Portada :: Espaa :: Proceso en Euskal Herria
(el Pueblo quiere la paz)
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-01-2011

Subversiones
La rendicin

Robert de Mombeltrn
Rebelin


Y cmo habran de ser los trmites a cumplir para que "la bestia etarra" aparezca vencida, desarmada y cautiva? Cmo y adnde deberan dirigirse? A un plat televisivo en un programa de mxima audiencia? Irrumpir en el hemiciclo de las Cortes espaolas con los brazos en alto y el DNI en la boca? Y quines? Toda la plana mayor y la totalidad de la militancia, desde los "generales" hasta el ltimo "cachorro" recin incorporado a filas? Y cabran todos en un espacio relativamente difano?

Cmo habra de ser la puesta en escena? Con los rostros descubiertos, feos y afligidos? En el condado de Trevio bajo supervisin de la Junta de Castilla y Len y la Diputacin burgalesa? Maniatados y con capirote posando para la prensa?

Y la entrega de las armas? Las hubiesen transportado en una caravana de camiones desde cada uno de los zulos y depositado en una verde pradera delante de un panel de sponsors? Un jugoso montn de fusiles, tres misiles!, pistolas, explosivos, pasamontaas, cables, pilas y temporizadores?

Y la dramaturgia del mea culpa? Tendran que pedir perdn por haber sido tan "canallas" y "sanguinarios". Por no haber considerado el dao que "gratuitamente" infligan? Y tambin tendran que hincar sus rodillas, uno a uno, ante su borbnica majestad? Quiz, rompiendo el protocolo, recibieran un abrazo "campechano" de "reconciliacin" por parte del regente? Y entonar el Cara al sol, brazo en alto, como escarmiento? Un apretn de manos con "talante" de un Zapatero pletrico y triunfal?

Se les "perdonara" por el gesto histrico de buena voluntad o se les aplicara la doctrina Parot hasta pudrirse en las crceles "democrticas" del Estado espaol? Sin linchamiento, quedara conforme el auditorio envenenado por el odio y la venganza?

Y los torturadores, habran de aprender, entonces, modales civilizados u ocuparan ahora ellos las celdas?

Y los guardaespaldas pasaran tambin a engrosar las colas de parados en las oficinas del INEM? Y Fernando Savater, como tantos otros, no lamentara perder su estribillo e incluso el sentido de su vida? Echara el cierre la Audiencia Nacional y Grande-Marlaska, Velasco y compaa seran becados para impartir seminarios de Derecho "democrtico" en la Universidad de Columbia?

Y los pinges beneficios de todos aquellos que vivan del miedo?

El euskera, por fin, sera un dialecto extico y San Sebastin de Guipzcoa y Villafranca de Ordicia? Y los presos? Pagaran cara su "gamberrada" secular? Y los muertos de uno y otro lado habran cado por una simple y sostenida broma macabra de un descerebrado colectivo? Cuntos locos entonces habitan el Pas Vasco y Navarra? Acaso, se hered la demencia, generacin tras generacin, en la sangre del grupo B negativo?

Y Aznar, Rajoy, Acebes y su comparsa no se pondrn celosos e incluso rabiosos por haber perdido la ocasin histrica o histrica de exhibir, a ttulo personal, tan suculento trofeo de caza? O se sentiran definitivamente hurfanos y vacos de contenido? Tal vez una solemne misa de desagravio en la baslica de Cuelgamuros, concelebrada por monseor Rouco Varela, Caizares y el mismsimo santo padre Benedicto?

Y quin pondra el precio del fin de la violencia? El Banco de Santander, el BBVA o el Banco Ambrosiano rescatado del infierno? Y si adems le creciera, por relax, el pelo al seor Rubalcaba y, por contra, le mermara de su boca la manipulacin y la mentira? Y... etctera, etctera.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter