Portada :: frica :: Revueltas en el norte de frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-01-2011

Una imagen sobre la barbarie
Las ltimas fotografas de Lucas Dolega

Jos Daniel Fierro
Rebelin


El lunes falleci en Tnez el fotgrafo franco-alemn Lucas Mebrouk Von Zabiensky (Dolega), de 32 aos de edad.

Dolega, colaborador desde 2006 de la agencia European Pressphoto Agency (EPA), haba llegado al pas la noche del pasado jueves a tiempo para ver al sanguinario Ben Ali afirmar en televisin haber dado orden a la polica de no disparar contra los manifestantes que desde haca semanas reclamaban trabajo y democracia.

El joven fotorreportero tom sus ltimas imgenes al da siguiente, mientras cubra la concentracin de protesta que se estaba desarrollando frente al Ministerio del Interior [1]. Cuando los mandos policiales mandaron cargar contra los concentrados (conforme a las verdaderas directrices del dictador, no a la mascarada de la noche anterior hecha para engaar al pueblo), la gente huy como pudo.

Lucas capt con su objetivo la entereza de un pueblo despojado del miedo, la dignidad cabal de las mujeres, la miserable cobarda de policas uniformados y de paisano apaleando a jvenes [2]. No tuvo tiempo para ms. Un cachorro de Ben Ali le dispar a bocajarro una granada lacrimgena, que impact en su rostro. "Lucas falleci en el ejercicio de su pasin y de su oficio", asegur la familia en un comunicado.

Herido en el ojo y la sien izquierda, fue operado esa misma noche en el Instituto Nacional de Neurociruga de Tnez. Desde ese momento entr en coma, y el lunes se diagnostic su muerte cerebral.

El lder opositor Moncef El Marzouki, presidente del Congreso para la Repblica (CPR), ha pedido que se procese al dictador por los crmenes cometidos contra los treinta opositores tunecinos muertos por torturas y los cien tunecinos asesinados durante los ltimos sucesos. Pero la complicidad de sus aliados extranjeros cmo habra de juzgarse?

Hace unos aos, durante un paseo nocturno por la tranquila y turstica Hammamet, una extranjera me confes sentirse ms segura al contemplar apostados en la calle alguno de estos policas. Y no le faltaba razn, los perros nunca muerden la mano que les da de comer. Occidente les prodigaba el alimento a travs del turismo -publicitando la cara amable de un rgimen desptico y corrupto- para que los extranjeros pudieran deambular tranquilos por ese paraso de papel couch. Cuantos ms y mejores negocios se hacan con la Familia de Ben Ali, tanto ms desesperante se tornaba la situacin de los tunecinos. Y de ese modo, a falta de otra vianda, el pueblo fue alimentando su rebelda.

Notas:

[1] Tnez: la lgica en cuclillas. http://rebelion.org/noticia.php?id=120398

[2] Ver sus ltimas imgenes en: http://www.facebook.com/album.php?fbid=1831341829839&id=1429184254&aid=2112772

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter