Portada :: frica :: Cuerno Africano
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-01-2011

El rgimen de Somalia contrata grupos mercenarios enraizados en el Apartheid

Glen Ford
Black Agenda Report

Traducido para Rebelion por Mariola y Jess Mara Garca Pedrajas


Incluso el parlamento ttere de lo que queda del Estado somal se rebel contra la asociacin con mercenarios de la infame corporacin Saracen International, cuyos lderes aprendieron el oficio en los escuadrones de la muerte del Apartheid. El parlamento exigi la ruptura del contrato con los soldados de fortuna. El mini-Estado somal, apoyado por EEUU, depende de las tropas ugandesas para su supervivencia. Los estadounidenses y sus marionetas han sido derrotados por algunas de las guerrilas ms pobres del planeta.

Los soldados de fortuna de Saracen han sido empleados para derrocar o apuntalar gobiernos en todo el continente.

Aunque es difcil creerlo posible, la poltica de EEUU en Somalia est empujando al pas de frica Oriental ms profundamente en el abismo. El rgimen marioneta, apoyado por EEUU, que controla slo algunos barrios de la capital, Mogadiscio, y que no podra sobrevivir ni un da sin la proteccin de los soldados ugandeses, ha contratado adems hasta cinco organizaciones mercenarias extranjeras para hacer la guerra contra su propio pueblo. Tan profundo es el hedor de esta situacin, que el parlamento marioneta ha reculado en su decisin. La pasada semana los legisladores exigieron que los restos del Estado somal finalizaran tratos secretos con los mercenarios, que se piensa que estn acuartelados en el aeropuerto de Mogadisicio.

Los mercenarios contratistas incluyen a la infame corporacin Saracen International, cuyos orgenes se remontan a los criminales escuadrones de la muerte organizados por el rgimen de la minora blanca en Sudfrica. Los soldados de fortuna de Saracen han sido empleados para derrocar o apuntalar gobiernos en todo el continente. Sus servicios tienen un alto precio y no slo se trata de las vidas de los africanos que asesinan-. La operacin Somal se cree que est financiada en parte por el ala derecha del gobierno de los emiratos rabes y por el sultn de Omn, que derroc a su propio padre con la ayuda de mercenarios blancos. La implicacin del Estado rico en petrleo del Golfo ha sido confirmada por las notas de prensa del propio rgimen de Mogadiscio, en las que se dice que el dinero para los contratistas ha sido proporcionado por algunos pases musulmanes.

Cuando no se dispone de dinero en metlico, se dice que Saracen International tambin acepta el pago en recursos nacionales, como derechos de explotacin de pesca o petrleo. Los mercenarios privados tambin tienen contratos con el gobierno separatista de la regin de Puntland, en Somalia.

Se dice que Saracen International tambin acepta el pago en recursos nacionales, como derechos de explotacin de pesca o petrleo.

EEUU ha expresado un tibio desagrado diplomtico por los contratos de servicios de seguridad hechos por el rgimen marioneta. Tal vez esto sea porque Saracen no est en la lista del Departamento de Estado de EEUU de sus corporaciones de mercenarios ms favorecidas, de las cuales hay muchas que tienen su cuartel general en el rea de Washington, D.C. Pero lo que s es cierto es que Uganda est preocupada por estos contratos con mercenarios. Al ejrcito ugands se le han pagado muchos millones de dlares para mantener la carretera entre el aeropuerto y el enclave del pequeo gobierno somal en la ciudad abierta. El comportamiento del ejrcito ugands ha sido precisamente el de un mercenario, y no le gusta la competencia privada.

Etiopa, que invadi Somalia en 2006, instigada por EEUU, est tambin entrenando a jvenes somales para que acten como milicias progubernamentales, como ha hecho el rgimen de Kenia, apoyado por EEUU. La Administracin Obama, como la banda de Bush antes que ella, est decidida a que ningn gobierno islamista llegue al poder en Somalia. Pero es tan profundo el nacionalismo somal y su odio a las injerencias extranjeras, que los estadounidenses y sus marionetas han sido derrotados por algunas de las guerrillas ms pobres del planeta.

Si hubiera una gota de sentimiento humanitario en el corazn del presidente Obama por el bienestar del pueblo de Somalia, acabara con esta tortura cruel de una nacin entera. Pero Obama coincide con dcadas de poltica de EE.UU. en frica, que pueden resumirse en una frase. Lo que EEUU no puede controlar, hay que sumirlo en el caos.

Fuente: http://www.blackagendareport.com/?q=content/somali-regime-hires-mercenary-outfit-rooted-apartheid

rCR



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter