros propios trminos e intereses, nadie se enfrentara a un caballero embutido en acero que esgrime una espada, armados nosotros con un tenedor, es un combate del cual saldremos perdedores y slo libraremos este combate si no queda otra alternativa. En el conflicto y en el debate polticos, la situacin se nos plantea de manera similar si puedo elegir unas armas ms favorables a una causa justa como es el progreso de la humanidad por qu no hacerlo? Cuando la reaccin habla de libertad individual y dice que nosotros la atacamos, asumimos que as es, falso!, atacamos la libertad de unos pocos para oprimir y esclavizar a muchos, los comunistas queris destruir la familia; el capitalismo destruye la familia, por lo que no podemos ser nosotros los responsables. Elijamos el marco ms adecuado a nuestra ideologa, no aceptemos el enfoque ofrecido por la derecha porque es una trampa, si, segn Clausewitz, la batalla es la anormalidad en la guerra y la ausencia de sta la norma, debemos slo librar las batallas que nos interesen conforme a nuestro discurso y fuerzas, debemos convertir los puntos dbiles del enemigo de clase en el sitio a atacar, exponer su incoherencia de manera pblica y hacer de su debilidad nuestra fortaleza, pero para ello primero debemos convencernos de que la izquierda debe abandonar el autoexilio de nuestro lenguaje, nuestra historia y de nuestra doctrina, slo as venceremos, la cuestin es que nos demos cuenta.

Bibliografa

Antonio Gramsci /Notas crticas sobre un intento de Ensayo popular de sociologa.

Louis Althusser/Ideologa y aparatos ideolgicos de Estado.

George Lakoff /No pienses en un elefante.

Carl Von Clausewitz /De la guerra.

Sun Tzu /El arte de guerra.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter