Portada :: frica :: Revueltas en el norte de frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-01-2011

Tnez
Destituyen al Ministro del Interior y decretan toque de queda mientras aumenta la protesta popular

Jos Daniel Fierro
Rebelin


El rgimen dictatorial de Tnez se tambalea, pero an pretende demostrar que est vivo. Ayer, al tiempo que desplegaba al ejrcito por diversas partes del pas y en los puntos ms sensibles de la capital, el presidente Zine El Abidine Ben Ali destitua a su ministro del Interior, Rafik Belhaj Kacem, decretaba la liberacin de los manifestantes detenidos durante los ltimos das, prometa una investigacin de los hechos de violencia y estableca el toque de queda en la capital.

Pero las medidas llegan muy tarde y nadie parece prestarles atencin, salvo ese sector disidente que parece albergar el seno del ejrcito y probablemente sus valedores: Francia y Estados Unidos. Segn fuentes de la oposicin el Jefe del Estado Mayor del Ejrcito de Tierra, el general Rachid Ammar, habra sido cesado en sus funciones por negarse a que sus soldados sirviesen para reprimir al pueblo y por expresar sus reservas al uso excesivo de la fuerza contra las manifestaciones.

Mientras tanto los tunecinos continuaron sus protestas en las calles demandando pan, trabajo y democracia, pero frente a la brutal represin policial hallaron un ejrcito que en muchos lugares les protega. En varios vdeos que circulan por Internet se puede ver a mandos militares y a convoyes del ejrcito en sintona con los manifestantes. En la localidad de Thala, la abogada Mounia Boualila relataba que el ayuntamiento demand la proteccin de los militares despus de que la polica hubiera llevado a cabo actos violentos e intimidatorios contra la poblacin local. La abogada, que habl de un total de 9 muertos en la ciudad desde la noche del sbado, explic tambin que el lunes por la tarde fuerzas policiales secuestraron tres cadveres de manifestantes asesinados horas antes en la comisara () y que igualmente trataron de hacerse con los cuerpos de otras cinco vctimas de las balas, amenazando a los cortejos fnebres que se dirigan al cementerio. Los soldados intentaron razonar con los policas, mientras nosotros discutamos y, finalmente, conseguimos enterrarlos discretamente.

El papel del ejrcito constituy ayer una importante novedad para los manifestantes. Mientras las fuerzas policiales permanecen fieles a Ben Ali, los militares parecen guardar la distancia. Ya el lunes una decena de soldados montaron guardia frente a los juzgados de Kasserine (una de las ciudades ms castigadas por la represin) tanto para prevenir disturbios en su interior como para proteger a los abogados, segn relataron numerosos testigos.

Por su parte los abogados tunecinos, uno de los colectivos ms activos y castigados por la dictadura, trabajan actualmente en la realizacin de un informe lo suficientemente slido para presentar una denuncia ante la Corte Penal Internacional, segn informaron a Mediapart.

Huelgas y toque de queda en la capital


La central sindical mayoritaria en el pas, la Unin General de Trabajadores Tunecinos (UGTT), anunci tambin la convocatoria de huelgas territoriales y sectoriales por todo el pas. Para el viernes hay un paro general convocado en la capital.

Pero mientras la poblacin se muestra cada vez ms activa y con menos miedo, el nuevo ministro del Interior insiste en acabar con las protestas a cualquier precio. Durante el da de ayer se reportaron nuevas vctimas, dos fallecidos en Douz (550 km. al sur de la capital) en el transcurso de una manifestacin, y otras cuatro o cinco personas resultaron heridas, segn explic a la agencia France Press un testigo presencial. Aunque las cifras reales sern mayores con toda seguridad a tenor del nmero y la dureza de los enfrentamientos habidos durante la jornada (la cadena Al Jazeera recoga en un mapa 20 ciudades donde se tenan datos sobre disturbios).

Para tratar de evitar ms actos de rechazo al rgimen, las autoridades decretaron el toque de queda en la capital y la periferia entre las 8 de la tarde y la 5:30 de la maana, y por tiempo indefinido. A pesar del anuncio, las protestas de jvenes derivaron este mircoles en violentos enfrentamientos con las fuerzas represivas, que se alargaron por encima de la hora del toque de queda. Segn informaron fuentes sindicales y de los partidos de oposicin, en tres barrios de la zona norte de la capital decenas de jvenes se enfrentaron con piedras a la polica.

Por otra parte, las mismas fuentes sealaron que en la cuenca minera de Gafsa (en el centro oeste del pas) se reanudaron los enfrentamientos, que la noche anterior haban dejado un saldo de siete muertos en esa regin, segn los sindicatos.

En la ciudad de Beja, 100 kilmetros al sur de la capital, los participantes en la protesta quemaron una comisara y la sede regional de la RCD (partido en el poder).

En Kasserine, donde los enfrentamientos del lunes causaron varios muertos, se decret tambin el toque de queda y se produjeron disturbios tras la visita del ministro de Sanidad, Monder Zenaidi, al hospital donde se encuentran ingresados los heridos.

En Feriana, grupos de manifestantes provocaron el incendio de dos sucursales bancarias, y asaltaron dos farmacias y varios comercios.

Tambin en la localidad de Jenduba fue pasto del fuego una oficina de Correos.

Temores por lder opositor


Pese al anuncio de liberacin de los detenidos, el lder del Partido Comunista de los Obreros de Tnez (PCOT), Hamma Hammami, fue arrestado ayer al medioda en su domicilio. Segn relat su esposa, la abogada Radhia Nasraoui, al diario Le Matin una veintena de hombres, vestidos de negro, se llevaron a mi marido y a dos de nuestros amigos abogados que estaba con l. Nasraoui, presidenta del Comit contra la Tortura, aadi que tema por su vida pues la polica ya haba matado a un familiar en la puerta de su comercio, en la ciudad de Thala. Ella misma haba sido agredida la vspera mientras se manifestaba en el centro de la capital: haba centenares de pols de paisano y adems brigadas de antidisturbios. Un grupo se lanz sobre mi e intent arrancarme de all. Felizmente, mis compaeros y compaeras consiguieron protegerme. Pero he visto a la polica golpear a los manifestantes, cebndose especialmente con las mujeres.

Nasraoui asegur que nadie puede decir como van a evolucionar los acontecimientos, pero una cosa es segura, las manifestaciones van a continuar.

Ausencia de perspectiva poltica


Nuestro gran problema es la falta de perspectiva poltica, asegur Nizar Amami, sindicalista de la UGTT. Ningn partido aparece, el Partido Demcrata Progresista (PDP, oposicin legal) es demasiado dbil, la UGTT tiene que sustituir a la oposicin para lanzar consignas de organizacin, acciones de solidaridad, pero como proyecto... lo que hay es un rgimen verdaderamente debilitado, nunca se haba visto eso. Desde el principio los lemas de las manifestaciones se dirigieron contra Ben Ali y su familia (en concreto el clan de su mujer, Leila Trabelsi), que la gente ya no acepta. Por eso la polica tir a matar, porque los dirigentes tienen miedo.

Las seales enviadas por el ejrcito, en este contexto, son muy importantes. A nosotros nos toca trabajar para compensar la debilidad de la oposicin poltica, aadi.

Fisuras en el poder


Otro hecho indito en Tnez son las crticas al gobierno (que es decir al presidente) por parte de los partidos de la coalicin en el poder, que legitiman y mantienen la dictadura. La Unin Democrtica Unionista (UDU) demand tras los hechos del fin de semana una accin urgente del presidente y exigi acabar inmediatamente con los disparos policiales contra los civiles. Al tiempo exigi el procesamiento de toda persona que hubiera ordenado el uso de armas de fuego.

Por su parte el Movimiento Ettajdid se mostr conmocionado por la peligrosa escalada de la violencia y pidi a Ben Ali medidas urgentes para ponerle fin.

Dos posicionamientos, fuertes para el estrechsimo contexto poltico tunecino, que no hacen ms que poner en evidencia las contradicciones existentes en el seno del rgimen dictatorial del pas.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

rCR



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter