Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-01-2011

Hijos del uranio

Nazann Amirian
Pblico


De repente, el sol se enfri. Las mujeres embarazadas paran hijos sin cabeza, y las cunas, avergonzadas, se refugiaban en las tumbas. Luego, los caminos se perdieron en la oscuridad: El sol haba muerto.

Es la escalofriante imagen de la desolacin recitada por la poetisa Forugh Farrojzad, que describe el dolor de miles de hijos, madres y padres en Irak, Afganistn y las tierras de la antigua Yugoslavia; aquello que va ms all del sufrimiento natural causado por la barbarie de una guerra cualquiera.

Deformados, sin ojos o extremidades, as nacen los nios del uranio, ocultos tras las cenizas de los misiles, frutos del experimento con una nueva arma de destruccin masiva: el uranio empobrecido.

Este material fue utilizado por primera vez que se sepa en la Guerra del Golfo (1991), durante la cual aviones de EEUU lanzaron sobre los civiles iraques explosivos con una radioactividad equivalente a siete bombas de Hiroshima. Se descubri entonces un cuadro de enfermedades desconocido, apodado Sndrome del Golfo, en los veteranos angloestadounidenses y sus hijos, que venan al mundo con severas malformaciones. Los mismos sntomas detectados ms tarde en Yugoslavia y Afganistn tras bombardeos de la OTAN.

El uranio empobrecido se utiliza para revestir los tanques y los proyectiles, por su densidad y capacidad de perforar hasta rocas. Se polvoriza al impactar contra el objetivo, contamina aire, agua y tierra y permanece incrustado en los genes de todo ser vivo durante generaciones. As, nadie olvidar la leccin. Se trata de un desecho radiactivo derivado de la produccin del combustible de los reactores atmicos, cedido gratis por las empresas nucleares a la industria militar para as ahorrarse los costes del almacenamiento. Los cementerios nucleares sern los pases invadidos.

Lejos de ser un dao colateral, los pueblos son el principal objetivo del uso de esta arma. Al convertirlos en incapacitados, se garantiza un dominio prolongado sobre ellos y sus tierras. De este modo, usan una arma nuclear disfrazada de convencional ante una Justicia internacional que centra su mirada en minsculos dictadores, desviando la atencin pblica del terrorismo de Estado de los seores de las grandes guerras genocidas.

Fuente: http://blogs.publico.es/puntoyseguido/113/hijos-del-uranio/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter